Colectivo Libertad: otra cara del Paro Nacional en Bogotá

Publicado por: lizeth.piza el Dom, 27/06/2021 - 16:41
Share
Creado Por
Lizeth Piza
KienyKe.com habló con dos integrantes del Colectivo Libertad, una organización formada para informar y ayudar a los afectados por el Paro Nacional
Créditos:
Instagram - @colectivo.libertad

Quienes viven los enfrentamientos en las calles en el marco del Paro Nacional también tienen una historia que contar. Hay quienes deciden no tener un escudo, “la única defensa que nosotros tenemos son nuestras identificaciones”, dice Alex, del Colectivo Libertad. Aunque esa no es la única manera de resistir y las personas que pertenecen a esta organización lo saben.

“Yo estuve en la Primera Línea entregando cositas de comer para los muchachos”, cuenta Sebastián, otro integrante y cofundador del colectivo. Las palabras a las que se enfrentó, después de dar unos bocadillos a los jóvenes, le llegaron al alma.

— Uy parcero, gracias. Realmente hoy en todo el día no hemos comido nada — le respondió en su momento un integrante de la Primera Línea.

Esa escena describe al Colectivo Libertad. Después del Paro Nacional que vivió Colombia en 2019 un grupo de jóvenes preocupados por el país decidieron conformar esta organización. “Pensamos que había una manera en la cual nosotros pudiéramos dar nuestro grano de arena, pero impactando directamente en la comunidad, desde la conciencia social”, explica Alex.

Así lo empezaron a hacer. Alrededor de 27 jóvenes se organizaron, sacaron de sus recursos y trasnocharon pensando en planes de acción para ayudar a ciertas comunidades de la ciudad. En agosto de 2020 realizaron su primera intervención en Ciudadela Sucre.

Los integrantes del colectivo buscaron en cada una de sus localidades una comunidad que estuviese afectada después del Paro Nacional de 2019. “Escogimos la que más ayuda necesitara por las movilizaciones y los desalojos”, comenta Alex. El resultado fue un acercamiento a las personas de Ciudadela Sucre entregando unos 300 almuerzos, pero a veces las cosas no suceden como se planean.

Una hora después de iniciar toda la organización supieron que ya no eran 300 personas por recibir el arroz con pollo que iban a preparar, sino que eran 500. “Se nos salió de las manos – afirma Alex, pero eso no los detuvo –. Así que empezamos con una campaña de recolección”. Les llegaron donaciones, ropa y cobijas. Con esa respuesta, se dieron cuenta que las personas que seguían al colectivo, “nos adoptaron, no nos vieron como vándalos”.

Un tiempo de rechazo

El Colectivo Libertad se hace conocer como un medio de comunicación alternativo y una organización de ayuda social y comunitaria. Por ese motivo, las donaciones que han recibido desde que iniciaron este proceso han sido para ayudar a comunidades y para la financiación de implementos de primeros auxilios, pecheras para el equipo de prensa, cascos, gafas, máscaras y comida.

Si bien ellos no intervienen en las manifestaciones como lo haría la Primera Línea, sí están en medio de los enfrentamientos con el fin de capturar lo que “no se muestra en los medios”. Aunque realmente no todos lo ven así.

Un par de medios de comunicación colombianos afirmaron en sus portales que el colectivo era “un grupo radical violento”. Posteriormente los vincularon al ELN por recibir una supuesta “financiación”. Estos hechos se presentaron el 28 de abril del presente año.

P/: ¿Por qué afirmaron eso?

R/: Supuestamente parte de las personas que habían sido capturadas eran parte del Colectivo. Los relacionaban con una persona que le apodaban ‘Topo’, como supuesto líder del colectivo, lo cual es falso.

P/: ¿Los medios involucrados se contactaron con ustedes para verificar la información?

R/: Estos medios nunca trataron de conocer esa otra verdad y en este caso éramos nosotros. Simplemente empezaron a hacer acusaciones directas y nunca hubo una rectificación.

P/: ¿Y qué pasó luego de esas acusaciones?

R/: A raíz de eso, la mayor parte del colectivo duró más o menos hasta la segunda semana de mayo sin salir a la calle. Era tal la censura que decíamos “yo salgo de la casa o me coge la policía o me cogen otras personas”.

P/: ¿Ustedes sentían que los tenían vigilados?

R/: Sí. Dijeron que reclutábamos gente para que hicieran actos vandálicos, los cuales nosotros nunca hemos hecho. También nos relacionaron con los disturbios en los CAI y podemos dar fe que las personas del colectivo no estuvimos allí.

De Instagram a una organización

Frente a los hechos relatados por el Colectivo Libertad, las personas siguieron apoyando su labor de ayuda y denuncia con los casos de abuso policial a través de Instagram, pero ellos quedaron con un sabor amargo después de las acusaciones.

Una entidad se comunicó con ellos para ayudarlos y limpiar su nombre desde la legalidad. Ahí empezaron el proceso para ser una fundación sin ánimo de lucro. Ese procedimiento se está terminando en estos momentos y permitirá mostrar de dónde vienen los recursos del Colectivo Libertad. “Queremos hacer ver que este tipo de acciones nos la ha hecho llegar la gente del pueblo y no el ELN y las FARC como dicen ellos”, asegura Alex.

Tanto Sebastián como Alex no revelan sus nombres por la misma razón que se explicó con anterioridad, pero sí recalcan que todos los que hacen parte del colectivo lo hacen porque les nace y desde sus propios medios. “Con el tema de las muertes en Cali, las masacres, nosotros nos acostábamos respondiendo mensajes a las 3:04 de la mañana – explica Sebastián –. Son cosas fuertes y uno tiene que empezar a mostrar la verdad”.

Aquí puede ver más del Colectivo Libertad.