Agresiones a la prensa, otra cara de las movilizaciones en Colombia

Publicado por: anamaria.gomez el Jue, 03/06/2021 - 18:06
Share
Tras los ataques a la prensa por parte de la fuerza pública, la FLIP hizo un llamado al respecto. Estos son algunos de los casos.
Ataques a la prensa
Créditos:
Humano Salvaje

Durante las protestas se han denunciado casos de agresiones y abusos contra los civiles. Algunos periodistas que se han encargado de cubrir los acontecimientos ocurridos durante el Paro Nacional, han sido víctimas de los ataques.

La Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), ha rechazado los casos de violencia contra periodistas, por lo que piden que los hechos se aclaren. Según la organización se presenta un "patrón de ataques contra la prensa perpetrados por la fuerza pública que alcanzan 108 agresiones en 34 días de protestas. En total la FLIP ha registrado 210 agresiones y 243 víctimas durante las manifestaciones de este año" 

Debido a los ataques perpetuados a la libertad de prensa, la fundación reiteró su preocupación sobre lo ocurrido en las protestas debido a que está "siendo utilizado para debilitar uno de los pilares de las sociedades democráticas: la prensa libre e independiente. El derecho a la protesta y el derecho a informar y ser informados son fundamentales en la democracia.", sentenció por medio de un comunicado de prensa. 

En conversación con Kienyke.com, el Director de la Flip, Jonathan Bock, comentó que los ataques sostenidos durante los 35 días de manifestaciones, "es una situación sin precedentes. Está limitando de manera clarísima el cubrimiento periodístico y la información que recibe la gente, porque se ha generado un ambiente de miedo y de intimidación que limita muchas veces que los periodistas puedan asistir a cubrir donde hay enfrentamientos".

Lo anterior, ha hecho que la Flip tome cartas en el asunto y empiece a enviar informes detallados sobre las agresiones a instituciones internacionales y nacionales como Naciones Unidas, Procuraduría, Fiscalía, Defensoría del Pueblo y Policía.

"Lo importante es que haya una reacción por parte del Gobierno Nacional frente a esta situación, porque es importante mandar un mensaje de respeto al trabajo de la empresa. Se espera que la reacción pueda dar un freno a las agresiones que estamos documentando y que debo reiterar que en la mitad de los casos los agresores son integrantes de la fuerza pública", comentó Bock. 

Uno de los últimos casos que se han registrado, ha sido el fotorreportero fotorreportero independiente, Nicolás Sánchez, quien aparentemente fue agredido por la Policía durante la noche del pasado miércoles 2 de junio mientras cubría las protestas que se presentaban al sur de Bogotá.

Según relata el joven esa noche estaban cubriendo los enfrentamientos entre los miembros de la fuerza pública y los manifestantes en la localidad de Usme. "Mi compañero y yo nos acercamos para tener un mejor registro, dentro de eso la fuerza disponible arremete contra nosotros y contra los manifestantes", relató a través de un video difundido por Twitter.

Según cuenta Sánchez, algunos uniformados que se encontraban en el lugar, se acercaron a él para arrinconarlo contra la pared, donde recibió un fuerte golpe en su pierna. "Caigo al piso, mi compañero se acerca a mí para protegerme porque tres policías más se nos acercan, y uno de ellos me da una patada en la cara", explicó.

Durante ese tiempo, los jóvenes pedían ayuda a los gestores de convivencia y derechos humanos ante el desorientamiento y heridas propinadas al fotorreportero. "Reviso mi pierna y noto un sagrado, ahí es cuando llega un chico de primeros auxilios, me revisa y los uniformados se van", comunicó.

Después de los hechos, esperaron durante 30 minutos la llegada de una ambulancia, sin embargo algunas personas que se encontraban en el lugar, les informan que presuntamente el servicio móvil es bloqueado por la fuerza pública. "Con ayuda de la comunidad, traen una tabla que era como de la Primera Línea y ahí me montan en esa tabla y me conducen hacia un taxi", comentó Sánchez, quien recibió cinco puntos en su herida.

Este hecho fue rechazado por la FLIP. "Condenamos contundentemente la agresión contra el periodista independiente Nicolás Sánchez, ocurrida anoche en Bogotá durante el cubrimiento de protestas", publicó por medio de Twitter.

Este no ha sido el único caso. Durante la misma noche el fotorreportero del diario El Espectador, José Vargas, quien se encontraba documentando las protestas en Suba en la Av. Cali con calle 132, fue aparentemente agredido por la fuerza pública.

Según cuenta Vargas a Kienyke.com, después de que unos policías arremetieran contra los manifestantes, agredieron física y verbalmente al fotógrafo quien se encontraba resguardado detrás de unos árboles para no ser herido por los objetos lanzados. Cabe resaltar que en el momento, el joven estaba identificado como prensa.

"Se me acercan y me comienzan a rodear, uno de ellos me encara y me empieza a insultar. Mientras él hacía esto, llegan otros dos policías por la espalda, me hacen un tipo de sancadilla con el pie y otro me jala de la espalda, me tumban al suelo", contó Vargas a Kienyke.com.

Según cuenta el reportero, una vez cae al suelo comienzan a golpearlo, "trato de levantarme lo más rápido posible porque estaba rodeado por ellos y en lugar ya estaba solo, cuando me levanto, otro policía -creo que fue el primero que me encaró- empieza a golpear el lente de la cámara con el bolillo, esto hace que una parte se rompa en dos". 

Luego de haberlo agredido, "el último uniformado del ESMAD en irse me dice "eso le pasa por caerse sólo". Yo trato de hacer unas fotos cuando ellos se están yendo para alcanzar a coger los números". José Vargas fue auxiliado por las personas de primeros auxilios de la Primera Línea.

Ante lo sucedido, José Vargas contó a este medio que "el Secretario de Gobierno Luis Ernesto Gómez, se comunicó conmigo y me dijo que eso por ningún motivo debía pasar. Me brindó el apoyo y me dijo que por parte de la Secretaría se iban a comunicar conmigo; hoy efectivamente una abogada de derechos humanos de la entidad se comunicó, hizo un puente para que una fiscal tome el caso". 

Los dos hechos, sumados a las 108 agresiones registradas durante 35 días de marchas, ha generado que algunos usuarios por medio de redes sociales manifiesten su preocupación acerca de las agresiones a la prensa. 

 A su vez, el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo, rechazó las agresiones y restricciones de la libertad de prensa en el país. "Se observa con preocupación, dentro de las 197 agresiones, arbitrariedades como 12 casos de robo de equipos o eliminación de material, 38 amenazas, 7 negaciones en el acceso a la información, 8 detenciones ilegales, 4 casos de espionaje o invasión, 16 casos de obstrucción al ejercicio, 3 ciberataques a páginas web, 12 acciones arbitrarias en redes sociales y 71 agresiones", informó Camargo por medio de un comunicado de prensa.

Por otra parte la Secretaría de Gobierno aseguró que las investigaciones al respecto ya están en curso. Hasta el momento, la Policía Nacional no se ha comunicado con los afectados, ni ha dado a declaraciones al respecto, no obstante, según comento Bock a este medio, se espera una reunión entre la fundación y esta entidad en los próximos días. 

Siga a KIENYKE en Google News