“El cese al fuego debe ser permanente”: Ceballos sobre el Eln

Publicado por: carol.velasquez el Mar, 31/03/2020 - 09:35
Share
Miguel Ceballos, Alto Comisionado de Paz, conversó con Kienyke sobre la situación de esta insurgencia.
Eln

Por cuenta de la crisis que ha generado el coronavirus en Colombia, la guerrilla del Eln anunció el día de ayer un cese al fuego unilateral; además el Gobierno anunció que designó como gestores de paz a los exlíderes de esta insurgencia Francisco Galán y Felipe Torres, tras remover su orden de captura.

En ese sentido, en diálogo con Kienyke.com el Alto Comisionado de Paz, Miguel Ceballos, explicó la reacción del Gobierno respecto al anuncio del Eln y las condiciones bajo las cuales se hizo el nombramiento de estos dos personajes como promotores de paz.

Una decisión tardía por parte del Eln

El comisionado de Paz manifestó que desde el Gobierno Nacional consideró que fue una decisión tardía por parte de esta insurgencia declarar cese al fuego unilateral solo un mes. 

“Nosotros consideramos que fue una decisión tardía por parte del Eln, nosotros llevamos más de 15 días en aislamiento voluntario y ahora en aislamiento obligatorio seis días y solo hasta casi medio mes después el Eln toma la decisión que ha debido tomar desde hace mucho tiempo y es permitir que en las comunidades donde hay necesidad y contención del virus no haya presencia de acciones armadas”, manifestó Ceballos.

Además, manifestó que “ese cese al fuego debe ser permanente” porque la situación del Covid-19  no se va a resolver solo en ese tiempo.

“El coronavirus va durar más de un mes y por eso los colombianos esperan que el cese y las acciones criminales del Eln sean permanentes, al igual que las acciones de otros grupos”, expresó.

¿Se podrían retomar las negociaciones de paz con el Eln?

De acuerdo a Ceballos, el Gobierno mantiene sus condiciones bajo las cuales siempre ha manifestado que reiniciaría la mesa de diálogos con esta guerrilla.

“No basta declarar cese al fuego, ya que debe estar acompañado de las acciones que siempre ha exigido el Gobierno que son la liberación de todos los secuestrados y el cese de todas las acciones criminales”, señaló Ceballos.

En ese sentido, el comisionado de Paz mencionó a Tulio Mosquera Asprilla, excalde del Alto Baudó en Chocó, y a Fredy Rangel, conductor de una empresa, que siguen secuestrados hace cerca un año y aún no ha sido liberado por parte del Eln.

"Recordar que el Eln mantiene menores de edad en sus filas, y eso en el contexto de una crisis como esta no es aceptable y también sigue instalando minas antipersonal", indicó.

Y agregó: "El cese al fuego debe estar acompañado de actos concretos que muestren la voluntad de paz real de este grupo, y no basta con que anuncien ese cese al fuego". 

Francisco Galán y Felipe Torres: de la guerrilla a promotores de paz.

“El Gobierno en esta coyuntura, en la cual la prioridad es preservar la vida, consideró que estas dos personas que han demostrado, con su historia de vida, querer un cambio al dejar las armas y al convertirse en colaboradores para buscar la paz, en este momento designarlos como promotores de paz”, manifestó Ceballos.

En ese sentido, manifestó que este es un muy importante mensaje del Gobierno Nacional porque en este momento ya no hay lugar para los actos violentos de ningún grupo, sea el Eln, sea el Clan del Golfo, sea las disidencias de las Farc o los Pelusos.

“Cuando hay una emergencia de este tamaño donde hay que salvar vidas cualquier acto armado que se interponga frente a las comunidades, frente a las necesidades que tienen de alimentación, producción agrícola, de acceso a la salud pues no es aceptable. En ese contexto, el Gobierno había tomado la iniciativa de hacer esta designación, luego es que viene el anuncio del cese unilateral”, afirmó Ceballos.

¿Por qué decidieron remover la orden de captura contra estas dos personas?

El pasado 22 de febrero, por orden de un juez penal del circuito especializado de Cali, la Policía Nacional capturó en Medellín (Antioquia) a Mario Pieschacón Negrini, conocido 'Francisco Galán', hoy exintegrante del Eln.

Por otro lado, Carlos Arturo Velandia, quien militó en esa guerrilla y es uno de los excomandantes más conocidos con el nombre de ‘Felipe Torres’, también tiene procesos judiciales. Ambos han estado en la cárcel y también han realizado trabajos como gestores de paz en Gobiernos anteriores.

Por cuenta de estos procesos judiciales, el comisionado Ceballos manifestó que jurídicamente en Colombia la legislación permite el nombramiento lo que se llaman promotores o gestores de paz, y desde el año 2009, se puede solicitar que se suspenda su orden de captura.

“En este caso Francisco Galán y Felipe Torres se les puede solicitar a los jueces de la república que suspendan la ejecución de las ordenes de captura. Eso no quiere decir que el proceso se detenga, el proceso penal continúa y esas personas deben seguirse presentando ante los jueces pero tienen una libertad temporal para que puedan cumplir su misión de facilitar caminos de paz y diseñar estrategias que lleven a la convivencia y a la reconciliación”, explicó el comisionado.

¿Qué trabajo hacen estos gestores de paz?

El comisionado de Paz, Miguel Ceballos, afirmó que tanto Francisco Galán como Felipe Torres deben interceder con todas las organizaciones criminales para que cesen sus actividades criminales y evitar que se siga expandiendo la violencia.

Estos promotores de paz deben insistir a todos los grupos armados, sin excepción, que desistan de sus acciones criminales y que permitan que en el contexto de esta emergencia tan grave que afronta Colombia, como todo el mundo, cesen sus actividades violentas para que las personas puedan acceder a los alimentos, a la salud y puedan permanecer en libertad en este momento en el cual todos debemos trabajar unidos para preservar la vida”, enfatizó Ceballos.

El día de hoy el Alto Comisionado para la Paz se reunirá de manera telefónica con los dos gestores de paz, para firmar los compromisos que implica la resolución que firmó el presidente Iván Duque, ya que ellos deben comprometerse por escrito a cumplir unas obligaciones como promotores de paz y a cumplir sus obligaciones judiciales. 

Por: Carol Velásquez.