Atlético Nacional llegó a un arreglo con Cortuluá y podrá utilizar refuerzos

Publicado por: luis.cifuentes el Vie, 13/08/2021 - 21:42
Share
Atlético Nacional confirmó la inscripción de los seis refuerzos que no había podido utilizar en la presente Liga debido al conflicto con Cortuluá
Créditos:
Cortesía

Atlético Nacional no había podido inscribir jugadores producto del pleito con el equipo del Valle del Cauca por la transferencia del jugador Fernando Uribe a Millonarios.

El club verdolaga finalmente pudo llegar a un acuerdo con Cortuluá , por lo que podrá tener a disposición para los próximos partidos las contrataciones adquiridas en este segundo semestre.

Luego del pago, el equipo del Valle envió sin complicaciones el paz y salvo correspondiente que habilita al equipo paisa a inscribir jugadores para este torneo, el cual ya está en curso.

En ese sentido Dorlan Pabón, Yeison Guzmán, Ruyery Blanco, Nelson Palacios, Felipe Aguilar Cristian Castro podrán estar a disposición del cuerpo técnico para actuar en los partidos de la liga que ya va por su quinta fecha.

Asimismo, el club verdolaga a través del comunicado con el que anunció la inscripción de los refuerzos, apuntó contra las normativas y estructuras del fútbol colombiano. “Atlético Nacional seguirá perseverando en sus argumentos, los cuales buscan que las estructuras normativas del balompié colombiano respeten y reconozcan que las controversias de esta naturaleza no se definan en última instancia por quienes no tienen funciones judiciales, y que tanto los clubes como los jugadores deben tener siempre acceso al Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) para que sea esta entidad judicial, especializada en el deporte, la que dirima en última instancia sus disputas”.

La disputa ante el TAS

Cortuluá decidió cobrar un valor de 5 millones de dólares por la transferencia de Uribe a Millonarios. Sin embargo, Nacional argumentó que dicha transacción se hizo a modo de préstamo y en ningún momento se percibió ningún monto de dinero por el jugador. 

“Atlético Nacional y Cortuluá pactaron que, si el jugador Fernando Uribe se negociaba, cada uno de ellos tendría derecho al 50% de los derechos deportivos correspondientes. Atlético Nacional argumenta que el jugador nunca fue vendido a Millonarios y, por consiguiente, jamás se causó la suma de USD$5 millones a favor de Cortuluá”, aseveró el equipo paisa en un comunicado el pasado 13 de julio. 

Ante la negativa, Tuluá acudió a la Comisión del Estatuto del Jugador de la Dimayor, quien definió que Atlético Nacional debía pagar el monto de dinero demandado. El equipo respondió llevando el caso ante el TAS, quien confirmó la deuda de los antioqueños pero cambió drásticamente la cantidad: ahora Nacional debía solamente 150 mil dólares. Monto que se apresuró a pagar. 

Los vallecaucanos tampoco se quedaron quietos y escalaron el caso al Tribunal Superior de Suiza, quien tumbó la decisión adoptada por el TAS y reafirmó la deuda de USD 5 millones. Hasta este momento Nacional continúa sancionado por las autoridades deportivas colombianas con inhabilidad para inscribir nuevos refuerzos para la temporada. 

De ahí en adelante, la plantilla antioqueña empezó una cruzada judicial que pasó por tutelas que apelaban por la violación del derecho al trabajo de varios jugadores y, tras la caída de estas, la arremetida pública de Néstor Humberto Martínez (abogado de Nacional) quien aseguró que Tuluá “no verá ni una moneda”.

A eso se le suma, por supuesto, la decisión de entutelar a la Federación Colombiana de Fútbol. Un hecho que podría generar su desafiliación según los estatutos de esta entidad. 

“Se interpuso la tutela con el fin de que se le restablezca el acceso a la justicia, conforme se prevé en los reglamentos federativos y estatutos deportivos de la FIFA, y se le reconozca su derecho constitucional fundamental a que sea la justicia quien defina en derecho si el equipo incumplió un contrato y debe pagar una indemnización de $5 millones de dólares más intereses”, explicó el equipo en un comunicado de prensa. 

Otras de las razones esgrimidas por Nacional fueron la consideración de que debe ser un ente local y no internacional quién determine el futuro de la disputa; el desconocimiento de la autoridad de la FCF y la Dimayor en el asunto; y su reafirmación en que el único órgano competente para decidir es el TAS, quien ya tomó su determinación con una deuda saldada por el equipo.