Marketing

El Arte Escucha: el proyecto que genera salud emocional con arte

Publicado por: laura.niño el Vie, 28/05/2021 - 16:12
Share
Conozca el proyecto El Arte Escucha y cómo es una herramienta que restaura el autoestima, la creatividad y confianza a través del arte.
El Arte Escucha
Créditos:
El Arte Escucha

El Proyecto Global el Arte Escucha: Fortalecimiento Socioemocional en el Aula, busca que las personas por medio del arte expresen sus sentimientos, restauren su autoestima, experimenten con la creatividad y confianza individual, con el fin de mejorar la calidad de vida y de educación.

A través de la iniciativa, sus creadores le hacen la invitación a niños, niñas, jóvenes, docentes, colectivos sociales y comunidad en general a que estén atentos a los diferentes talleres gratuitos que se realizarán a lo largo del año.

Por el momento El Arte Escucha está desarrollando talleres mensuales con  aproximadamente 70 maestros de Bogotá y de otros países como México y Argentina, desde el pasado mes de febrero y cuyo proyecto con ellos ira, en su primera fase, hasta noviembre del presente año.

El proyecto está avalado y respaldado por la Secretaría de Educación de Bogotá en sintonía con el plan sectorial de educación además del Instituto para la Investigación Educativa y el Desarrollo Pedagógico (IDEP). El fortalecimiento socio emocional que busca el proyecto, no es solo para los estudiantes sino también para los maestros que hagan parte de la iniciativa. 

En entrevista con Kienyke.com, su fundador Dairo Vargas y Carolina Tamayo periodista y coordinadora del proyecto explicaron que su motivación de hablar de la salud emocional y utilizar el arte como una herramienta para exteriorizar los sentimientos fue el motor de El Arte Escucha.

Vargas, aseguró que: “El arte es una herramienta indispensable, el arte ayuda a  expresar los sentimientos que son muy difíciles de manifestar con palabras”.

El lanzamiento de la iniciativa El Arte Escucha fue en Huila, departamento del sur de Colombia donde nació Dairo. Desde las escuelas rurales y urbanas, este artista creó murales, exhibiciones, seminarios en universidades como el Externado, con diferencias focales desde niños, adultos, militares, entre otros.

Su larga trayectoria lo motivó a dirigir su arte hacia la salud emocional de la ciudadanía. Recordó que en uno de los talleres trabajó la conexión familiar. Los participantes reunieron anécdotas familiares, como: ¿Cómo se conocieron sus padres? ¿Cómo se conocieron sus abuelos? como él lo califica una excelente estrategia para implementar la interacción familiar. 

Con actividades como esta se logró enfocar al participante en: desconectarse del exterior y enfocarse en el interior.  Así será más fácil ubicar los sentimientos y proyectarlos en alguna expresión artística que al final ayuda a que ellos identifiquen en qué son capaces y se proyecten a un futuro. 


Para Dairo y Carolina la motivación de continuar con el proyecto es: “Evitar el suicidio, que ahora se está multiplicando más en jóvenes y niños, poder salvar así sea una vida es una cosa inmensa”. Sin embargo, existen otros factores como mitigar el maltrato infantil, exteriorizar sentimientos, apoyar el arte.

En entrevista con KienyKe.com Sandra Sánchez, docente del colegio Minuto de Buenos Aires en la localidad Ciudad Bolívar de Bogotá y quien actualmente está integrada en el proyecto, contó que: “El 40 % de mis estudiantes no tienen conectividad a clase sincrónica, algunos tienen planes de internet de $1.000 o $2.000 pesos que cargan semanalmente, de igual modo se dificulta la comunicación”. 

Debido a el aislamiento, Sergio Amado, uno de sus estudiantes se vio afectado emocionalmente sin embargo, con algunas estrategias del proyecto, como: el intercalar la respiración y visualización le ayudaron a expresar por medio de los colores y las formas esa frustración de no poder ir al colegio. Ahora exterioriza sus emociones y participa en talleres y clases.

Sandra Sánchez confirma que: “Todos mis estudiantes, aunque no pueden participar del proyecto, han tenido un cambio positivo… se han vuelto más creativos, receptivos y han generado que su creatividad crezca”. 

En charlas internas han comentado a su profesora que pueden expresar sus sentimientos en el papel, sin olvidar que su contexto social y económico es bastante complicado, así no tengan los medios económicos, para conseguir una pintura o un color. Los buscan y participan de la actividad.

A partir de los encuentro los fundadores quieren generar conciencia en la importancia de la salud mental y ayudar a los participantes por medio del arte expresar sus emociones.

 

Siga a KIENYKE en Google News