Metro de Bogotá: así planean su expansión a Suba y Engativá

Publicado por: sebastian.alvira el Jue, 26/11/2020 - 08:07
Share
Iniciará en la calle 72 con avenida Caracas, bajará por la localidad de Engativá a lo largo de la Calle 72, y tomará luego la avenida Ciudad de Cali llegando hasta Suba.
Metro de Bogotá: así planean su expansión a Suba y Engativa

Esta mañana desde el Centro Felicidad Fontanar del Río en la localidad de Suba, la alcaldesa Claudia López en compañía del Ministro de Hacienda, la Ministra de Transporte, el director del DNP y el gerente de la Empresa Metro; presentó el trazado de la expansión del Metro que llegará hasta la localidad de Suba, pasando por la de Engativá y que se desarrollará a lo largo del corredor de la calle 72, tomando luego la avenida Ciudad de Cali.

De acuerdo con la presentación de la mandataria local, el proyecto pasó por varios meses de estudio por la consultora británica Steer y la francesa Egis, y concluyeron exitosamente las dos primeras etapas del estudio de prefactibilidad contratado por la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN) para definir las características de la expansión del Metro de Bogotá.

“Cuando dijimos que el sistema de transporte masivo de Bogotá se iba a basar en una red de Metro Regional, en vez de sólo troncales de Transmilenio, era en serio. El Metro, como lo prometimos desde el día uno, va a llegar hasta Suba y Engativá”, señaló la alcaldesa. 

 

Según las proyecciones de la Administración Distrital, con esta línea se beneficiarán cerca de 2 millones de personas en ambas localidades donde además de tener una alta densidad poblacional, hay insuficiente oferta de transporte público masivo.

La zona de expansión prioritaria es Suba y se escogió el trazado de la calle 72 y la avenida Ciudad de Cali que cubre las localidades de Engativá y Suba. Este sector se definió a partir de las proyecciones demográficas del DANE y urbanísticas de la Secretaría Distrital de Planeación. 

“Para llegar a estas conclusiones los consultores estudiaron 18 alternativas de trazado, todas partiendo de la última estación de la fase 1 de la Primera Línea del Metro en la calle 72 con avenida Caracas y llegando a Suba. Todos ellos se midieron de acuerdo con 31 indicadores que arrojaron que la ampliación debería ser a partir de la avenida Caracas con calle 72, en dirección occidente, hasta tomar la avenida Ciudad de Cali y llegar a Suba”, explicó Andrés Escobar, gerente general de la Empresa Metro de Bogotá. 

Se estima que cada fase de expansión del metro generará aproximadamente 30.000 empleos indirectos como directos. Por lo cual, este proyecto es prioritario para el plan de reactivación económica del Gobierno Nacional porque impulsa a Bogotá en materia de movilidad y competitividad. 

Trazado segunda línea
Créditos:
Alcaldía de Bogotá

Las empresas consultoras continuarán con los estudios de factibilidad que definirán el alineamiento de la expansión, es decir si esta deberá ser subterránea, elevada o a nivel; el nodo de terminación; el número y ubicación de las estaciones; el costo total del proyecto, y el costo/beneficio.

Para el 2022, se deberá definir el convenio de cofinanciación con el Gobierno Nacional para poder luego hacer la licitación y contratación de obra que tendría un costo de 16 billones de pesos; 9.5 billones en su construcción y 6.5 en financiación. 

Es importante mencionar que, para hacer la extensión del Metro de Bogotá hasta Suba y Engativá, se proyecta que el Distrito debe poner 4.8 billones de pesos de contrapartida para su financiación en vigencias futuras, las cuales serían aprobadas con el espacio presupuestal que le resta a la ciudad para llegar a ese tope.

Sin embargo, en el proyecto de presupuesto de 2021 el Distrito presentó una solicitud de vigencias futuras por 3.2 billones para 2022 y 2023 destinadas a proyectos distintos al Metro, y según el concejal Emel Rojas, esto no permitiría la contratación de la obra en este periodo de gobierno. 

“Con la aprobación el mes pasado del cupo de endeudamiento por 10.8 billones de pesos, el espacio de crédito y vigencias futuras de la ciudad quedó muy cerca de su tope máximo legal permitido", expresó.

Así que para evitar que el proyecto se retrase, el concejal anunció que acudirá ante la alcaldesa Claudia López y los ponentes del proyecto del presupuesto, para que revisen esta situación y eviten poner en riesgo uno de los proyectos más importantes de esta administración.