Marketing

Avianca Brasil se declaró en quiebra definitiva

Publicado por: sebastian.alvira el Jue, 16/07/2020 - 08:05
Share
La justicia de San Pablo hizo el anuncio por petición de OcenAir, una compañia independiente de Avianca Holdings.
Avianca Brasil

La aerolínea brasilera se había acogido en agosto del 2018 a la ley de bancarrotas para trabajar en una reestructuración en sus finanzas y así seguir operando con normalidad, sin embargo, el pasado martes aceptó el fracaso de las gestiones con sus acreedores. Avianca Brasil se declaró en quiebra definitiva.

La empresa controlada por el brasileño nacionalizado colombiano Germán Efromovich, que en 2004 adquirió el control del grupo Avianca y sus subsidiarias como TACA y VIP. En 2010 la aerolínea brasileña OceanAir, de propiedad de Efromovich, llegó a un acuerdo para usar el nombre Avianca Brasil sin que el control de la empresa pasara a formar parte del grupo colombiano.

El anuncio lo hizo el juez primero de Quiebras y Recuperaciones Judiciales de San Pablo, Tiago Henriques Papaterra Limongi, por petición de la propia compañía independiente de la colombiana Avianca Holdings. 

Ahora, la compañía deberá hacer una lista de sus activos para que sean subastados, dicha lista tendrá que ser entregada en un plazo máximo de 60 días. El fin de la subasta será pagar una parte de las millonarias deudas de la empresa que ascienden a los 504 millones de dólares. La oficina de abogados Álvarez & Marsal, será la encargada de evaluar los bienes de la empresa antes de su venta.

“Consta en los autos del proceso que, por la total paralización de las actividades de la empresa que intentaba recuperarse, la administradora judicial y la propia aerolínea admitieron la imposibilidad de cumplir con el plan de recuperación judicial que ya había sido aprobado por los acreedores y homologado por la Justicia, y solicitaron que el proceso de recuperación judicial fuera convertido en declaración de quiebra”, alegó el juez.

Cabe recordar que desde mayo la Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC), le impidió operar por su crítica situación financiera y operativa. Lo cual dejó a la empresa en una situación aun más complicada sin recibir ingresos. Producto de esa determinación la compañía tuvo que devolver los 48 aviones alquilados que componían su flota. 

La empresa solo pudo subastar los slots, es decir, los permisos de despegue y aterrizaje en los aeropuertos, a los que tenía derecho en las terminales de mayor movimiento del país, como las de San Pablo y Río de Janeiro. Sin embargo, no pudo recibir los 147 millones de dólares que acordó por esa venta a sus competidoras Latam Brasil y Gol porque la subasta no fue aprobada por parte de la ANAC.

La firma Pacific Bank se postuló para adquirir los activos de la compañía y el juez pidió al administrador judicial que se evalúe la conveniencia de la propuesta presentada. 

Frente a esta determinación Avianca Holdings emitió el siguiente comunicado para aclarar que OceanAir es una compañía independiente. 

Comunicado