Ley de Acción Climática, hoja de ruta ambiental de Colombia para el 2050

23 Diciembre 2021, 09:44 AM
Share
Con la nueva Ley de Acción Climática, el Gobierno espera trabajar con distintos sectores para alcanzar la neutralidad de carbono y reducir la depredación de ecosistemas.
Créditos:
Cortesía

El presidente Iván Duque sancionó este miércoles Ley de Acción Climática y con ella se marca la hoja de ruta ambiental para alcanzar la esperada neutralidad de carbono en 2050, que es precisamente uno de los objetivos a los que Colombia se ha comprometido y que ha reafirmado en varias instancias internacionales. Sus gestores incluso la denominan la “constitución climática de Colombia”. 

“La hemos denominado la constitución climática de Colombia porque está fijando el norte y los derroteros para las próximas décadas en la protección de nuestra casa común. No hay un planeta B, no hay otra madre tierra; es esta y la tenemos que cuidar”, señaló el Jefe de Estado en el acto de sanción de la ley, que tuvo lugar en la Sierra Nevada de Santa Marta.

La importancia de esta ley radica, básicamente, en que establece los objetivos y medidas a corto, mediano y largo plazo para reducir las emisiones de carbono y la depredación de los ecosistemas. Labor en la que los pueblos originarios, cuidadores y habitantes ancestrales de la tierra tienen un papel protagónico, por lo que no resulta sorpresivo que sean incluidos tanto en el cuerpo de la norma como en el evento de su sanción.  

“Esto no va a quedar en incisos ni en numerales y no va a quedar solamente en la publicación; aquí vamos a trabajar con las comunidades ancestrales; vamos a hacer pagos por servicios ambientales; vamos a trabajar en los bonos de carbono de conservación, y vamos a trabajar en educación ambiental”, aseveró el mandatario.

Entre otras cosas, la ley persigue la meta de reducir el 51% de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero de acá al 2030, recalcada en la COP 26 en Glasgow por el presidente Iván Duque, aparte de compensar su producción, promover la transición energética, entre otras disposiciones. 

El texto sancionado por el mandatario, contiene metas específicas de adaptación para casi todos los sectores de la sociedad en función del cambio climático, así como contempla objetivos como  declarar el 30% de los mares y áreas continentales áreas protegidas, desarrollar planes de manejo para los páramos de acá al 2025, reducir las áreas afectadas por la deforestación, empezar a reutilizar al menos el 10% de las aguas residuales domésticas, etcétera. 

Queda entonces formalmente sancionado este proyecto, tan importante para el Gobierno Duque, que entre otras cosas le da respaldo a sus ambiciones ambientales (que incluso llegó a plasmar en su nuevo libro “El camino a Cero”) y las metas que ha reafirmado públicamente en distintos escenarios globales. El reto, de acá en más, será llevar todo el articulado de la ley a la práctica para convertir a Colombia en un referente verde de la región

KienyKe Stories