Tras rifirrafe con Trump lo vetan en la Casa Blanca

Tras rifirrafe con Trump lo vetan en la Casa Blanca

8 de noviembre del 2018

Luego del enfrentamiento durante la rueda de prensa que ofreció el presidente Donald Trump, la Casa Blanca suspendió las credenciales de prensa del corresponsal de CNN Jim Acosta, por supuestamente “poner sus manos” sobre una practicante que intentaba quitarle un micrófono durante la conferencia del presidente, así lo aseguró la secretaria de prensa Sarah Sanders en un comunicado.

“Nunca toleraremos que un reportero ponga sus manos sobre una mujer joven que está tratando de hacer su trabajo como pasante de la Casa Blanca. Como resultado del incidente, la Casa Blanca está suspendiendo el pase del reportero involucrado hasta nuevo aviso”, dijo Sanders.

Durante la conferencia de prensa en la Casa Blanca, Acosta tuvo un largo y acalorado intercambio de palabras con Trump sobre su retórica de que la caravana de migrantes que actualmente atraviesa México es una invasión. Cuando una asistente de la Casa Blanca hizo varios intentos de quitarle el micrófono a Acosta, sus brazos se enredaron pareciendo como si el periodista hubiera empujado el brazo de la mujer.

El periodista dijo en la red social Twitter que la acusación de la Casa Blanca era una mentira tras publicar un video en que un miembro del Servicio Secreto le pide su credencial para quitársela. 

Otros reporteros publicaron en Twitter imágenes de cuando la asistente intenta quitarle el micrófono a Acosta y dijeron que no vieron que el veterano periodista de la CNN “pusiera sus manos” sobre la pasante. 

Por su parte, CNN aseguró que la acusación de la secretaria de prensa Sarah Sanders es una mentira. “Ella ofreció acusaciones fraudulentas y citó un incidente que nunca sucedió. La decisión es una amenaza para la democracia y el país merece algo mejor. Jim Acosta tiene todo nuestro apoyo”, aseguró en un comunicado el medio.

Este jueves el periodista publicó en su cuenta de Twitter: “No crean en las mentiras que están saliendo de la Casa Blanca. Crean en nuestras libertades. Gracias por todo su apoyo. ¡No retrocederemos!”.