La frase de Ernesto Macías que molestó a Cepeda y Sanguino

Publicado por: juan.sacristan el Mié, 25/11/2020 - 14:17
Share
Iván Cepeda y Antonio Sanguino cuestionaron a Ernesto Macías por presuntamente llamarlo "enemigos de las Fuerzas Pública" por oposición a ascensos.
Ernesto Macías, Antonio Sanguino e Iván Cepeda

El debate de ascensos en la Fuerza Militares que se cumplió este martes en la Comisión Segunda del Senado, despertó un profundo debate en la nueva sesión de ese grupo legislativo.

Todo se dio porque los senadores Antonio Sanguino, Feliciano Valencia e Iván Cepeda dejaron una constancia al inicio de la sesión por dos militares en carrera de ascensos que son cuestionados por ejecuciones extrajudiciales, por lo que los congresistas se retiraron y se negaron a votar la promoción con esas hojas de vida.

Tras desconectarse de la plataforma, el senador Ernesto Macías, encargado de presentar a seis de los 46 militares en ascenso, solicitó una moción de orden y pidió a cada uno de los ponentes hacer claridad de las hojas de vida de los militares frente a los comentarios que hicieron los opositores.

En su turno, Macías sentenció: “Hace parte del orden del día que aquí primero lean unas constancias llenas de infamias, unas constancias llenas de acusaciones o comentarios temerarios, de los enemigos de la Fuerza Pública; y así lo digo con claridad y que quede en el acta señor secretario, porque es que la Fuerza Pública tienen enemigos en el monte, tienen enemigos en la calle y tienen enemigos en el Congreso de la República”.

Esa fue la frase que molestó a los senadores autores de la constancia que criticó Macías, quienes no pudieron escuchar la réplica por haberse retirado de la sesión y respondieron a los comentarios en la jornada de este miércoles 25 de noviembre.

“Esta es una aseveración supremamente grave porque señala, a pesar de que no es directo el senador Macías, sino bastante sinuoso, que quienes estaríamos formulando críticas en una Comisión y tenemos investidura, tendríamos doble camiseta o doble situación, es decir, estaríamos aliados con los enemigos de la Fuerza Pública en el monte”, aseguró el senador Iván Cepeda.

El senador del Polo Democrático afirmó que esas aseveraciones era posible hacerlas en un ámbito donde los congresistas gozan de inmunidad parlamentaria pero “son irresponsables, sobretodo porque no se hacen con nombre propio”.

“Hace pocos días el senador Feliciano Valencia fue víctima de un atentado criminal contra su vida, por si fuera poco hace otros días fue también blanco su familia de un atentado criminal, cosa que denunciamos públicamente. Junto al senador Antonio sanguino aparecemos en una amenaza de un grupo que se hace llamar Águilas Negras Bloque Capital y que hemos puesto en conocimiento, entonces es obvio que ese tipo de afirmaciones de carácter irresponsable suscitan reacciones violentas en contra de quienes somos señalados de una manera tan irresponsable, frente a hechos tan graves”, aseguró Cepeda.

Y agregó: “Yo exigiría, con toda claridad senador Macías, si tiene pruebas, si tiene evidencia de que el senador Sanguino, Feliciano Valencia o yo tenemos relaciones con grupos armados ilegales, le exijo que lo ponga en conocimiento inmediatamente de una autoridad competente, de no ser así le exijo respeto por nuestras posiciones políticas”, puntualizó en su constancia Cepeda.

El senador Sanguino también se refirió al hecho como una aseveración irresponsable, e incluso la calificó de criminal. “Ese tipo de narrativa, acusación y de señalamiento cobarde e irresponsable de que algunos congresistas sean considerados, por voceros del partido de gobierno, enemigos de la fuerza pública no pueden ser admitidos en la discusión democrática en el Congreso ni en esta Comisión, porque no es ninguna actitud inocente o desprevenida que el doctor Macías haya hecho esa aseveración criminal cuando, precisamente, nosotros dejamos una constancia en la que expresamos reparos y críticas a la postulación de ascensos de miembros de la fuerzas militares”, aseguró el congresitas del partido Alianza Verde.

Sanguino sostuvo que las críticas a algunos miembros de la Fuerza Pública no constituyen a toda la institución militar, sino que las exigencias éticas deben ser estrictas para una institución que tiene el monopolio de la fuerza, con el interés de mantener la legitimidad de esa institución.

“Cualquier esfuerzo que hagamos, como por ejemplo los proyectos de ley que hemos puesto a consideración del Congreso, fundamentalmente está dirigidos y animados por una pretensión de fortalecer la fuerza pública, nuestras fuerzas militares y su legitimidad ante la opinión pública, en momentos en que en este gobierno esa legitimidad, afecto de los colombianos por las fuerzas militares, está seriamente comprometido”, sostuvo Sanguino.

“Le hago una exigencia a Ernesto Macías, que diga con nombres propios, que aclare si los que dejamos esta constancia son los enemigos a los que él se está refiriendo de las Fuerzas Militares de Colombia. Que no use un estilo sinuoso para hacer ese tipo de aseveraciones. Los tribunales dirán quiénes están cometiendo crímenes con esas aseveraciones, porque hay palabras que matan. Ese tipo de señalamientos generalmente constituyen el preludio de los asesinatos como ha ocurrido en la historia de Colombia”, puntualizó Sanguino.

El senador Ernesto Macías contestó a los comentarios en la sesión de la Comisión Segunda del Senado, sin retractarse de la frase, pero sin responder a las exigencias de los senadores que le pidieron mencionar directamente a quiénes iba dirigida.

“No mencioné nombres, allá quienes quieran atribuirse mis palabras, quienes quieran sentir señalamientos personales que no hice, no los acostumbro. Los acostumbro cuando se refieren a mí, pero de ahí, señor presidente, y esto que quede como constancia, a que se convierta eso en amenaza y se me venga a atribuir, eso sí es de una irresponsabilidad enorme, los atentados que inclusive lamenté contra el senador Feliciano Valencia, es una irresponsabilidad criminal”, señaló Macías.

El senador Macías, del Centro Democrático, rechazó ser relacionado con las amenazas y atentados a los senadores opositores. Además, aclaró que él también ha recibido amenazas y no ha acusado a otros congresistas ni colegas, porque considera esa acción una irresponsabilidad.

“Nunca he empuñado un arma, nunca he amenazado a nadie, nunca se me ha ocurrido amenazar, ese no es de mi talante. Cuando tengo algo que denunciar voy a las autoridades y he acudido a este Congreso y tengo la indisposición de algunos porque demandé algunas circunstancias. Cuando tengo que hacerlo, acudo a las autoridades, pero no soy ni pertenezco a organizaciones criminales, menos armadas, no tengo conexión con criminales para mandar amenazar o generar un atentado contra una persona”, señaló Macías.

El debate continuará debido a que falta que la plenaria del Senado vote los ascensos militares, en los que la oposición volverá a recalcar los cuestionamientos en contra de dos brigadieres generales que esperan ascender a generales: Marcos Evangelista Pinto Lizarazo y Edgar Alberto Rodriguez Sánchez.