¿Farc niega reclutamiento de menores? Sandra Ramírez responde en Kienyke

Publicado por: daniel.guerrero el Mié, 22/07/2020 - 08:36
Share
Sandra Ramírez dijo que no desconoce esta práctica dentro de la guerrilla, pero asegura que no existía una política de reclutamiento en su reglamento.
Sandra Ramírez reclutamiento menores FARC

La senadora Sandra Ramírez, recién electa como segunda vicepresidenta del Senado, causó gran controversia tras un par de entrevistas brindadas a Caracol Radio y Blu Radio, en las cuales declaró que las Farc no tenían una política de reclutamiento de menores de edad.

De inmediato, los comentarios y cuestionamientos en su contra comenzaron a surgir a desde las redes sociales, pues se dijo que está negando un hecho que ha sido probado, e incluso relatado, por sus propias víctimas.

KienyKe.com habló con Griselda Lobo, como también se le conoce, quien aclaró que no desconoce que hayan sucedido casos de reclutamiento a menores de edad, "pero no en esas dimensiones", según afirmó.

"Nosotros no desconocemos que hayan ocurrido hechos graves y dolorosos como los que ocurrieron en la guerra, pero no teníamos una política de reclutamiento de menores, no era algo establecido o estatuido para nosotros", expresó la senadora del partido Farc, y señaló que muchos de los menores que llegaron a las filas de la guerrilla lo hicieron por convicción propia o para salvaguardar su vida y la de sus familias.

  

"Llegaron niños huérfanos a quienes les desaparecieron sus padres de un momento a otro y quedaron a la deriva, jóvenes por ahí deambulando o buscando comida en la casa de los vecinos. Eso es muy diferente a tener una política reclutamiento", aseveró Ramírez a Kienyke.com.

A la pregunta de qué pasaba entonces con los testimonios de quienes aseguran haber sido reclutados siendo menores, quien fue compañera sentimental de alias Tirofijo contestó que no los niega, pero advierte que "no ocurrieron en esas dimensiones", retomando la reflexión hecha en Caracol Radio, al comparar la calidad del Ejército Nacional -su armamento, entrenamiento y capacidad- con la que, según ella, podría tener la guerrilla "supuestamente compuesta por miles de menores".

"¿Quién es el ejército colombiano? ¡Uno de los mejores preparados en el mundo!. Nosotros lo vivimos, los enfrentamos y sabemos que están preparados en la lucha contra los insurgentes. Ahora bien, ¿sería que las Farc iba a enfrentar semejantes tropas bien armadas y entrenadas con líneas llenas de menores?", cuestionó la actual vicepresidente del Senado.

  

Además, recordó la denuncia hecha en 1985 ante la Comisión de Paz del entonces gobierno de Belisario Betancourt, desde la cual se acusó al Ejército Nacional de reclutar niñas pertenecientes a un orfanato de Florencia (Caquetá) para ser entrenadas en el Batallón Juanambú y empleadas en la confrontación armada contra la guerrilla.

"Las entrenaron desde los 11 años para que luego se infiltraran en las estructuras guerrilleras. Las monjas del orfanato le ayudaban a escoger las niñas que cumplieran con sus requisitos: bonitas, inteligentes y de buenas condiciones físicas. Ellas después declararon y dieron detalles de los horrores en los entrenamientos, y las llamamos así: las niñas de Juanambú", dijo la senadora Sandra Ramírez a Kienyke.com.

  

¿Y los jóvenes que hacían parte de las Farc al momento del acuerdo?

Según Ramírez, fueron 134 los menores de edad que pertenecían a las filas de la guerrilla al momento de la firma del acuerdo en 2016, cuya custodia quedó a cargo del Estado colombiano a través del programa Camino Diferencial de Vida (CDV).

"El Gobierno se hizo cargo de ellos y hasta el día de hoy no sabemos dónde están o si, finalmente, les restablecieron sus derechos. Los medios de comunicación deben ocuparse en investigar qué pasó con ese programa, saber si ellos están estudiando y que están haciendo. Porque ese era uno de los compromisos del Estado. Creo que dos de ellos están en los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación -ETCR- con sus familias", concluyó Sandra Ramírez.

Lea también: Coronavirus y asesinatos, los problemas del Acuerdo de Paz en Colombia.

Mientras tanto, los cuestionamientos a sus declaraciones continúan dando de qué hablar en las redes sociales, entre las que, hoy por hoy, su nombre se posiciona como uno de los temas de conversación más importantes entre los colombianos, sobre todo, tras convertirse en la primera excombatiente de las Farc en llegar a un cargo directivo del Congreso.