Tenso debate en el Senado

Tenso debate en el Senado

23 de julio del 2013

En la Plenaria del Senado se realizó el primer debate de esta legislatura y uno de los más fuertes de este Congreso. El senador Jorge Robledo acusó al ministro del Interior Fernando Carrillo de estar conspirando contra el Polo Democrático. Aseguró que no es cierto lo que señaló el jefe de la cartera, que encontraron pruebas de una supuesta injerencia en los desórdenes de la protesta minera, Robledo indicó que los mensajes encontrados no indican una promoción a los bloqueos.

El ministro del Interior Fernando Carrillo, le indicó al senador Robledo que si hay evidencia que los jóvenes capturados tuvieron que ver con los desórdenes, pero que “nunca hubo una imputación de manera directa de mi parte, simplemente solicité la investigación de los hechos”

EL jefe de la cartera le solicitó la senador del Polo Democrático, pronunciarse acerca de lo sucedido en medio de las protestas, como los policías lesionados, vehículos incinerados y menores de edad afectados. Agregó que si se quiere perseguir réditos políticos se debe decir abiertamente que en las luchas corporativas de determinados sectores de la economía se esta persiguiendo un objetivo de carácter político. “Lo que hay que examinar es e juego de apostarle obsesivamente al fracaso de un gobierno como ha sido la tendencia reciente, en lo que no tendrán éxito”.

Precisó que este Gobierno ni investiga ni chuza a la oposición, “este Gobierno respeta sus derechos”. Carrillo terminó su intervención diciéndole al senador del Polo “no puedo estar de acuerdo con sus ideas, pero moriría por el derecho que usted tiene a decirlas”

Por su parte el senador Barreras salió en defensa del Gobierno, le dijo a Robledo que su nombre es sinónimo de desastre y no de propuesta, “Creo senador Robledo que usted es un hombre inteligente, dogmático, radical, fanático, incoherente que no le sirve en sus propuestas a Colombia”, precisó que si ha tenido que ver con la violencia, “si senador Robledo usted es responsable de que la agitación social pudiera desbordarse y a cambio de ello no le ofrece ninguna solución a Colombia”.