Ola de críticas a Daniel Samper Ospina por columna sobre el suicidio

16 Mayo 2022, 07:12 PM
Share
Gran revuelo provocó el periodista Daniel Samper luego de publicar su columna sobre el suicidio asistido y promover la tendencia de "razones para suicidarse".

El periodista Daniel Samper fue blanco de una enorme ola de críticas luego de publicar su más reciente columna en la que, entre otras cosas, abordó el tema del suicidio asistido. No obstante, para muchos resultó bastante molesto el hecho de que el columnista decidiese no solo titular aquel texto como “razones para suicidarse”, sino que además lo promoviera en redes bajo el mismo hashtag (inundando las redes con el descontextualizado #RazonesParaSuicidarse). 

Desde Los Danieles, se empezó a motivar esa tendencia que rápidamente encontró respaldo entre los usuarios, utilizándolo como una broma sobre aquellas cosas que les producen profunda tristeza. Empezando por Samper, quien aseguró que ser seguidor de Santa Fe es “una forma inédita de sufrir y de hacer cuentas”. 

Sin embargo, lo que comenzó como una estrategia publicitaria para su texto periodístico, terminó con cientos de personas viendo cómo Twitter se inundaba de un tema tan sensible como el suicidio, sin ninguna clase de contexto y careciendo en el fondo de un abordaje sensible de una problemática tan dolorosa.

No obstante, la tendencia está lejos de ser el verdadero eje de la polémica. El texto, por otro lado, resultó peor de indignante para más de uno ya que en este Daniel Samper relacionó el tema del suicidio con la coyuntura electoral, asegurando con humor que “no descartaba una salida radical” a la crisis nerviosa que le estarían causando las campañas presidenciales. 

Cabe recordar, que esta columna llega a los pocos días de que Colombia diera un paso frente a otros países de la región y se convirtiera en el primero en despenalizar el suicidio asistido, una práctica en la que es el propio paciente quien se administra los medicamentos para acabar con su vida (bajo supervisión médica). 

Seguí con atención el debate sobre el suicidio asistido —una discusión de muerte lenta, como decía un amigo, en la que no se sabe quién tiene la razón: ¡qué agonía!—  porque no descartaba una salida radical a mi crisis de nervios. La verdad es que estas elecciones van a acabar conmigo”, decía nada más empezando el texto. 

Así las cosas, enumeró las que serían para él sus “razones para suicidarse”, como por ejemplo el desplome de Sergio Fajardo, el “dispare” de Petro, entre otras cosas. “Vislumbraba entonces la posibilidad de ahorrarme más angustias acudiendo al suicido asistido: si la segunda vuelta es para definir si es más numeroso el antiuribismo que el petrismo”, escribió Samper

Y añadió, refiriéndose a un personaje de su relato que supuestamente se parecía a Ariel Ávila: “Se presentaría en uniforme de enfermero. Me ayudaría a templar la soga en la parte más alta de la ducha; con sus propias manos ajustaría el nudo corredizo en mi cuello”. Un relato que, entre más avanzaba, más reacciones contrarias encontraba en redes sociales. 

Tras su publicación, Daniel Samper Ospina pidió excusas por el hashtag tanto a través de su columna como de sus redes sociales, asegurando que fue completamente sacado de contexto y que no fue intención suya en ningún momento herir la susceptibilidad de nadie. 

“Promoví en las redes sociales la lectura de esta columna con el numeral #razonesParaSuicidarse que, sacado del contexto, puede herir varias susceptibilidades: no fue mi intención que sucediera de ese modo, lo lamento de veras y pido perdón con sinceridad”, señaló.

El revuelo por el tema, tiene sus raíces ancladas en lo que reflejan las cifras de la problemática del suicidio en Colombia, que en 2021 marcó una de las cifras más altas en 10 años con más de 2,3 mil víctimas, de las cuales más de 250 habrían sido menores de edad y una gran mayoría habrían sido jóvenes entre los 20 y 24 años de edad. Señal de una creciente afectación a la salud mental de los colombianos, que afecta principalmente a la juventud.

Por otro lado, en 2022 la cosa no pinta muy diferente y aunque es muy pronto para sacar conclusiones, si hay cifras representativas como haber empezado el año con un alza del 3,41% en el número de suicidios cometidos en enero, con respecto al mismo mes de 2021. No obstante, en el fondo, esta problemática fue no sólo evitada en el texto de Samper, sino que además fue igualada con el suicidio asistido. 

Aquí algunas claridades: no es lo mismo un suicidio por razón de una lesión corporal o enfermedad incurable, que sumerge a la persona a un profundo dolor o reducción de su calidad de vida, que un suicidio por depresión como el que propone Samper cuando habla de ponerse una soga al cuello. Ambos, casos profundamente sensibles que requieren ser abordados con respeto hacia las víctimas y hacia todos aquellos que atraviesan un mal momento mental, y que de ninguna manera deberían ser banalizados en medio de una contienda electoral que parece estar dispuesta a invadir cualquier espacio de discusión.

Escuche la entrevista con Daniel Samper sobre su obra de teatro 'Con P de Polombia':

KienyKe Stories