Trabajadores de Twitter salen en defensa de Elon Musk y sus cambios

21 Noviembre 2022, 05:38 PM
Share
A pesar de las críticas a la nueva realidad laboral en Twitter, algunos trabajadores de la compañía han salido en defensa del magnate y el impulso que le estaría dando a la famosa red social.

Desde la llegada de Elon Musk a Twitter, bastantes han sido los comentarios sobre la realidad laboral de una de las redes sociales más famosas del mundo. Más aún, luego de la despedida a varios directivos a los días del cambio de administración y la salida masiva de algunos empleados que decidieron no unirse a la invitación del magnate para construir un “Twitter 2.0”.

Desde entonces, las posiciones se han dividido entre quienes apoyan la idea de un nuevo Twitter y los que la rechazan, entre otras cosas porque eso ha incluido para el dueño de Tesla acabar el teletrabajo en la compañía y exigir jornadas laborales más rigurosas. Algo que si bien goza de contradictores, irónicamente ha representado un mayor impulso para algunos de sus trabajadores. 

Uno de estos casos es el del reconocido emprendedor Matthew Wensing, quien relató que sigue trabajando en Twitter y que de hecho nunca se había sentido tan vivo, ya que siente que sus responsabilidades han aumentado de forma considerable tras la llegada de Elon Musk. 

“Sigo trabajando en Twitter. Yo solía asistir a reuniones sobre cómo ajustar los íconos. Anoche tomé 8 redbulls y reescribí las peores partes de nuestro backend de mensajes directos, no me sentía tan vivo desde cs 301. Gracias Elon”, señaló el fundador de Summit en su cuenta de Twitter. 

Este comentario, bastante contrario a todo lo que se ha escuchado en los últimos días sobre la nueva realidad de Twitter, obtuvo una gran cantidad de comentarios y críticas por parte de varias personas que lo calificaron como romantización de la explotación laboral. Sin embargo, Wensing dejó claro que no tiene ningún problema con el nuevo Twitter y que de hecho considera que su esfuerzo lo hace por “grandes recompensas”. 

“A diferencia de algunas personas, no tiendo a quemarme siempre que la recompensa sea lo suficientemente grande”, señaló el emprendedor digital, frente a un cuestionamiento de un internauta que le aseguró que su ”luna de miel” con Twitter duraría poco. 

De hecho, este no ha sido el único caso de un trabajador de Twitter que ha salido a respaldar a Elon Musk y las aspiraciones con su su nueva compañía. Otra fue Esther Crawford, directiva de Twitter encargada del desarrollo de productos en etapa temprana, quien posteó una foto en sus redes sociales durmiendo en el piso de la compañía. Algo que generó toda clase de comentarios. 

“Cuando su equipo está presionando las 24 horas del día para cumplir con los plazos, a veces tú duermes en el trabajo”, señaló Crawford, luego respaldando a Elon Musk en varios mensajes en los que resaltaba el sacrificio que requiere lograr grandes cosas

Así las cosas, está claro que Crawford representa la filosofía que Elon Musk quiere instaurar en Twitter, siendo una de las claves el compromiso total con su trabajo. “Ya que algunas personas están perdiendo la cabeza, te explico: hacer cosas difíciles requiere sacrificio (tiempo, energía, etc.). Tengo compañeros de equipo en todo el mundo que se esfuerzan por dar vida a algo nuevo, por lo que es importante para mí presentarme ante ellos y mantener al equipo desbloqueado”, señaló la directiva de Twitter.

Los cambios en el Twitter de Elon Musk

 

En medio de todo lo anterior, la palabra “nuevo” llega a tener un papel relevante en esta historia, ya que desde su llegada el mismo Musk sentenció varios cambios en la red social que sigue planteando como un ‘contrapoder’ frente a los medios de comunicación tradicionales. 

La misma Esther Crawford lo señaló en su cuenta de Twitter, cuando dijo que en la compañía se habían acabado “las vacas sagradas”, citando un trino de Musk en el que aseguró “que Twitter hará muchas tonterías en los próximos meses” en aras de determinar qué sirve y qué no.

“Ya no hay vacas sagradas en el producto en Twitter. Elon está dispuesto a probar muchas cosas -- muchas fallarán, algunas tendrán éxito. El objetivo es encontrar la combinación correcta de cambios exitosos para garantizar la salud y el crecimiento a largo plazo del negocio”, trinó la directiva. 

Y es que, a ciencia cierta, pocos no han sido los cambios en lo que lleva Twitter con Musk. Posiblemente uno de los más sonados, fue el hecho de que la cuenta personal de Donald Trump fuese devuelta luego de una encuesta en la que votaron más de 15 millones de personas y que terminó con un 52% de los votos a favor del expresidente. 

Un hecho que parece intrascendente, pero que marca un antes y un después en la historia de las normas comunitarias de Twitter, ya que cabe recordar que a Donald Trump le fue retirada su cuenta luego de que la red social considerara que sus mensajes en la toma del Capitolio en Estados Unidos representaron una incitación a la violencia. Algo que desde un principio Elon Musk rechazó. 

De acuerdo con lo que señala el dueño de Tesla, la libertad de expresión será un principio fundamental en la nueva versión de la plataforma, al igual que el concepto de periodismo ciudadano, que busca de una forma u otra hacerle frente al poder de los grandes medios de comunicación. Otro cambio importante será que, próximamente, Twitter podría empezar a operar en código abierto (una de las críticas más frecuentes de Musk cuando no era el dueño). 

Sin embargo, en un giro sorpresivo de las cosas, Elon Musk le puso límites a esa libertad de expresión, asegurando que si bien va a ser un principio transversal, eso no significa que se le abra la puerta a "la libertad de alcance" para contenidos negativos. Eso quiere decir, entre otras cosas, que habrán sanciones de alcance y monetización para aquellos trinos que indiquen discursos de odio, discriminatorios o que inciten a la violencia.

En ese sentido, asevera que para que una persona pueda encontrar un mensaje de este tipo, tiene que buscarlo directamente. Algo que marca una diferencia con respecto a las políticas anteriores, con las que un mensaje como estos era eliminado y hasta una cuenta sancionada si el algoritmo o los revisores de Twitter determinaban que el mensaje incumplía con sus normas comunitarias

KienyKe Stories