Corte Suprema pide aplicar silla vacía a la curul de Aída Merlano

Publicado por: carol.velasquez el Vie, 29/05/2020 - 14:41
Share
El alto tribunal pidió a la mesa directiva del Senado aplicar la silla vacía a la curul de Aída Merlano tras confirmar su condena definitiva por corrupción.
Curul aída merlano Corte Suprema Silla Vacía

La Corte Suprema de Justicia pidió a la Mesa Directiva del Senado de la República aplicar la figura de silla vacía a la curul de Aída Merlano tras confirmar su condena por en 11 años y 4 meses por los delitos de corrupción al sufragante.

El alto tribunal compulsó copias a la Procuraduría General de la Nación para que investigue la posible omisión de hacer efectiva esta figura cuando fue capturada la electa senadora del Partido Conservador.

La Corte Suprema mencionó el artículo 134 de la Constitución Política que afirma que en el caso de los congresistas –como Aida Merlano, elegida y reconocida como tal por el Consejo Nacional Electoral–, ‘solo podrán ser reemplazados en los casos de faltas absolutas o temporales que determine la ley’, y ‘en ningún caso’, "cuando son condenados por delitos contra los mecanismos de participación democrática”.

Por lo que explicó que dado el escenario bajo el cual la excongresista abandonó su escaño en el Senado de la República debe aplicarse la sanción de orden constitucional.

En ese sentido, vale la pena resaltar que Aída Merlano fue condenada por los delitos de corrupción al sufragante, concierto para delinquir y porte ilegal de armas dentro del escándalo de compra de votos en la costa atlántica. 

“Con ella se trata de impedir que por razón de la condena a uno de sus miembros, el partido al cual pertenece se beneficie reemplazando a quien es constitucionalmente irremplazable, como si no fuera poco ya el beneficio que obtiene el partido político al sumar al total de votos los que provienen del delito”, afirmó el alto tribunal.

El pasado 29 de mayo la exconcejal de Bogotá, Soledad Tamayo asumió la curul de Aída Merlano en el Senado, y desde entonces ha ejercido su labor legislativa por el Partido Conservador.

La Corte Suprema afirmó que a pesar de que los delitos los cometió la excongresista, y no su partido, no se puede ignorar que la conducta fue en contra los mecanismos de participación democrática.

Afirmando que “No corresponde entonces a esa relación de imputación entre la conducta juzgada y los efectos de la misma, que la “silla vacía”, diseñada para evitar beneficios para el partido político al cual pertenece el condenado, se utilice para no reemplazar a Aida Merlano en la Cámara de Representantes en las postrimerías del periodo constitucional”, manifiesta.

Hasta el momento las directivas del Senado de la República no se han manifestado sobre el caso.