Por falta de comida, Siria autoriza comer gatos, burros y perros

Por falta de comida, Siria autoriza comer gatos, burros y perros

17 de octubre del 2013

A través de un ‘Fatwa’, o decreto islámico, líderes religiosos autorizaron a los ciudadanos víctimas de desabastecimiento alimentario la posibilidad de alimentarse con carne de gato, burro y perro, como medida “dolorosa” ante la falta de comida por los bloqueos resultado de la guerra civil.

Estos animales son considerados impuros por el Islam, pero la crisis humanitaria que afecta a las principales ciudades sirias, incluyendo a la capital Damasco, ha obligado a tomar esta medida irregular.

“Nuestra fe autoriza a comer gatos, perros y burros porque la gente no tiene alimentos ”, señaló el edicto de un grupo de mulá.

Desde entonces, esta semana han sido sacrificados varios perros y asnos con ocasión del inicio del mes que realiza el peregrinaje a La Meca. La ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) pidió “voluntad política” para que se permita el acceso de ayuda humanitaria en Siria.

Entre tanto, la Organización para la Prohibición de Armas Químicas informó que concluyó la mitad de su misión de inspección y destrucción del arsenal químico del régimen en el país árabe.

En medio de inconvenientes de seguridad que han obstaculizado su trabajo, los inspectores han identificado varias plantas activas de almacenamiento y producción de este arsenal, y han procedido a destruir municiones sin cargar e instrumentos para su fabricación.