¿La variante Delta provocaría una nueva cuarentena obligatoria?

Publicado por: german.alarcon el Lun, 26/07/2021 - 17:19
Share
Kienyke.com habló con un epidemiólogo para conocer el comportamiento de la variante Delta en el cuerpo humano.
Créditos:
EFE/Carlos Ortega/Archivo

Con la presencia de la variante Delta en Colombia son muchas las dudas e inquietudes que se generan dentro de la población. Lo cierto es que si no se toman medidas rigurosas ni se fortalecen otras ya presentes, el virus podría ocasionar estragos a nivel de salud y de la economía. 

Kienyke.com habló con el médico epidemiólogo poblacionista, Leonardo León, para conocer en detalle los efectos de la variante Delta en el organismo humano, qué tan peligrosa es dentro de una comunidad y cuáles son las medidas que se deben tomar para evitar más casos de contagios y decesos. 

En primer lugar, para entender qué es la variante Delta, el experto señaló que "es el virus de SARS-CoV-2 con cinco importantes cambios en su cadena genética"; según explicó, esta variante es más transmisible y contagiosa en comparación a sus antecesoras y el virus original.

"En estudios se ha identificado que mínimo un caso de variante Delta puede contagiar hasta a ocho personas, a diferencia de las anteriores que un caso podía estar contagiando a dos o a cuatro personas", señaló el médico epidemiólogo. 

Leonardo León contó que la variante Delta presenta una sintomatología donde el dolor de garganta, la secreción nasal, el dolor de cabeza y la fiebre son más frecuentes. "El virus empieza a deteriorar a la persona", enfatizó. 

La preocupación de las autoridades sanitarias aumenta a medida que se van dando cuenta que la variante Delta golpea con más fuerza a la población joven, debido a que son el último grupo poblacional en acceder a la vacuna. 

El médico epidemiólogo resaltó que, si no se acelera el proceso de vacunación, "se podrían presentar nuevas olas de contagios"

 

Escuche la entrevista completa con el médico epidemiólogo Leonardo León:

¿Se debe implementar la cuarentena obligatoria para frenar la variante Delta?

La cuarentena obligatoria fue la primera gran medida que adoptaron muchos países, incluida Colombia, para intentar frenar la transmisión del covid-19 por el mundo. Si bien funcionó a mitad de la pandemia, se tendría que pensar con cabeza fría el tomar nuevamente esta decisión, debido a las consecuencias negativas que conlleva para la economía de un país. 

"Teniendo en cuenta que hay que hacer una reactivación económica en el país, las cuarentenas absolutas de una población generan dificultades en ese aspecto", detalló el médico epidemiólogo en diálogo con Kienyke.com

La solución más coherente para frenar la cadena de contagios ocasionada por la variante Delta sería a través de la estrategia PRASS, es decir: "hay que tener más cantidad de pruebas, superar y mejorar la vigilancia genómica, rastrear con más frecuencia los casos y contactos y fortalecer el aislamiento sostenido", explicó el experto.

Además de estos factores, León resaltó que la cadena de atención también debe ser fortalecida tanto en insumos como en disponibilidad de equipos. "Desde la atención primaria en salud pasando a la atención de urgencias, después a hospitalización, uci, rehabilitación y en la disposición de cadáveres", señaló. 

El médico epidemiólogo aclaró que en vez de decretar una cuarentena obligatoria se debe "pensar en realizar algunas acciones focalizadas en poblaciones donde se encuentren brotes o crecimiento de casos".

Para lo cual dijo, que la idea no es cerrar una ciudad completamente "sino focalizar acciones como el toque de queda o cuarentena selectivas". 

Es fundamental que la comunidad mantenga las prevenciones del autocuidado, el uso correcto y frecuente del tapabocas, el lavado de manos constante y la ausencia a lugares de mala ventilación y aglomeraciones. 

"El talento humano de la salud ya está agotado, entonces por parte de la ciudadanía debemos ser responsables en el autocuidado", agregó. 

¿Se corre más riesgo al no vacunarse?

El médico epidemiólogo Leonardo León dijo que en Europa, según el Centro para Control de Enfermedades, se calcula que para finales de agosto la variante Delta será dominante en un 90 % de los casos que se presentan allá. 

Por esta razón afirmó que "efectivamente se corre más riesgo al no estar vacunado".

Y puntualizó en que un estudio logró identificar que las vacunas de Pfizer, Astrazeneca y Janssen, con las segundas dosis, alcanzan una protección para esta variante entre el 88 % y el 90 %.