"Excluyeron el delito de espionaje en el decreto solo para no dejarme salir": hacker Andrés Sepúlveda

16 Abril 2020, 10:00 PM
Share
En entrevista exclusiva con KienyKe.com, el hacker aseguró que en el decreto de excarcelación se excluyó este delito con el único fin de mantenerlo privado de la libertad.

El espionaje es uno de los delitos que quedaron excluidos para acceder a las medidas contempladas en el decreto 546 de 2020, el cual le concede a por lo menos 4 mil personas privadas de la libertad la detención preventiva y prisión domiciliaria transitoria para evitar el contagio del Covid-19, su propagación y consecuencias. 

La primera persona en ser condenada y privada de la libertad por este delito en Colombia es el famoso hacker Andrés Sepúlveda, quien purga actualmente una pena de diez años de prisión en La Picota de Bogotá por infiltrar las comunicaciones del proceso de paz en 2014. 

Además del espionaje, el hacker fue sentenciado por los delitos de concierto para delinquir agravado -que también fue excluido de los beneficios del decreto-, acceso abusivo a un sistema informático, violación de datos agravado y uso de software malicioso de instrumento privado.

En entrevista exclusiva con KienyKe.com, el hacker denunció que el delito de espionaje fue excluido de las medidas transitorias porque “hay alguien empeñado en que él jamás logre su libertad”. Además, aseguró que el decreto “no sirve para evitar el virus en los centros penales” y calificó la situación como una “bomba de tiempo que está a punto de estallar”. 

“La única persona que está actualmente presa por espionaje soy yo. Hay alguien con el interés de que yo no salga. Pienso que es la misma persona interesada en vincularme con las chuzadas del Ejército, de mantenerme activo y trasladarme de cárcel en cárcel”, dijo desde la celda en la que se encuentra recluido. 

Escuche la entrevista con el hacker Andrés Sepulveda: 

KienyKe.com también logró contactarse con Luis Carlos Sepúlveda, hermano mayor del hacker, que aseguró que él ya tendría derecho de acceder a beneficios judiciales por haber cumplido con más del 60 % de la pena. 

“Él ha pasado seis años en la cárcel. Debería haber salido en junio pasado al cumplir los cinco años. Sin embargo, el delito de concierto, que no existió, le quita los subrogados penales”, afirmó.

Luis Carlos indicó que, a su parecer, la decisión de apartar de los beneficios transitorios a los condenados por espionaje es una “excepción exclusiva para su hermano”. 

“Claramente sentimos que poner ese delito en medio de las exclusiones es para mantener a Andrés en la cárcel. El proceso de defensa ha sido imposible y la misma Fiscalía se ha negado a aceptar públicamente sus abusos”, manifestó.

Además, señaló que el hacker “fue obligado” a aceptar en el preacuerdo el delito de concierto para delinquir, a pesar de que la Fiscalía no logró demostrar que hubieran otras personas involucradas.

“Andrés fue obligado a aceptar ese delito sin un abogado defensor. Además, la misma Fiscalía no pudo demostrar más implicados en el delito de concierto, lo que en teoría lo tumba porque para él se ejecute se necesitan al menos dos personas”, expresó. 

Tras las rejas en medio de una pandemia 

El hacker Andrés Sepúlveda señaló en esta entrevista que enfrenta una situación difícil por cuenta del coronavirus. Dijo que se encuentra en un sitio de reclusión donde hay un “alto riesgo de contagio” y que sus familiares están preocupados por lo que le pueda pasar. 

En estos momentos mi tolerancia y mi esperanza se acabaron. Mis padres, mis hermanos, mi esposa y mis hijos están muy preocupados. Una cosa es estar aquí sin pandemia y otra es tenerla encima. Nos estamos enfrentando a una vaina que mata gente”, manifestó. 

Por último, le pidió a las autoridades que atiendan su caso, pues aseguró que si no fuera porque le tocó aceptar un delito “a las malas” su historia sería diferente. 

“Yo no estoy pidiendo que me regalen cosas, estoy pidiendo que obren en justicia. Si no fuera por ese delito de concierto para delinquir yo estaría en mi casa y no aquí enfrentándome a una situación que me podría matar”.

KienyKe Stories