36 excombatientes de las Farc se graduaron de técnicos agropecuarios

Publicado por: richard.ladino el Lun, 09/03/2020 - 11:08
Share
"Mostrarles el diploma a mis allegados y decirles que sí valió la pena", comentó uno de los graduados.

En el municipio de Quimbaya, Quindío, 36 exguerrilleros de las Farc-Ep, se graduaron como técnicos labores agropecuarios, después de tres meses de formación con Fundapanaca.

“Salimos dispuestos a trabajar para sacar a nuestras familias adelante, porque somos portadores de la paz en Colombia. Mi anhelo es llegar pronto a casa para mostrarles el diploma a mis allegados y decirles que sí valió la pena este esfuerzo”, resalta el excombatiente, Yinder Rafael Duarte, padre de cinco hijos.

Este Modelo de Entorno Productivo tuvo una intensidad de 640 horas y fue posible por el trabajo articulado de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN), en acompañamiento técnico con Fundapanaca y el apoyo financiero del Fondo Multidonante de las Naciones Unidas para el Sostenimiento de la Paz y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

“Esta experiencia les permite a los nuevos técnicos contar con herramientas de inclusión laboral, como son habilidades blandas, conocimiento de instituciones y sus servicios. Todo esto con el objeto de fortalecer sus nuevos proyectos productivos apuntando a la sostenibilidad económica a largo plazo. Además de avanzar en el camino de la Paz con Legalidad y la reconciliación”, expresó Nelson Darío Velandia, director programático de la ARN. 

La ceremonia de graduación se realizó en el Parque Nacional de la Cultura Agropecuaria, donde las 36 personas en proceso de reincorporación, provenientes de Risaralda, Huila, La Guajira, Cauca, Antioquia, Guanía, Cesar, Quindío, Norte de Santander, Valle del Cauca, Nariño, Meta y Caquetá, dieron un paso más en su camino de legalidad.

De esto da fe Duverney Gómez, quien valora el apoyo de las instituciones y el cambio en su vida: “Ahora nuestra mentalidad es hacer las cosas bien, a través de la educación para ayudarles a las comunidades y las familias. Estas oportunidades nos abren caminos para reincorporarnos a la sociedad. Soy campesino de nacimiento y estos aprendizajes son importantes. Los veo como ir a una universidad”. 

El acto fue emotivo, hubo sonrisas pero también lágrimas por un logro que en el pasado muchos veían imposible.

“Este entorno fue grato porque aprendí mucho de lo que no sabía del campo. Me llevo el conocimiento para replicarlo en mi comunidad y el orgullo de saber que estuve a la altura de este reto. Las oportunidades son para aprovecharlas”, comentó el excombatiente Joan Andrei Sánchez.

Los alumnos desarrollaron competencias humanas (formación del ser), conocimientos en administración y legislación laboral en especies menores como porcicultura, avicultura, conejos y peces, y frente al manejo y utilidad en equinos y asnales, sin dejar de lado los bovinos y las buenas prácticas ganaderas, entre otras, en Quimbaya y La Soria (Tolima).  

Los 36 excombatientes regresarán a sus casas preparados para incursionar en la vida laboral, construir un mejor futuro, compartir el conocimiento en sus comunidades y cosechar logros en sus territorios.