La violencia no cesa, asesinan a un guardaparque en Boyacá

Publicado por: admin el Jue, 06/02/2020 - 11:12
Share
Este jueves en horas de la mañana en la vereda La Cueva, zona rural del municipio de Güican, departamento de Boyacá, asesinaron a Yamid Alonso Silva Torres de 38 años
La violencia no cesa, asesinan a un guardaparque en Boyacá
Este jueves en horas de la mañana en la vereda La Cueva, zona rural del municipio de Güican, departamento de Boyacá, asesinaron a Yamid Alonso Silva Torres de 38 años y quien se desempeñaba como guardaparque.

Escuche las noticias más importantes del día:

[single-related post_id="1247014"] Silva era operario contratista del Parque Nacional Natural El Cocuy. Desde hace dos años se dedicaba a desarrollar labores de control al ecoturismo en el sector La Esperanza de este Parque Nacional, en el municipio de Güican, desde hace 2 años. La entidad para la que trabaja se pronunció y expresó su rechazo ante este tipo de hechos. "Parques Nacionales Naturales de Colombia lamenta profundamente y rechaza el asesinato de nuestro guardaparque Yamid Alonso Silva Torres". Hasta el momento no se conocen las causas y responsables del homicidio. Sin embargo, Parques Nacionales hizo un llamado a las autoridades para que se investiguen los hechos y establecer los móviles del asesinato. "Parques Nacionales Naturales extiende sus condolencias a sus familiares, amigos y compañeros y hace un llamado a las autoridades competentes para que se adelanten las investigaciones correspondientes que permitan esclarecer este triste hecho que hoy apaga la vida de un guardaparque de nuestra entidad y quien velaba día y noche por la conservación de la biodiversidad en el nororiente de Colombia".

Dos asesinatos en una semana

Este hecho se suma al homicidio de un líder comunitario que ocurrió hace solo dos días en el municipio El Cocuy en Boyacá. Libardo Arciniegas Zaldua de 52 años, quien se desempeñaba como tesorero de la junta de acción comunal en la vereda Palchacual Centro, fue asesinado el pasado 4 de febrero. Dos hombres de identidad desconocida interceptaron a Arciniegas y dispararon hasta acabar con su vida.