Marketing

Un muro que calma la sed

Publicado por: laura.niño el Mié, 17/02/2021 - 14:59
Share
Conozca este emprendimiento social que ha permitido que llegue agua potable a más de 15.000 personas en Soacha.
Emprendimiento social Ekomuro
Créditos:
Recon

A lo largo de la historia muchos han sido los muros que el hombre ha creado para dividir, separar o inhibir de posibilidades a la humanidad.

El muro de Berlín, el muro fronterizo en Norte América, muros religiosos y hasta de lamentos, han marcado la historia mundial.

Sin embargo, en Colombia, un emprendedor social encontró en el concepto del muro, ese que dividía a las personas, la posibilidad de entregarles algo tan vital como el acceso al agua. Sí. Porque en el siglo XXI todavía hay personas que buscan alternativas para acceder al elemento natural más preciado.

Más de 8.000 metros cúbicos de aguas lluvias recuperadas y 10.500 botellas reutilizadas en la composición de los tanques de almacenamiento son algunas de las cifras de impacto.
Créditos:
Recon

Y qué mejor manera de hacerlo que utilizando uno de los recursos más desaprovechados por la humanidad: el plástico. Hoy este emprendimiento social a través de la innovación se convierte en una alternativa que le ha permitido a más de 15.000 personas a tener un digno y potable vaso con agua para el día a día. De los cielos de la fría Soacha en Cundinamarca, hasta el grifo de los hogares para cumplir labores básicas y sencillas como el aseo, la cocina y calmar la sed.

Se trata del Ekomuro, una innovación social de bajo costo creada por Ekogroup H2O, emprendimiento social que busca proveer de mejores prácticas autosostenibles a los problemas de acceso al agua en el mundo, con un muro de almacenamiento construido con botellas recicladas con capacidad de 160 litros y que ingeniosamente utiliza filtros sawyer para potabilizar y hacerla apta para consumo humano.

“Nuestro proyecto se trata de un tanque de recolección de aguas lluvias en Bogotá, de forma vertical, elaborado con botellas plásticas PET reutilizables, las cuales unimos e interconectamos para generar un dispositivo que permita la recolección para la posterior purificación”, indicó Ricardo Alba Torres, Co fundador de Ekogroup.

Fue en Altos de Cazucá, en Soacha, un lugar habitado por personas vulnerables (víctimas del desplazamiento forzado) con dificultades socioeconómicas permanentes, uno de los primeros lugares en beneficiarse con esta iniciativa. Allí comenzó un camino para edificar muros que unan a la sociedad en torno a la sostenibilidad. Y al trabajo digno, porque la innovación tiene en cuenta la construcción de tejido social brindando oportunidades laborales a jóvenes de la misma comunidad para armar, instalar y hacer mantenimiento de los Ekomuros.

Ekomuro también construye tejido social brindando oportunidades laborales a jóvenes de las comunidades beneficiadas para armar, instalar y hacer mantenimiento de los Ekomuros.
Créditos:
Recon

“Ha sido una bendición, por fin tenemos agua disponible. Es claro que por lo general casi siempre está lloviendo y eso nos permite recoger constantemente. En mi casa vivimos 6 personas y ya no tenemos que pelear porque se acabe”, dijo Johana Rivera, beneficiaria de la iniciativa en el mencionado sector de Bogotá.

 

El impacto: Más de 8.000 metros cúbicos de aguas lluvias recuperadas, 10.500 botellas reutilizadas en la composición de los tanques de almacenamiento y más de 15.000 personas beneficiadas de manera indirecta, permiten encontrar en el Ekomuro una alternativa que mitiga los problemas de saneamiento básico de estas familias del centro de Colombia.

  • 104 sistemas instalados
  • 70 colegios públicos y privados sensibilizados
  • 1,5 toneladas de CO2 se han dejado de emitir
  • 45mil estudiantes beneficiados directamente con los sistemas
  • 10.500  botellas PET reutilizadas
  • 8mil m3 de agua lluvia recuperados
  • + 15.000 beneficiarios indirectos y +600 beneficiarios directos
Emprendimiento social Ekomuro
Créditos:
Recon

“El reconocimiento y el agradecimiento de las personas después de que le instalemos uno de nuestros tanques y poder acceder al agua, es suficiente para continuar un proyecto que, por supuesto, requiere de inversión de la empresa privada para su sostenibilidad”, precisó el Cofundador.

Su financiamiento es necesario para la sostenibilidad del mismo en el tiempo, por ello, Ekogroup además de enseñar a la comunidad a realizar los tanques y divulgar la información entre los vecinos para la construcción de más elementos, busca la cofinanciación de los mismos a través de la venta del sistema Ekomuro a empresas privadas, que lo utilicen en su interior, y permitan la elaboración de estos en su zona de influencia.

“La idea no es ir a poner un tanque y ya. La idea es que la misma comunidad aprenda a construir uno de ellos y pueda acceder al agua sin interrupción. Además, con la empresa privada, lo que buscamos es que, tras una venta, cofinancia la elaboración de un muro para una familia que lo necesita”, aclaró el Cofundador.

Ekomuro es una solución innovadora con sello de sostenibilidad, aporta el cumplimiento de la agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU como agua limpia y saneamiento, acción por el clima, ciudades y comunidades sostenibles junto a trabajo decente y crecimiento económico.

Esto hace de Ekomuro H2O+ un Emprendimiento Social que saca la cara y da un paso adelante en un país, que pese a ser rico en recursos hídricos, sigue teniendo en sus tierras a miles de compatriotas sin acceder a un servicio digno de acueducto y saneamiento.

“Para nosotros RECON es un actor principal en el ecosistema en el emprendimiento social porque realmente conecta a nosotros los emprendedores con muchísimas organizaciones y esto nos ha permitido avanzar y escalar con la iniciativa hacia muchos más hogares en Colombia”, finalizó Ricardo.

Con información de Recon