Ley de Comida Chatarra, ¿en camino al cesto de la basura?

Publicado por: anamaria.gomez el Mar, 08/06/2021 - 09:50
Share
El proyecto de ley de Comida Chatarra que tiene como objetivo informar sobre los componentes de alimentos ultraprocesados podría caer, sino se logra un agendamiento antes del 20 de junio.
Ley de Comida Chatarra

En 2019, algunos congresistas como el representante del Partido Verde, Mauricio Toro, propusieron la ley de Comida Chatarra cuyo objetivo principal es garantizar el acceso a una información clara y veraz sobre los alimentos que son nocivos para la salud, bebidas azucaras y comidas rápidas antes de su consumo. Sin embargo, este proyecto corre el riesgo de ser archivado este 20 de junio ante la culminación del segundo periodo legislativo, tiempo en el cual, aún no se ha agendado el último y cuarto debate de la iniciativa.

En conversación con Kienyke.com, el ponente del proyecto, Mauricio Toro, explicó que actualmente las etiquetas presentan una información que no es clara ni visible, “al contrario adornan un comestible que tiene excesos de grasa, sodio y azucares con elementos como: rico en fibra, calcio, vitamina D1, B2".

Asimismo, aseguró a este medio que "las personas confundidas por eso sellos positivos consumen esos comestibles pensando que están haciendo un bien a su salud y a la de sus hijos, cuando realmente se están haciendo un daño gravísimo”.

Por lo anterior, se planteó brindar una información adecuada que permita realizar una advertencia frente aquellos comestibles que son nocivos para la salud debido a los altos porcentajes de algunos componentes como el azúcar o el sodio. “Este proyecto no pretende prohibir nada. Simplemente que los ciudadanos gocen de una información adecuada de advertencia clara, legible y visible”, recalcó Toro.

Debido a que aún no se ha agendado el último debate para la aprobación del proyecto, y que está a punto de culminar el tiempo legislativo, algunos congresistas y promotores han pedido que se dé una acción rápida al respecto. "Si no se aprueba nuestro Proyecto de #SOSLeyComidaChatarra antes del 20 de Junio, se perderán dos años de lucha", publicó Mauricio Toro en su cuenta de Twitter.

El Senador y médico cirujano, Juan Luis Castro, explicó cuáles serían las consecuencias ante la situación, al mencionar que el “proyecto de ley ya ha superado tres debates, si no lo agendan en el Senado se archiva por tiempos y tendríamos que esperar dos años más. En Colombia nunca habíamos estado tan cerca de tener etiquetado frontal claro”.

Por su parte, el abogado e integrante de la Coalición de la Esperanza, Humberto de la Calle, demostró su apoyo ante la ley de Comida Chatarra: “Apoyo el proyecto de Comida Chatarra. Me queda difícil entender las razones para oponerse. ¿Ganancias por encima de la salud? Senado: estamos pendientes”, comentó.

Otros usuarios cuestionaron la necesidad de crear una ley que verifique la comida chatarra es perjudicial para la salud: “Desde cuándo acá se necesita una ley para saber que la comida chatarra es mala y que debemos tener buenos hábitos al comer”, comentó un usuario.

¿En qué consiste el proyecto?

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), se necesita que “los gobiernos establezcan políticas para restringir las ventas de estos productos. Los ultraprocesados no pueden ser la base de nuestra alimentación, no pueden ser un producto esencial en nuestras dietas”.

Por tal motivo, algunos países como Reino Unido, Noruega, Francia, Australia, Suecia, Ecuador y Perú han decidido adoptar medidas que permitan controlar el consumo de bebidas y alimentos chatarra. Entre las acciones realizadas se encuentra la regulación de ventas en escuelas y especificación de etiquetados.

Esta última, es la herramienta principal con la cual trabaja la iniciativa de ley de Comida Chatarra, pues según explica Miguel Toro a Kienyke.com “este etiquetado pretende que sea fácil de entender para todo tipo de personas: un niño, un adolescente, un adulto mayor […] En una economía de libre mercado, en un sistema democrático como el nuestro, el acceso a la información es útil, los ciudadanos deben tener acceso claro, concreto y visible en todo sentido para que puedan tomar decisiones”.

Entre las diferencias que tendrá el etiquetado propuesto en el proyecto y la tabla de contenidos actual que se encuentra en los empaques, se resalta la ubicación al frente del producto y que tendrá una forma de hexágono. "Son tres sellos monocromáticos de advertencia que hablan solamente del exceso. Es decir, si se va comer un alimento de estos, al frente se encuentra: con exceso de sodio, exceso de azúcar, exceso de grasa”, aseguró Mauricio Toro, ponente del proyecto.

Cabe resaltar que varios de estos comestibles, son causantes en muchos casos de enfermedades como diabetes, obesidad, problemas de colesterol, fallos cardiacos, entre otras comorbilidades derivadas de una mala alimentación.

Siga a KIENYKE en Google News