Fecode: “La relación con Gina Parody será tensionante”

Fecode: “La relación con Gina Parody será tensionante”

5 de marzo del 2015

El pasado 26 de febrero,  la Federación Colombiana de Educadores (Fecode) entregó al Ministerio de Educación su pliego de peticiones, a fin de iniciar la negociación colectiva del magisterio.  Los educadores solicitaban ser atendidos por la ministra Gina Parody, pero fue en vano.

Lea también: Estudiantes de la San Martín: “Tenemos con qué competir en el mercado laboral” 

“La ministra no nos quiso recibir y  mandó a decir que teníamos que unificar las peticiones con los otros sindicatos de profesores”, explicó a KienyKe.com el presidente de Fecode, Luis Grubert, quien además considera como una “ofensa” el hecho de que la ministra Parody desconozca la trayectoria sindical de Fecode, que tiene más de 330 mil educadores afiliados –el segundo sindicato con más poder de movilización del país después de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) -, y pida que se concerte con otros sindicatos que tienen 70 afiliados.

Lea también:  Este fragmento de un trabajo muestra el pésimo nivel de la educación en Colombia

“Fecode tiene una historia que no la vamos a regalar por el capricho de una ministra.  Nosotros queremos negociar, pero si la ministra asume una actitud prepotente nos toca adelantar y organizar acciones de fuerza”.

La entrega del pliego de Fecode estuvo acompañada y respaldada por una movilización en la que  participaron entre 30 y 40 mil educadores provenientes de todo el país, en lo que se llamó la “Toma de Bogotá”.

Para tramitar sus reivindicaciones, este año Fecode definió dos escenarios de negociación. Los temas específicos del gremio magisterial van en el pliego que presentará al Ministerio de Educación, y los temas generales, como el aumento salarial y las libertades sindicales que van en el pliego nacional unificado de los estatales.

Otro cambio importante tiene que ver con el procedimiento. La táctica que se aplicó en la pasada negociación, la de que “nada está aprobado hasta que todo esté aprobado”, la cambian por el levantamiento de actas parciales de acuerdo con los puntos que se vayan acordando.

Según el Decreto 160 de 2014, que orienta los procedimientos de negociación y solución de controversias con los sindicatos, las negociaciones deberán arrancar cinco días después de presentado el pliego, o sea la primera semana de marzo.

Las peticiones constan de cuatro temas gruesos que más preocupa a los educadores oficiales: nivelación salarial, política educativa, carrera docente y el tema salud:

Política educativa

En este punto, Fecode exige que se congele el proceso que denomina de “privatizador de la educación pública”. Que se acaben los convenios de concesión y la tercerización laboral de los maestros. Piden que las obras que se construyan para la educación sean administradas por el Estado.

Según el presidente de Fecode, la jornada única debe ser concertada en las condiciones que merecen. No existe presupuesto adecuado y en el plan de desarrollo no hay una provisión de recursos para implantar la jornada única, acorde con las exigencias de la pedagogía.

“Pero por otro lado, con la jornada única, los maestros debemos trabajar más tiempo; entonces hay que decidir cómo se va a pagar ese tiempo adicional, porque a nadie le pueden poner a trabajar más horas por el mismo salario”, dijo Grubert.

Para implementar la jornada única, por ejemplo, se necesitarían construir alrededor de 3.000 colegios para garantizar la educación de los estudiantes que en este momento estudian en la jornada tarde. Cada colegio cuesta –dice Fecode- alrededor de 8.000 millones. Entonces, Fecode se cuestionan dónde están los recursos si no han sido asignados en el presupuesto nacional ni en el proyecto de plan de desarrollo.

Nivelación salarial

Aunque desde hace unos meses la ministra Gina Parody ha anunciado el inicio de implementación de la jornada única, no se ha dicho nada al respecto de la nivelación salarial que exigirían los maestros.

Es sabido que en Colombia los maestros son los servidores públicos más mal pagos, asunto que fue reconocido por el gobierno y que aceptó entrar a corregir.

