Marketing

El emprendimiento que sacó del cine el maíz pira

Publicado por: laura.niño el Mié, 07/04/2021 - 09:06
Share
Daniela Castaño en entrevista con KienyKe.com da a conocer a Maiz Kernel, una oferta gastronómica diferente y competitiva contra lo habitual en San Victorino.
Maiz Kernel,una oferta gastronómica diferente
Créditos:
Maiz Kernel

Maiz Kernel nace en diciembre de 2018 en San Victorino -centro de Bogotá-, por Daniela y Paula Castaño en busca de una oferta gastronómica diferente, ser un snack novedoso y competitivo contra lo habitual empanada, pastel de yuca, buñuelos, etc.

En entrevista con KienyKe.com, Daniela Castaño comentó: "Maiz Kernel es una marca que quiere descontextualizar las crispetas del cine" es decir, que no sea necesario ir a un cine para comer crispetas. Aquí nace la palabra Kernel, una palabra sin significado, el reto era llenarla de experiencias y sabores. “Queremos ser el Dunkin Donuts de Colombia” la gente piensa en Dunkin -una palabra que no significa nada- e inmediatamente piensa en donuts. 

Aunque la competencia en San Victorino tenía gran variedad, Maiz Kernel aprovechó la oportunidad de ser un país andino, un país que está loco por el maíz y experimentar desde ahí.

Los sabores al iniciar eran solo salados pero con el tiempo los clientes pedían otro tipo de sabores, asimismo la marca innova con otros sabores como las crispetas de chocolate con almendra con 50% de cacao, crispetas con trozos de Ferrero, Huevo Kinder, Kinder Bueno o Nutella.  

El covid no las detuvo

“Más que quedarse en una oficina viendo números o problemas sobre la contingencia actual, es salir, llenar una mochila de crispetas y vender. Siempre en movimiento, siempre vender, así sea en una fiesta".

Debido a la contingencia actual decidieron salir de San Victorino - su zona de confort- e implementar nuevas estrategias de venta, aunque era complicado pasar de un mercado presencial a uno que compitiera digitalmente, lograron adaptarse.

Es decir, enviar cadenas masivas por WhatsApp, observar el mundo digital y ver donde se dan a conocer los emprendedores, ir a toda la ciudad,como Soacha y sectores aledaños a Bogotá y lo más importante impactar al cliente con el producto.

¿Quiere lograr un emprendimiento pero no sabe cómo?

Daniela recuerda que "antes de ser emprendedoras, nosotras somos vendedoras. Tú me puedes ver en una fila de un banco y yo estoy hablándole a la persona de enfrente y a la persona de atrás sobre crispetas... es ser más vendedor, que emprendedor".

Ella aconseja a los nuevos emprendedores, que no hay reglas, "el mayor error es pensar que ya todo está hecho, el océano es infinito, está listo, sí realmente tú crees, sí tienes un instinto, una corazonada, de que puedes hacer un producto en el que tú crees y lo puedes vender y la gente te puede copiar el cuento, lánzate". 

Por ejemplo, Maiz Kernel jamás imagino que tendría productos dulces con chocolate ferrero o nutella, tampoco tenía un músculo financiero para tener su propia tienda, pero sí una pequeña máquina de crispetas.

En efecto, se puede innovar desde algo muy sencillo y estar atentos a las ofertas locales. Dejar de ponerse un límite basado en miedo, es “lanzarse y probar en el mercado, cada producto dará luces de lo hay que cambiar” concluyó Daniela Castaño.