Tras el video falso de escoltas de las Farc en Ituango

Foto: Captura de video

Tras el video falso de escoltas de las Farc en Ituango

3 de octubre del 2017

Un grupo de hombres dispara pistolas y fusiles sin discriminación mientras otros graban con sus teléfonos celulares. Se observan varios vehículos sin placa y una cabecera de un pueblo que fácilmente puede estar ubicado en Colombia.

Al lado del video, una explicación: “Al parecer esto ocurrió en Ituango con excombatientes de las Farc que hoy son escoltas. De ser cierta esta información sería, además de preocupante, absolutamente grave para el proceso de paz”.

El remitente es el diputado de Antioquia, Norman Correa. A las 5:05 p.m. de este lunes 2 de octubre lo compartió, según le contó a Kienyke.com, con los periodistas que conoce, algunos excompañeros de colegio y hasta con el propio gobernador Luis Pérez. 

A él, aseguró, le llegó “de una fuente de credibilidad”. Un funcionario del gobierno departamental, del que no quiso revelar su nombre, que le manifestó su preocupación por lo aparentemente sucedido en el municipio del norte de Antioquia. 

35 minutos después, alertado por los comunicadores por la veracidad de las imágenes, que realmente fueron grabadas en una celebración de la Virgen de Los Remedios que se llevó a cabo en los estados de Durango y Tamaulipas, en el noroccidente de México, el diputado hace una aclaración: “He observado el video con detenimiento, no se alcanza a ver la placa de los vehículos y el acento de quienes hablan parece mexicano y eso genera incertidumbre, sin embargo una fuente de alto crédito en el Gobierno de Antioquia me dice que la información es cierta, ¡lo que me alarma!”. 

A las 9:49 p.m., tras confirmarlo con las autoridades de Ituango, entre ellos el vicealcalde de seguridad, que hace parte de la estrategia departamental para garantizar la tranquilidad en las zonas donde se concentraron los excombatientes de las Farc, el diputado Correa aclaró lo que ya se sospechaba: Las imágenes no correspondían ni a Ituango ni sus protagonistas eran escoltas del ahora partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común. 

Acto seguido, compartió el comunicado en el que alcalde de esta localidad, Hernán Darío Álvarez, manifestó su rechazo al video que se regó como pólvora por whatsapp y luego por Twitter, y señaló: “verificada la información con autoridades en la materia, se pudo constatar que el lugar, el contexto y los hechos no corresponden a ninguno de los escenarios de esta población, ni de ninguna región de Colombia”. 

Según el diputado, su fuente, tras ser notificada del verdadero origen del video, manifestó que “tenía información de que había ocurrido algo en Ituango, pero no se corresponde con lo que muestran las imágenes”. 

Lo que le ocurrió al diputado Correa es una muestra más de lo fácil que es caer en una cadena de mensajes falsos por medio de redes de comunicación como whatsapp, y de la responsabilidad que tienen los funcionarios públicos al replicarlas. 

“A mí me llegó por una persona cercana, pero al finalizar la noche me llegó también por un amigo de un movimiento cívico”, contó Correa, quien a esas horas ya tenía cómo responderle con la información verificada. 

“Esta es una lección. Me puse en la tarea de verificar con los amigos periodistas que conocen Ituango de manera personal y se pudo desvirtuar la información. Cuando la compartí digo ‘al parecer’ y ‘de ser cierta la información, sería muy grave’, pero me puse en la tarea de confirmar los hechos y este es el resultado”, manifestó. 

El diputado agradeció que el departamento cuente con el mecanismo de las vicealcaldías “que permite tener información verás y controlar los sucesos que ocurren en estas zonas”. 

Sin embargo, pese a que desde la noche del martes se sabe que el video no fue grabado en Ituango ni sus protagonistas son de las Farc, en Twitter se sigue multiplicando como si así lo fuera. Incluso los usuarios denuncian que la red no se los deja publicar. 

Este es un nuevo llamado para evitar compartir información sin tener la certeza de que es completamente verídica. Por el momento, los únicos capaces de combatir las noticias falsas son los usuarios y más en plataformas como whatsapp, en las que sus administradores aún no cuentan con herramientas para denunciar el contenido falso.