“El punto de la nivelación se acordó en una reunión que tuvimos con el presidente Santos el año pasado. Reconoció que no es lógico que los maestros seamos los profesionales estatales con más baja remuneración. Ahora en la negociación hay que definir los porcentajes del aumento salarial para lograr la nivelación y acordar los plazos en que ésta se logrará”, señaló Grubert

Un docente de escalafón 14 – la más alta-, que tienen que tener una especialización o maestría en su formación académica, devenga alrededor de 2 millones 700 mil pesos. Los casos más críticos son aquellos profesores provisionales o de medio tiempo, quienes apenas alcanzan a percibir un salario mínimo.

“Tienen –dice Grubert sobre los más maestros más calificados- que haber ido dos veces a la universidad. Es un veterano de la educación que tiene su salario congelado. Puede seguir estudiando, puede ganarse el premio Nobel y el salario no se le modifica.  Pero también hay maestros de 600 mil pesos”, advierte el dirigente gremial.

El tema salud

La atención en salud de los maestros, que supuestamente gozan de un sistema especial, es un problema que, pese a las muchas movilizaciones y protestas que han realizado, no se ha podido resolver.

Fecode explica que los aportes entre el Estado y los educadores para el plan obligatorio de salud representan alrededor de 1.8 billones de pesos anuales. Sin embargo, cuestionan por qué solo giran un billón de pesos para la empresa prestadora. “¿Por qué no giran la totalidad para mejorar el servicio?”.

Según Luis Grubert, este asunto tiene una explicación: el resto del dinero es utilizado para pagar las prestaciones de los educadores. “

Luis Grubert

Luis Grubert, presidente de Fecode desde 2013, enfatiza que”la ministra -Gina Parody- viene haciendo anuncios de programas y proyectos sin contar con los maestros. Pero además generando falsas expectativas”. 

-¿Siente que la educación es un “pilar” del Gobierno?

Es un pilar sin los cimientos suficientes para que el músculo financiero garantice las realizaciones en educación. Ni siquiera teniendo en cuenta que si llega a firmar la paz, la educación tendrá que jugar un papel en el posconflicto. ¿Dónde están los recursos?.

“Equivale a decir que nos vamos para París, pero no tenemos para los pasajes, el hotel ni la comida. Eso es lo que nos están ofreciendo en la educación.  Una oferta vacía de recursos”.

-Las protestas de los maestros antes eran más sentidas y lograban paralizar el país. ¿Qué ha pasado ahora?

Antes no había paramilitares, antes no nos amenazaban. Eramos frescos como sindicalistas o dirigentes. Hoy me toca andar en un carro blindado, por ejemplo. Eso nos da limitaciones hasta para movernos. Mi caso, por ser presidente de Fecode, me garantizan un blindado, pero al que no, con el ángel de la guarda.

En 20 años han matado 1.000 maestros. Pero tenemos maestros en el exterior, porque aquí no los dejaron vivir tranquilos. Y entre todos los sindicatos del mundo, Fecode ocupa el primer lugar en sacrificios.  Un liderazgo vergonzante, entre otras cosas.

-¿Cree que le metieron una mini reforma de educación en el plan de desarrollo?

Pienso que el plan de desarrollo no obedece a las necesidades del país. El plan de desarrollo está obedeciendo a las peticiones de la Ocde y en ese sentido, en esta ilusión que queremos llegar a la paz, no es un plan de desarrollo para la paz.  Es un plan de desarrollo que protege intereses particulares y privados.

De no recibir una respuesta de parte de Ministerio de Educación acerca del pliego de peticiones, como presiente de Fecode, Luis Grubert anuncia que habrá paro en marzo.

“Si no salimos a pelear, eso queda invisible y aprueban el plan de desarrollo sin nuestras peticiones. Nos toca pelear, porque a nosotros no nos han dado nada. Todo ha sido ganado en la pelea”.