Las propuestas de Katherine Miranda para la nueva reforma tributaria

Publicado por: sebastian.alvira el Lun, 12/04/2021 - 12:22
Share
La representante Katherine Miranda planteó tres alternativas para que la nueva reforma tributaria no afecte el bolsillo de la clase media.
Las propuestas de Katherine Miranda para la nueva reforma tributaria

Impuestos verdes, a las bebidas azucaradas y a las iglesias. Son las tres alternativas que la representante a la Cámara por la Alianza Verde, Katherine Miranda, le planteó al Gobierno para que realice una reforma tributaria que no afecte el bolsillo de la clase media. 

La congresista afirmó que la reforma tributaria es necesaria, sin embargo, considera que con impuestos verdes, a las bebidas azucaradas y a las iglesias, se podría cubrir el hueco fiscal del país sin perjudicar tanto a la clase mayoritaria en Colombia. 

En primer lugar, los impuestos verdes son aquellos destinados a gravar los comportamientos nocivos para la salud del planeta. Parten de un sencillo principio -quien contamina, paga-, y según Miranda, le permitirían al Estado tener un recaudo potencial de $22 billones de pesos anuales.

"Es la oportunidad de oro para hacer de la lucha contra el cambio climático una acción rentable que genere recursos fiscales. Si incluimos al carbón mineral como sujeto del impuesto y aumentamos la un tarifa por tonelada de CO2, lograríamos recoger alrededor de $10 billones de pesos al año", explicó. 

 

Con respecto al impuesto a las bebidas azucaradas afirmó que, este impuesto una oportunidad no solo para generar ingresos al Estado sino para proteger a los niños, ya que del total de muertes en el país, el 3.4% es atribuida a la diabetes, donde el 13% son causadas por las bebidas azucaradas; también el 6.8% de la muertes en Colombia tuvieron como causa enfermedades cerebrovasculares, donde el 5% también fue atribuida a este tipo de bebidas.

En Colombia, se destinan 25 billones de pesos anualmente para atender esta calamidad de salud pública, por eso un impuesto nacional al consumo de bebidas azucaradas con tarifa del 20% le significaría al Estado al menos 1.4 billones de pesos al año. Sin embargo, esta propuesta traduce a un incremento en el precio de estos productos, o sea, toca el bolsillo de los ciudadanos y ese debate se ha dado en varias ocasiones en el Congreso.

Sobre el impuesto de renta para las iglesias señaló que, no puede ser que con ingresos brutos superiores a los 5.4 billones de pesos y patrimonios líquidos avaluados por más de 13 billones de pesos, las iglesias no aporten tributariamente.

"Saquémoslas del beneficio del artículo 23 del Estatuto Tributario y hagámoslas contribuyentes del impuesto de renta. Estas podrían aportar al menos 1.8 billones de pesos al año", manifestó la representante. 

 

A través de una carta dirigida al presidente Iván Duque, Miranda le pide que no legislen de espaldas a la ciudadanía, "es una situación desafortunada que a la fecha, el articulado de dicha reforma no se conozca y se haya divulgado a cuentagotas, con sectores privilegiados y no con los que la van a sufrir", y es que precisamente que la presentación del contenido de la reforma se de en medios de comunicación y no en el Congreso ha sido uno de los aspectos más cuestionados. 

La representante lo invitó a que busquen alternativas para que la clase media no siga cargando todo el peso del Estado Colombiano. "Quiero invitarlo a que exploremos fuentes alternativas de recaudo más eficientes y justas que supondrían una forma de generar recursos sin tener que afectar a la clase media de este país", concluyó.