Colombia en un menú

28 Febrero 2012, 07:29 AM
Share
Para los amantes de las entradas y platos fuertes de Entrepues, llegó un restaurante con la misma propuesta pero en la ciudad. La Herencia

Para los amantes de las entradas y platos fuertes de Entrepues, llegó un restaurante con la misma propuesta pero en la ciudad. La Herencia abrió sus puertas en el barrio Quinta Camacho para satisfacer a los amantes de la comida típica que no quieran ir hasta las afueras para degustar de los platos de ayer y hoy. Un recorrido gastronómico por la Costa Atlántica, Antioquia, la Sabana de Bogotá y el Valle del Cauca invita a disfrutar de una amplia carta de comida colombiana como en casa de la abuela.

Desde el sancocho trifásico, la bandeja paisa y el mote de queso, hasta la posta cartagenera -una de las mejores de la ciudad-, La Herencia reúne en su menú las delicias de nuestro país preparadas a la manera de antaño. Una selección de recetas colombianas servidas con cariño y a la manera tradicional que no pretende competir con la comida de autor ni la cocina fusión para rescatar la herencia de la gastronomía colombiana.

En una hermosa casa de conservación ubicada en la carrera 9 # 69ª-26 se rememoran las tradiciones de los hogares colombianos. Libros, vajillas antiguas, estampados de flores y portarretratos con fotografías en blanco y negro decoran un lugar acogedor que busca ser la mejor opción de comida casera en el corazón financiero de Bogotá.

Las hermanas Valentina y Alejandra Builes, en compañía de su madre, Marta Jiménez, formaron una familia que trabaja por prestar el mejor servicio y ponerle un toque de creatividad a sus propuestas. Un espacio decorado por el famoso diseñador de interiores Álvaro Lara que terminó por definir la identidad de este lugar.

De lunes a domingo La Herencia atiende a sus comensales desde las 8:00 am con desayunos típicos como tamales, calentaos, caldo de costilla, arepas, entre otros. Para el almuerzo y la cena hay una larga lista de opciones que se puede acompañar con los cocteles creados por el coctelero peruano Tony Abello, que bautizó algunas de sus creaciones como “Esa platica se perdió”, “Sabe a Jhonny Key”, “Sale pa”.

KienyKe Stories