¿Qué gana y qué pierde el Pacto Histórico con Luis Pérez?

Publicado por: sebastian.alvira el Jue, 02/12/2021 - 14:11
Share
Aunque no se ha confirmado una alianza entre el exgobernador Luis Pérez y el Pacto Histórico este es el efecto en materia de votos que tendría esta movida.

Una de las movidas políticas con miras a las elecciones del año entrante que más reacciones ha generado es la de Luis Pérez y el Pacto Histórico. El exgobernador propone que el Partido Liberal enfrente a Gustavo Petro en una consulta en marzo de 2022 con el fin de elegir a un candidato que reúna ambos proyectos y pueda vencer a los candidatos de las otras coaliciones. 

En términos prácticos, el exalcalde de Medellín y exgobernador de Antioquia le apunta a ser el candidato del Partido Liberal y participar en una consulta con el líder del Pacto Histórico. El clásico efecto de esos acuerdos es que quien gana recibe el apoyo de quien pierda, siendo este que el liberalismo llegue al petrismo o viceversa. 

En las últimas horas y ante la andanada de comentarios de rechazo desde el interior de esa coalición que reúne a varios movimientos y partidos de izquierda, Pérez envió una carta al expresidente César Gaviria, jefe del Partido Liberal, aclarándole que no ha entrado al Pacto Histórico, puesto que su propuesta no es sumarse sino competir con ellos.

"Yo no he entrado al Pacto Histórico, cómo se dice. Mi propuesta es institucional: Que el Partido Liberal enfrente a Gustavo Petro en una consulta popular. El Partido siempre se ha identificado con ideas progresistas y con alianzas con sectores de izquierda para ganar y gobernar. Participar en una consulta con Gustavo Petro, en nada cambia la esencia del liberalismo; por el contrario, sería rejuvenecer las ideas liberales. Aquí hay exceso de prejuicios. Todo el que desee ser Presidente tiene que enfrentar a Gustavo Petro, en algún momento", dice el documento. 

 

Pérez explicó que su propuesta lo que busca es que el Partido Liberal escoja, en una convención, un candidato que compita con Petro en una consulta en el mes de marzo y de paso, se construya un programa de gobierno, audaz y progresista para volver a recoger las mayorías liberales de Gaitán, Uribe Uribe, Galán. 

"En democracia, a Gustavo Petro no hay que insultarlo, ni tenerle miedo, ni odiarlo, hay que confrontarlo con ideas y argumentos. No más odios ni más miedos entre colombianos. Una consulta entre Gustavo Petro y un candidato liberal sería un exquisito escenario democrático que pondría al partido liberal como protagonista titular de la política y la opinión", concluyó.

En este punto es clave señalar que, la eventual consulta entre liberales y el Pacto Histórico parece diluirse con los minutos. Sin embargo, que Pérez se mida democráticamente con Petro sí podría convertirse en una realidad. El exgobernador está recogiendo firmas desde hace varios meses y podría llegar a esa instancia electoral en calidad de independiente.

El escenario anteriormente descrito significa que Pérez se mida en una consulta con Petro, Francia Márquez, Roy Barreras, Arelis Uriana y posiblemente Alfredo Saade. Quien salga primero sería el candidato y el segundo su fórmula vicepresidencial, por lo que el acuerdo sería de largo aliento y quien más votos tiene a día de hoy -según las encuestas- es Petro, pero según algunos cálculos, necesitaría el equivalente a los votos que en promedio ha recibido Pérez para llegar a la Presidencia.

Para explicar esto de una mejor hay que remitirse a la segunda vuelta presidencial del 2018, cuando el hoy presidente Iván Duque venció por 2.338.891 votos a Petro, quien alcanzó 8.034.189, inferiores a los 10.373.080 de su competidor, de los cuales 1.845.000 fueron obtenidos en Antioquia, sector del país afín al uribismo.

 

En tierras antioqueñas Petro obtuvo 558.000 votos, casi 1.300.000 votos menos que Duque. Partiendo de ese cálculo, los votos que le podría "transferir" Pérez a Petro en segunda vuelta le ayudarían a restarle votos al candidato que reciba la bendición del uribismo. Eso sí, que el exgobernador eventualmente apoye a Petro no traduce que sus votantes hagan lo mismo

Pero en caso tal de que la ecuación fuera exacta, la presencia de Pérez en esa coalición significaría un número cercano a 819.389 votos, que fueron los que recibió en 2016 cuando ganó en la Gobernación de Antioquia. Dato no menor es que fue la segunda votación más alta del país, solo superada por el exalcalde Enrique Peñalosa, en Bogotá. 

De ahí el interés de Petro por sumar a su coalición al liberalismo, pues tiene claro que en materia de votos podría sumarle cifras importantes. Pero ¿pierde algo el Pacto Histórico con la entrada de Pérez? La respuesta es sí, como en toda apuesta política. 

El acercamiento entre estos actores políticos dio pie para que varias voces del Pacto Histórico expresaran su desacuerdo por la relación que ha tenido Pérez con el uribismo y porque durante su alcaldía se realizó la Operación Orión, en la cual el Ejército ocupó la Comuna 13 con el fin de desalojar las milicias guerrilleras y paramilitares que permanecían en los barrios de este sector. Un operativo históricamente cuestionado. 

Por ejemplo, la precandidata Francia Márquez, una de las caras nuevas que presenta el Pacto Histórico, expresó: "Hay agentes políticos, como Luis Pérez, que por acción u omisión han propiciado momentos dolorosos, que se miden en pérdidas de vidas humanas. Este país tiene heridas profundas que requiere sanar. Y eso no va a pasar si cambiamos los valores sobre la vida, por votos". 

"Claro que un Pacto es entre diferentes, por eso entramos al Pacto Histórico Pero lo que está en juego es la posibilidad de cambio real para Colombia, eso no se logra con los de siempre. Luis Pérez representa uribismo, continuismo, politiquería, no cambio. Tenemos que derrotarlos!", dijo Camilo Romero, otro de los precandidatos.

Además, el senador Iván Cepeda, del Polo Democrático, uno de los partidos más grandes del Pacto Histórico, también se mostró en desacuerdo: "Las relaciones políticas del Pacto Histórico deben estar exentas de personas que hayan hecho parte del uribismo, hayan sido acusadas de complacencia con acciones del narcoparamilitarismo o señaladas por actuaciones corruptas. Rechazo cualquier alianza con el señor Luís Pérez".

A la división que pueda generar en dicha coalición hay que sumarle que algunos votantes podrían no estar de acuerdo con una alianza con un político que ha tenido buena relación con el uribismo, proyecto a vencer del Pacto Histórico, y entregar su voto a otras opciones del sector alternativo.