Marketing

Compleja relación económica entre EE.UU y China para 2020

Publicado por: admin el Dom, 05/01/2020 - 02:04
Share
Las dos economías más grandes del mundo, Estados Unidos y China, han estado envueltos en una guerra comercial y arancelaria iniciada por el presidente de los Estados Unidos.

Donald Trump, acusa a
Compleja relación económica entre EE.UU y China para 2020
Las dos economías más grandes del mundo, Estados Unidos y China, han estado envueltos en una guerra comercial y arancelaria iniciada por el presidente de los Estados Unidos. Donald Trump, acusa al país asiático de robar propiedad intelectual de las empresas estadounidenses y de crecer exponencialmente a expensas de los intereses nacionales. Trump y sus antiguos asesores, entre ellos Steve Bannon, designaron a China como el principal rival del país desde el comienzo de su campaña electoral. Además, ha señalado que algunas corporaciones estadounidenses han contribuido a las tendencias de desindustrialización de Estados Unidos, ya que transfieren instalaciones de producción a China durante décadas, impulsando la economía del gigante de Asia Oriental. Lea también: Trump anuncia que firmará acuerdo comercial con China La guerra de tarifas entre las dos potencias del comercio internacional, que cumplen su decimoséptimo mes, ha generado afectaciones en los mercados globales.

Las presunciones erróneas de Trump

La administración Trump asumió erróneamente que Estados Unidos tenía una mayor ventaja que China y daba por sentado una rápida victoria comercial. Pero no fue así. Trump, en su "gran e incomparable sabiduría", pensó que las guerras comerciales son fáciles de ganar y que China no tomaría represalias. Para su asombro, no sólo China sino también otros, incluso aliados tradicionales, han tomado acciones comerciales contra Estados Unidos. El presidente Trump, también determinó que los aranceles estadounidenses sobre China allanarían el camino para que las empresas estadounidenses reubicarán sus cadenas de suministro de vuelta a los EEUU, lo que tampoco ocurrió. La mayoría de las compañías protestaron contra Trump a favor de China o trasladaron sus manufacturas a otros países asequibles en sudeste asiático. Por último, no menos importante, el presidente de Donald Trump, aseguró en mayo de 2019 que los "grandes agricultores patriotas del país serán uno de los mayores beneficiarios" de sus políticas comerciales contra China. Sin embargo, los agricultores fueron devastados y las bancarrotas agrícolas en septiembre aumentaron en un 24%, en medio de un año turbulento de guerra comercial, según datos de la Federación de la Oficina Agrícola Americana - la organización agrícola general más grande de la nación. Cuando las realidades de la guerra comercial golpearon a los agricultores estadounidenses en los estados Republicanos, justo antes de las elecciones del 2020, Trump y sus ayudantes buscaron maneras de retrasar, pausar o cancelar más sanciones contra los compradores chinos que mantenían las granjas agrícolas americanas en el negocio. Además, la administración tuvo que proporcionar USD 28.000 millones en ayuda federal a los agricultores para evitar que los estados agrícolas tradicionalmente republicanos votaran Demócrata antes de la elección presidencial del próximo noviembre. Le puede interesar: Las implicaciones del ataque de EE.UU. a Irán

El acuerdo con China

Después de meses de negociaciones entre las delegaciones comerciales, Estados Unidos y China han acordado iniciar la "fase uno" de un pacto comercial que había sido buscado desde hace tiempo y que pondría fin a su guerra comercial bilateral. El acuerdo actual, que aún no ha sido finalizado sobre el papel, cubre la propiedad intelectual, los servicios financieros y el compromiso de China de comprar hasta USD 50.000 millones en productos agrícolas estadounidenses. Antes de Navidad, Trump dijo a los periodistas en Florida que "en última instancia" tendría una ceremonia de firma con el presidente chino Xi Jinping. El representante de comercio de EEUU, Robert Lighthizer, a principios de diciembre, señaló que se espera que la fase uno del acuerdo comercial se firme "en la primera semana de enero". Sin embargo, los funcionarios chinos no han confirmado ninguna fecha de firma, ni ninguna reunión entre los líderes de los países, según afirmó el diario South China Morning Post. Además: “Panamá busca alejarse de la hegemonía de Estados Unidos” Los medios estatales chinos hasta ahora sólo confirmaron que se había acordado un acuerdo interino el 13 de diciembre con Estados Unidos en principio, dos días antes de la fecha límite para los aranceles adicionales de Estados Unidos, pero añadieron que el texto necesita un estudio más profundo. No es de extrañar que la parte china esté tratando de maximizar sus ganancias aprovechando el proceso de destitución, o 'impeachment', liderado por los Demócratas contra el presidente Trump, quien ahora es más débil en las negociaciones de política exterior global bajo la presión política interna. Tomada de Anadolu