Se recrudecen protestas en Cataluña

18 de octubre del 2019

Los manifestantes incendiaron elementos sobre las vías.

protestas, Barcelona,

Foto: EFE/Toni Albir

Los disturbios en Cataluña siguen recrudeciéndose, sobre todo en Barcelona, que ya acumula más de cuatro horas de altercados en los que la ciudad se llenó de nuevo de barricadas en llamas, a lo que los Mossos d’Esquadra –la policía autonómica catalana– respondieron empleando gases lacrimógenos y una tanqueta de agua.

“Barricadas arden en llamas a lo largo de la Vía Laietana [en el centro de Barcelona] impidiendo el paso a los vehículos policiales. Hay también diversos fuegos de grandes dimensiones en las calles aledañas”, señalan los Mossos en un mensaje publicado en Twitter.

En respuesta a estas barricadas en llamas, los Mossos utilizaron esta noche por primera vez una tanqueta de agua, herramienta antidisturbios que lanza un potente chorro a presión y que, dado su potencial de destrucción sobre los manifestantes, el cuerpo policial mantenía sin estrenar desde el momento de su compra, en 1994.

Uno de los usos de esa tanqueta tuvo lugar en la céntrica Plaza Cataluña, donde Sputnik pudo presenciar cómo los Mossos usaron el vehículo para apagar las barricadas en llamas y abrir paso a furgones policiales.

Además del uso de la tanqueta, los Mossos d’Esquadra –y en este caso también la Policía Nacional– lanzaron botes de humo y gases lacrimógenos a los manifestantes en la citada Vía Laietana.

Desde aproximadamente las 18.30 (hora local), grupos de manifestantes independentistas se encuentran creando fuegos en distintos puntos de la ciudad y lanzando todo tipo de cosas a la policía, desde escombros o adoquines arrancados del fuego a material pirotécnico.

Según estimaciones de los Mossos recogidas por los medios catalanes, las protestas del centro de Barcelona están protagonizadas por unas 4.500 personas, de las que 500 son consideradas “muy violentas”.

Además de las protestas en Barcelona, también se producen este viernes episodios de enfrentamiento en las otras tres capitales catalanas: Lleida, Tarragona y Girona.

Según datos del Servicio de Emergencias Médicas, 62 personas necesitaron ser atendidos por heridas relacionadas con las protestas en en todo el territorio catalán (41 de ellas solo en Barcelona).

Por el momento existe mucha confusión sobre el número de detenidos y los Mossos d’Esquadra declinaron la invitación de Sputnik a ofrecer una cifra aproximativa.

Cataluña acumula ya cinco días viviendo un ciclo de protesta continua contra la decisión del Tribunal Supremo de condenar por delitos de sedición, malversación y desobediencia a doce líderes políticos y civiles catalanes que fueron enjuiciados por el proceso independentista que llevó al referéndum del 1 de octubre de 2017.

La mayor de las penas impuestas recayó sobre el exvicepresidente catalán, Oriol Junqueras, condenado a 13 años de prisión e inhabilitación absoluta por un delito de sedición agravado por otro de malversación.

Del mismo modo, fueron condenados por sedición en distintos grados –con penas de 9 a 12 años de prisión e inhabilitación– otros cinco antiguos integrantes del Gobierno catalán, además de la expresidenta del Parlamento de Cataluña, y los líderes sociales Jordi Sánchez y Jordi Cuixart.

En un tercer escalón se situaron otros tres exintegrantes del Gobierno catalán, condenados a una multa de 200 euros diarios durante 10 meses por un delito de desobediencia.

Las penas establecidas por el Tribunal Supremo suman un total de 99 años y 6 meses de cárcel.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO