La advertencia de la UEFA a los equipos europeos por el coronavirus

Publicado por: mario.cabrera el Dom, 05/04/2020 - 14:36
Share
Creado Por
The New York Times
Podría haber consecuencias para las competencias que no agoten todas las opciones para finalizar sus temporadas.
champions league coronavirus

Los líderes del fútbol europeo les han dicho a los equipos que planeen su regreso a las canchas en julio y agosto, y lanzaron una amenaza al sugerir que las ligas que cancelen la temporada correrán el riesgo de que sus equipos sean vetados de la Liga de Campeones.

En una carta que revisó The New York Times, se encuentran los detalles de las próximas medidas para enfrentar las repercusiones de que las temporadas del fútbol europeo se hayan detenido a causa del coronavirus. Estas medidas ofrecen un grado muy necesario de claridad y coordinación para una industria que está haciendo todo lo posible por encontrar soluciones para la primera suspensión de este tipo desde la Segunda Guerra Mundial.

La carta, firmada por el órgano rector del fútbol europeo, la UEFA, y dos poderosos grupos de cabildeo que representan los intereses de las ligas y los clubes más importantes del Viejo Continente, deja claro que, como están las cosas, no se deben escatimar esfuerzos para terminar las temporadas que han quedado congeladas en el tiempo.

Advirtieron que podría haber consecuencias para las competencias que no agoten todas las opciones para finalizar sus temporadas.

“Cualquier decisión de abandonar las competencias nacionales es, en estos momentos, prematura y no tiene justificación. En vista de que el resultado deportivo logrado al final de una competencia nacional completa determina la participación en las competencias de clubes de la UEFA, una finalización prematura arrojaría dudas sobre el cumplimiento de dicha condición”, decía una parte de la carta emitida la noche del jueves y enviada a las 55 federaciones nacionales de fútbol de la UEFA y a los miembros de la Asociación de Clubes Europeos y de la organización European Leagues.

La carta llegó horas después de que la liga belga anunció que había decidido cancelar sus competencias, aunque todavía falta la aprobación de su consejo general. A inicios de esta semana, la federación nacional neerlandesa al parecer estableció su propia fecha para la finalización del actual calendario nacional: el 3 de agosto sería la fecha límite.

El viernes, el presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, expresó su frustración al explicar con lujo de detalle y de forma inequívoca las consecuencias para quienes abandonen los campeonatos de liga.

“La solidaridad no es una calle de un solo sentido”, le comentó a la televisora pública de Alemania ZDF. “Los belgas y cualquier otra liga que esté pensando en hacerlo arriesgará su participación en las competencias europeas de la próxima temporada”.

Ceferin agregó que las ligas deberán haber concluido a finales de agosto y no podrán extenderse hasta septiembre u octubre.

Las interrupciones significan que la temporada podría continuar después del 30 de junio, el día del calendario futbolístico en el que de manera oficial termina una temporada y comienza la otra. Las consecuencias de jugar después de esa fecha son varias y complicadas, en particular porque los contratos de los jugadores se registran para comenzar y terminar de acuerdo con ese esquema. La FIFA ha señalado que volverá a redactar las regulaciones para enfrentar la nueva realidad, pero necesita de la buena voluntad de todas las partes para atravesar un matorral de enredos legales.

Tan solo la Liga Premier podría tener que pagar a las televisoras una multa cercana a los 1.000 millones de dólares si deja de jugar el resto de la temporada.

No obstante, la carta sí ofrece más claridad sobre la dirección que quiere tomar la industria en medio de especulaciones diarias avivadas por ejecutivos nerviosos y medios deportivos. Se ha sugerido invalidar por completo las temporadas o decidir las tablas finales con base en las posiciones actuales, aunque para muchas ligas todavía falta casi una cuarta parte de la campaña. Normalmente, esos juegos no solo determinan los lugares finales, sino también el futuro financiero a corto plazo de los clubes. Por ejemplo, la calificación a la Liga de Campeones puede valer hasta cien millones de euros para algunos equipos, y el descenso y la promoción entre divisiones también puede generar un giro de tres cifras en los ingresos.

En Bélgica, el Brujas lleva quince puntos de ventaja en su campeonato, al que solo le falta un partido de temporada regular y las finales. No obstante, con el anuncio de la liga de que lo declarará campeón si lo aprueba su Asamblea General el 15 de abril, se le podría negar a ese equipo un lugar potencialmente lucrativo en la Liga de Campeones si la UEFA decide tomar medidas.

El viernes, la liga belga emitió un comunicado en el que mencionó que había tenido conversaciones con la UEFA al respecto de su postura. Según el comunicado, los funcionarios solicitaron un enfoque flexible frente a la crisis que considere la situación específica de cada liga. En Bélgica, la liga ya ha recibido el pago total por la transmisión de los partidos.

Con pocas señales de que se vayan a levantar en un futuro cercano las restricciones a la movilidad y las reuniones masivas en buena parte de Europa, se están haciendo planes para que muchos de esos partidos se jueguen sin la afición. Los clubes han tenido que crear programas de preparación física para que los jugadores se ejerciten en casa e, incluso cuando se les permita regresar, tendrán que mantener estrictas condiciones sanitarias.

Algunos equipos, como el Borussia Dortmund de Alemania, han permitido que regresen los jugadores, pero han limitado sus prácticas a entrenamientos en parejas, mientras que otros están realizando contingencias para realizar una limpieza profunda de los autobuses y aviones que podrían usar y les han dicho a sus jugadores que, si regresan, tal vez no puedan bañarse juntos en las instalaciones de los clubes.

“Tenemos la confianza de que el fútbol pueda reiniciar en los meses por venir —bajo las condiciones que dicten las autoridades públicas— y creemos que cualquier decisión de abandonar las competencias nacionales es, en estos momentos, prematura y no tiene justificación”, mencionó la carta firmada por el presidente de la UEFA, Ceferin, el presidente de la Asociación de Clubes Europeos, Andrea Agnelli, y el presidente de la agrupación European Leagues, Lars-Christer Olsson.

Por: Tariq Panja