“Una ventiañera me acosó en el Metro de Medellín”

“Una ventiañera me acosó en el Metro de Medellín”

2 de junio del 2016

En redes sociales circula el video de un testimonio de un joven que asegura haber sido acosado en el Metro de Medellin.

“En ese momento quedé completamente en shock, me sentí extraño y no supe qué reacción tomar. No es que no me gusten las mujeres, per no ando cogiéndome a desconocidas”, dijo a KienyKe.com Edwin Mejía Cuartas, humorista del canal de YouTube Internautismo Crónico.   

Vea también: Divertido video sobre acoso sexual contra hombres enciende debate en internet

El hecho se registró el pasado 27 de mayo, en hora pico.

“Estaba recostado al lado de una de las puertas y la pelada se subió en la estación Sabaneta. Tenía unos 20 o 22 años y se hizo delante de mí, dándome la espalda. Fue inevitable el contacto físico a medida que se iba llenando el vagón y su trasero iba rozando cada vez más con mis genitales”, contó el joven.

Además: ¿Hubo un romance entre el Defensor del Pueblo y la mujer que lo acusa?

Pese a que es poco común que los hombres sean las víctimas de acosos en el transporte público, Mejía dijo a este medio que “no descarto la posibilidad de denunciar, veo más valioso el debate que se puede generar. Se debería visibilizar que las víctimas de acoso no son solo las mujeres”.

Vea también: ASTRID CRISTANCHO: MUJERES Y HOMBRES VÍCTIMAS DE ACOSO DEBEN DENUNCIAR

Pese a que en redes sociales le pidieron disfrutar del momento y no denunciar, el humorista considera que es necesario poner el tema sobre la mesa y hablar de la verdadera equidad de género.

“Tuve una erección. Fue involuntario. Pero esa muchacha trigueña y delgada, de cabello negro y largo, no reaccionó al percatarse de la incómoda situación que yo no estaba buscando”, confesó.

“La gente en redes sociales me ha cuestionado. ¿Qué por qué no me moví?, no había forma. Tenía miedo y solo opté por congelarme porque no quería formar un escándalo”.

La víctima de este acoso explica que prefirió ignorar el hecho para evitar un problema

“Viendo otros casos de ese tipo, a quién le iban a creer más, ¿a la muchacha bonita o al tipo de la erección?”, señaló.

La situación tuvo un desenlace inesperado. “Antes de bajarse en la estación Alpujarra, se volteó, me sonrió y me mandó la mano a los genitales. Mi reacción fue de sorpresa e impresión”.

Finalmente reflexiona:  “Es que la sociedad nos ha enseñado que suele ser al contrario, que nosotros somos los que acosamos, y no supe como responder, tal vez por prejuicios. Nunca había escuchado sobre un caso similar, pudo haber pasado, pero los hombres por vergüenza tal vez no hablan”.

Como Edwin Mejía Cuartas trabaja para un canal de YouTube que hace humor, se ve obligado a aclarar: “Pertenezco a Internautismo Crónico, hago entretenimiento pero hay que aclarar que esto no es una broma ni un experimento social. Es personal y debería ser el punto de partida para confrontar posiciones y empezar una labor pedagógica”.