¿Por qué un sector de afroamericanos apoya a Trump?

Publicado por: admin el Mar, 28/01/2020 - 07:24
Share
En los últimos meses el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, intensificó su campaña dirigida a la población afrodescendiente. En noviembre del año pasado lanzó su campaña “Black Voices
¿Por qué un sector de afroamericanos apoya a Trump?
En los últimos meses el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, intensificó su campaña dirigida a la población afrodescendiente. En noviembre del año pasado lanzó su campaña “Black Voices for Trump” (Voces Negras por Trump) en la ciudad de Atlanta, donde el 54% de la población es negra. Al subirse a la tarima en el evento, el mandatario se dirigió a cientos de asistentes que llevaban sombreros rojos con la frase “BLACK LIVES MAGA” (siglas que significan Make America Great Again, frase distintiva del discurso de Trump), a quienes les dijo: "Vamos a hacer campaña por cada último voto afroamericano en 2020. Hemos hecho más por los afroamericanos en tres años que lo que ha hecho el fracasado establecimiento de Washington en más de 30 años". [single-related post_id="1242808"] “Los demócratas te han decepcionado (…) Te han despedido. Te han lastimado. Te han saboteado durante demasiado tiempo”, enfatizó Trump, quien busca la reelección este año. Reconocidos líderes afroamericanos como Herman Cain, excabildero de Georgia y candidato para las primarias presidenciales del Partido Republicano de 2012; Candace Owens, comentarista y activista conservadora estadounidense; Alveda King, activista estadounidense y sobrina del líder de los derechos civiles Martin Luther King; la escritora Carol M. Swain, y Bruce LeVell, director del Consejo de Diversidad de Trump, entre otros, han apoyado la campaña presidencial de Trump, a quien catalogan como un líder que rompió el establecimiento de Washington. “Lo que él hizo por este país era lo más necesario, al acabar con la corrección política. Estábamos perdiendo este país y todos eran muy políticamente correctos para decirnos que estábamos perdiendo el país”, señaló Candace Owens durante una entrevista para la cadena de noticia Fox News. “Él (Trump) se paró en una plataforma y dijo la verdad, y era el momento, porque si miras lo que pasa en Europa creo que hubiéramos sufrido las mismas consecuencias que ellos sufren si no hubiésemos tenido alguien fuerte y con la voluntad de soportar los golpes de los medios”, resaltó la activista afroamericana. [single-related post_id="1242568"] "¿Por qué los liberales blancos intentan decirme quién soy? (…) Obtuvimos la tasa de desempleo más baja en, ¿qué, cincuenta años? Quiero decir, ¿cómo no podrías apoyarlo?", señaló el activista político afroamericano Bryson Gray en declaraciones a la revista The New Yorker. Con esta campaña Trump busca obtener un porcentaje más alto del voto negro que el que obtuvo en 2016, cuando solo logró un 8%. Sin embargo, este margen no estaba lejos de sus predecesores republicanos. Según datos del Centro Roper para la Investigación de la Opinión Pública de la Universidad de Cornell, cuando John McCain se enfrentó al demócrata Barack Obama en 2008, el candidato republicano solo obtuvo un 4%. George W. Bush logró un 10% en sus dos elecciones, mientras que su padre George H. W. Bush obtuvo un 10,5%. En promedio desde 1976, según el centro, los candidatos republicanos solo logran capturar en promedio un 10% del voto afroamericano. Pero lograr más del 8% del 2016 parece una meta cada vez más distante para Trump. Una reciente encuesta del diario The Washington Post reveló que 8 de cada 10 afroamericanos describen al mandatario como racista y 9 de cada 10 desaprueban su desempeño general. Según resaltó el Washington Post, los afroamericanos se sienten pesimistas bajo el liderazgo de Trump y resaltan que es un mal momento para ser un “negro en Estados Unidos”, en especial cuando los estadounidenses blancos no toman en cuenta la discriminación “que experimentan los negros”. [single-related post_id="1242634"] Pero no todos parecen coincidir con esta versión. Las activistas políticas afroamericanas Lynnette Hardaway y Rochelle Richardson, conocidas como Diamond and Silk, no creen que Trump sea racista. Para estas blogueras, “Trump es realista” y “el único color que ve es el verde, y quiere que tengas algo de él”, afirmaron durante una cena en el Hilton, en North Hills, en honor a Martin Luther King Jr, el pasado 22 de enero. Durante el evento, las activistas incluso afirmaron que Trump hizo más por la comunidad negra que Barack Obama durante su mandato. Las activistas resaltaron como ejemplo el más de 1 millón de empleos creados para las personas negras y el apoyo financiero a colegios y universidades mayoritariamente negras, argumentos que son repetidos por la mayoría de los afroamericanos que respaldan a Trump. Pese a ello, varios analistas consideran que Trump ha sido uno de los presidentes que más ha generado división racial en Estados Unidos en las últimas décadas. El mandatario ha lanzado fuertes críticas y comentarios racistas contra reconocidos políticos y deportistas. A mediados del año pasado, Trump atacó a cuatro legisladoras de color y de diversos orígenes: Alexandria Ocasio-Cortez (Nueva York), Ilhan Omar (Minnesota), Ayanna Pressley (Massachusetts) y Rashida Tlaib (Michigan). El mandatario les dijo que deberían volver a "sus países de origen", “totalmente quebrados e infestados de delitos". A esto se suma su ataque a algunos atletas negros de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL, por sus siglas en inglés) y de la NBA luego de que algunos de ellos se arrodillaron cuando el himno de EEUU fue interpretado en forma de protesta por el trato que la Policía le da a la gente de raza negra. “¿No les encantaría a ustedes ver (actuar) a uno de estos propietarios de la NFL, cuando alguien le falta el respeto a nuestra bandera? Uno diría: Saquen a ese hijo de p… fuera del campo de inmediato. ¡Fuera! Está despedido'", afirmó el mandatario durante una reunión en Alabama en 2017. [single-related post_id="1242248"] Así mismo, los datos no le ayudan a Trump. Según el diario The New York Times, la tasa de desempleo afroamericano se redujo durante el mandato de Obama: pasó de un 16,8% en 2010 a un 7,7% cuando Obama dejó la Oficina Oval, en enero de 2017; es decir, bajó nueve puntos durante la administración del expresidente demócrata, mientras que con Trump bajo del 7,7% a un 5,4, es decir, solo dos puntos porcentuales. El diario también señala que la pobreza afroamericana durante el liderazgo de Obama pasó de un máximo de 27,4% a un 21,8% en 2016, y bajó a un a 20,7% en 2018, durante la administración Trump, es decir solo bajó un punto durante la última administración.