Barbosa, un fiscal con sello propio

Publicado por: laura.zuluaga el Lun, 04/01/2021 - 12:17
Share
• Golpes contundentes al contrabando, al ocultamiento de recursos por bandas criminales, a los agresores de mujeres, al sicariato y al tráfico de estupefacientes, sus más importantes logros.
Francisco Barbosa

A lo largo del año 2020 quedó claro que Francisco Barbosa está dirigiendo la Fiscalía General de la Nación, con un estilo personal y particular, con marcadas diferencias frente a sus antecesores, dentro de las cuales, la más determinante, es que descentralizó su trabajo, y a pesar de la pandemia, dirigió personalmente las investigaciones desde distintas regiones del país.

Tibú, Popayán, el Magdalena Medio, entre otros, han estado en su camino, o como sucedió el pasado 10 de diciembre, Barbosa lideró personalmente el operativo más grande que se haya llevado a cabo contra las bandas criminales que producen y comercializan alcohol adulterado en Bogotá y Soacha; un hecho que destacado por los medios de comunicación y la ciudadanía en general.

Tras los allanamientos se incautaron 60 toneladas de insumos como etiquetas, tapas, dosificadores, cajas, alcohol y cerca de 300 mil botellas de vinos, aperitivos, champañas, whiskys, rones, vodkas y aguardientes ‘chiviados’ que ya estaban empacados y listos para ser vendidos durante las festividades decembrinas.

Fiscal Barbosa primer año

Golpes contundentes como este, son los que han caracterizado los frecuentes desplazamientos del fiscal a diferentes zonas del país. Incluso, desde antes de su posesión, Barbosa lo había advertido: “Voy a ser el fiscal de los territorios de Colombia. El fiscal que se va a salir del bunker”.

Su fórmula presenta resultados que parecen respaldarlo, como, por ejemplo, el hecho de que la Fiscalía General de la Nación impactó la red financiera del ‘Clan del Golfo’ para evitar el ocultamiento de sus ingresos ilícitos.

Desde 2012, habrían administrado bienes muebles, inmuebles y empresas con las cuales habrían lavado 4 billones de pesos. Además de, supuestamente, patrocinar jugadores de fútbol profesional y grupos musicales.

Igualmente, en el marco de un mega operativo desarrollado en Bogotá, Líbano (Tolima), Marquetalia (Caldas) y Medellín (Antioquia) el CTI de la Fiscalía capturó a 26 personas que harían parte de la estructura criminal de la ‘La Empresa’, dedicada al tráfico de estupefacientes, sicariato y desapariciones forzadas.

También se impactaron organizaciones criminales que operaban en el bajo Cauca antioqueño, el sur de Córdoba y Bolívar, la frontera entre Sucre y Córdoba en Montes de María.

Incluso el propio Barbosa lideró acciones en uno de los lugares más conflictivos del país: Tibú (Norte de Santander), en el corazón del Catatumbo. Allí, como es sabido, se libra un violento enfrentamiento entre bandas criminales como Los Pelusos y Los Ratrojos, y las disidencias del EPL, el ELN y del antiguo Frente 33 de las Farc.

La disputa es por el control de los corredores fronterizos con Venezuela y rutas del narcotráfico. En especial, aquel que atraviesa Tibú, El Tarra y Ocaña hacia el Magdalena Medio. Y de allí hacia el resto del país. También se disputan las extorciones en los sectores de hidrocarburos, fincas ganaderas y minería, tanto legal como ilegal.

Feminicidios resueltos en un 94%

De otro lado, desde su llegada a la Fiscalía General, los casos de feminicidio en el país se han resuelto en un 94% (estaba en 74%), la cifra más alta de los últimos años. En este sentido se destaca, por ejemplo, el esclarecimiento de casos como el de Colón de Génova (Nariño). En 18 días, el doble feminicidio de una mujer de 73 años y su nieta de 9 fue resuelto y el responsable fue puesto tras las rejas.

Y en un caso más reciente, en pocos días fue arrestado el hombre que con un hacha agredió a su pareja en Bogotá. Se le imputó por tentativa de feminicidio agravado.

En cuanto a los homicidios colectivos, la aclaración de estos hechos pasó del 20% al 68,47% durante la administración de Barbosa. En este aspecto se destaca que la Fiscalía logró que fueran enviados a prisión los presuntos responsables de los homicidios colectivos ocurridos en Samaniego, Nariño, donde murieron 8 jóvenes, y en Jamundí, Valle, donde fueron asesinadas otras cuatro personas.

Con estos ejes y estas estrategias, dice Barbosa: “hemos logrado llegar al 63,37 % de esclarecimiento en la muerte de líderes sociales, superando el 52 % con el cual recibí la Fiscalía”.

Francisco Barbosa Fiscal General de la Nación

Se esclarecen homicidios de líderes sociales

También hay avances significativos en los esclarecimientos de los homicidios de líderes sociales, los cuales pasaron del 52% al 63,37%. Como ocurrió con los crímenes de los líderes del movimiento político Colombia Humana: Campo Elías Galindo, Iván Giraldo Fúquene, Jhonatan Borja Pérez y Gustavo Adolfo Herrera Gutiérrez, cuyos implicados fueron imputados por homicidio agravado y hurto calificado, entre otros delitos.

Hay que destacar, además, que pese a la pandemia y todas las restricciones que ha implicado, la Fiscalía no ha parado en sus actividades: 706.427 audiencias realizadas (1.900 audiencias diarias en promedio), 42.401 medidas de aseguramiento, 42.857 condenas y 9.222 organizaciones criminales desarticuladas en diferentes regiones del país.

En su mira también ha estado la protección de los animales. Incluso, fue protagonista en la primera condena por maltrato animal en Cundinamarca. Un fiscal de “Gelma” (grupo especializado contra el maltrato animal), logró condenar a 12 meses de prisión, más una inhabilidad por 3 años para tener animales, a un ciudadano que mató a su mascota.

Y la esa lista, habría que agregar muchísimas acciones más sobre lo que ha sido el desempeño en la Fiscalía de Francisco Barbosa, como la rapidez con que logró enviar a prisión a Luis Nehomar García Aponte, alias ‘Chómpiras’, presunto responsable del homicidio de un usuario de Transmilenio.

Ese modelo de gestión del Fiscal General muestra resultados comprobables frente a lo que ha interpretado como la necesidad prioritaria de la ciudadanía: una justicia rápida y efectiva en todas las regiones del país.