Uribismo critica la reforma tributaria del Gobierno Nacional

Publicado por: sebastian.alvira el Mar, 06/04/2021 - 14:13
Share
Varios congresistas y miembros del Centro Democrático han expresado su descontento con algunos puntos que incluiría la nueva reforma tributaria.
Uribismo critica la reforma tributaria del Gobierno Nacional

La nueva reforma tributaria llegará al Congreso de la República esta semana, el Gobierno aspira que antes del 20 de julio sea aprobada, sin embargo, tendrá que sobrevivir a difíciles debates, pues desde el mismo Centro Democrático se oyen voces que no están de acuerdo con los puntos que incluirá el proyecto. 

En primer lugar, hay que señalar el porqué del descontento de algunos congresistas del partido de Gobierno y voces respetadas dentro de esa fuerza política, como es el caso del expresidente Álvaro Uribe Vélez. Básicamente, hay varios puntos con los que no están de acuerdo, uno de ellos es el IVA, ya que según se ha conoce, se gravarían algunos productos como el café, el azúcar y la sal, porque según el Ministerio de Hacienda, no hacen parte de la canasta familiar. 

En ese punto vale la pena mencionar que, actualmente, 98 productos están gravados con la tarifa general del 19%, cerca de 10 están gravados con el 5% y hay 73 en el grupo de productos exentos y excluidos. Sobre esto último también existe molestia por que algunos bienes de la canasta familiar podrían pasar del régimen de exentos del IVA, a excluidos, lo cual implica un cambio en el costo final del producto. 

Es decir, cuando un producto exento tiene un costo de $100 y pagó un IVA de $19, esos $19 se descuentan en la declaración de IVA, de modo que el costo total del producto sigue siendo de $100 y sobre ese costo se fija el precio de venta. Pero, si ese mismo producto fuera excluido, como el IVA no puede ser descontado, el costo del producto será de $119, y sobre ese costo se fija el precio de venta, que sin duda será más caro que si se fija sobre un costo de $100, lo que hace que un producto excluido sea más caro para el cliente final que uno exento.


Así las cosas, no se gravarían productos adicionales directamente, pero si subirían de precio. Además, que aumentaría la tributación de algunos. Azúcar, chocolate, harina de maíz, pastas, sal, cereales, salmón, carnes frías y embutidos pasarían de un IVA del 5% a uno de un 19%

Ha sido tal la discusión por esas propuestas que presentaría el Gobierno en la reforma tributaria que algunos miembros del Centro Democrático lo han cuestionado por no incluir puntos sobre la disminución de agencias, recortes del Estado o la reducción de altos salarios de servidores y funcionarios. 

"El mensaje es claro: el gobierno prefiere poner a los colombianos más pobres a pagar más caro el café y el chocolate que acabar con la burocracia injustificada de sus altas consejerías. El esfuerzo en ahorro: no aumentar el estado más de la inflación. Cero recorte. Infame", afirmó el representante a la Cámara Gabriel Santos.

Precisamente, el no incluir propuestas sobre el ahorro por parte del Estado en la reforma tributaria es lo que más descontento ha despertado. El senador Carlos Felipe Mejía, hizo alusión a este importante punto que, al parecer, el Ministerio de Hacienda descartó, pues en lo que se conoce que será la tercera reforma tributaria del gobierno del presidente Iván Duque, no hay ningún punto que haga referencia a la eliminación de gastos del Estado

"Cualquier reforma debería considerar disminución de burocracia, eliminación de agencias y dependencias públicas innecesarias, disminución de altos salarios de servidores y funcionarios, incluidos nosotros los congresistas #EducarEducarYEducar #EstoSeArreglaSiNadieRoba", dijo el senador Mejía sobre la ‘ley de solidaridad sostenible’, nombre que recibe el proyecto de la reforma tributaria.

En esa misma línea, la senadora Paloma Valencia, una de las congresistas más destacadas del Centro Democrático, también hizo reparos a la reforma tributaria que presentará el Gobierno de Iván Duque. "Antes de la reforma tributaria, se debe reducir la nómina del Estado, congelar el crecimiento de los salarios, imponer impuesto solidario a todos los altos salarios del sector público y reducir contratistas y gastos innecesarios", expresó. 

Además, se mostró en contra pero conciliadora con respecto a gravar productos como el café, el azúcar y la sal, al no ser, según MinHacienda, esenciales en los hogares colombianos.

"Estoy segura de que gobierno oirá las voces de quienes consideramos que no se puede subir el IVA del café, el chocolate y otros productos que son la base de la canasta familiar colombiana".

Es importante mencionar la postura del expresidente y exsenador, Álvaro Uribe Vélez, jefe natural del Centro Democrático, sobre el proyecto de reforma que alista el Gobierno Nacional. En varias oportunidades ha mención del tema, para que se estudie bien el proyecto para que este no sea rechazado y se puedan suplir las necesidades del país en medio de la crisis económica y social derivada de la pandemia de Covid-19.

Ha sido reiterativo con que las propuestas de la reforma son impopulares, por lo que le hace unos días le pidió a los ministros que analicen con las mayorías del Congreso cada una de las iniciativas que se van a plantear. Además, porque afirmó que ese tipo de propuestas que no tienen acogida en la opinión pública hace que los partidos de oposición se lleven el mérito. 

"Por favor ministros: El ahorro tiene que ser drástico; y, La tributaria moderada y consensuada con mayorías; Propuestas q generen rechazo,pensiones a partir de 7 mill por ejemplo, no las aprueba el Congreso, afectan más al Gbno y al CDemocrático y oposición se lleva el mérito", escribió en su cuenta de Twitter. 

Y en su más reciente pronunciamiento sobre el proyecto dijo que la democracia se destruye por la pobreza y las dificultades que amenazan las finanzas públicas, por eso considera que la reforma debe ser administrativa de ahorro, además de social y moderada.

Otras figuras del Centro Democrático, como el exviceministro Rafael Nieto Loaiza, quien ha sonado para representar al uribismo en las elecciones presidenciales de 2022, han ido más allá de las críticas y le han recordado a Iván Duque lo que pensaba en 2018, en medio de su campaña presidencial, sobre aumentar los impuestos y reformar la administración pública.