¿Por qué es mejor no tener sexo en la piscina?

¿Por qué es mejor no tener sexo en la piscina?

22 de julio del 2014

La escena de una pareja teniendo relaciones sexuales bajo el agua, es quizá una de las más frecuentada en el cine porno. La idea de tener un momento íntimo en una piscina, en la ducha o en el mar, llama la atención de muchas parejas que cosieran que puede ser una buena opción para salir de la monotonía sexual.

Sin embargoHuffPost Francia publicó una una lista  de riesgos de tener sexo con la complicidad del líquido vital.

Riesgo de infección 

Según informa el medio de comunicación, el agua del mar, de un lago, río o de una alberca está “plagada de bacterias, algunas de las cuales pueden causar infección al estar en contacto directo con las partes íntimas”. La posibilidad de adquirir una infección, aumenta en una piscina “si el agua no está lo suficientemente limpia y no tiene la cantidad de cloro correcta, te arriesgas muy mucho a adquirir una infección urinaria”, advierte el medio. Lea también: Cuatro claves para saber si una mujer tuvo sexo recientemente

Sexo en el agua: ¿doloroso?

La publicación recuerda que el agua, contrario a lo que se piensa, no ayuda a lubricar, “más bien al contrario: el agua de mar reducirá bastante, e incluso eliminará totalmente, la lubricación natural”.  El medio de comunicación frances señala que los amantes acuáticos “serán víctimas de la sequedad, la irritación y la fricción” Le puede interesar esta información: Los siete males que sufre una mujer sin sexo

Riesgo de adquirir una enfermedad de transmisión sexual

Este escenario lógicamente no es exclusivo de el sexo bajo el agua, sin embargo el riesgo es mayor si se tiene en cuenta que “la fricción causada por la falta de lubricación aumenta el riesgo de que el preservativo se rasgue”.

Según Catherine Solano, médica sexóloga, “ya sea con o sin agua, si no te has hecho la prueba del sida, no estás vacunado de la hepatitis B o si tú o tu pareja no es completamente fiel, hay que usar un preservativo siempre” Su consejo: “Cuando se use un condón para hacer el amor en el agua, hay que ponérselo y que quitárselo fuera del agua”. Lea también: Estudio revela los beneficios del sexo casual

Posiciones peligrosas

La idea de tener sexo en el agua  puede llevar a un exceso de confianza y de querer experimentar lo que no se hace fuera de ella, pero hay que tener en cuenta que el agua disminuye la fricción entre la superficie que pisas y tus pies o calzado.