"Averiguar, pensar y contar", el consejo de Martín Caparrós

Publicado por: admin el Vie, 29/09/2017 - 07:09
Share
Su voz profunda, su altura, su particular bigote y ese enorme conocimiento que tiene sobre periodismo, literatura, actualidad, hacen de Martín Caparrós un personaje que intimid
"Averiguar, pensar y contar", el consejo de Martín Caparrós
Su voz profunda, su altura, su particular bigote y ese enorme conocimiento que tiene sobre periodismo, literatura, actualidad, hacen de Martín Caparrós un personaje que intimida y parece inaccesible, pero iniciar una conversación con él es posible en un espacio como el Premio y Festival Gabriel García Márquez, que por estos días se lleva a cabo en Medellín y del cual Kienyke.com es medio aliado.  En la mitad de la plazoleta de las Azaleas del Jardín Botánico, el espacio natural más imponente del norte de la capital de Antioquia, hogar de gatos, pájaros, incluso iguanas, y que es el escenario para el encuentro de profesionales del mundo de la comunicación y de las letras de todas partes del mundo, el argentino compartió unos minutos con nuestro portal. ¿Por qué es importante que se abran espacios para la reflexión periodística? Es muy interesante que haya un espacio en el que se junta gente que trabaja en lo mismo y que hace lo mejor para intercambiar experiencias, para ver cómo trabajan otros y llegar a nuevas formas. Es un Festival de intercambio como este, suelen producir nuevas mejoras en el quehacer diario de nuestra profesión. Vale la pena porque se juntan personas que quieren hacer mejor lo que hacen. [single-related post_id="759090"] ¿Qué piensa del término posverdad? El término me suena un poco alambicado e innecesario. La vieja y nueva mentira no ha cambiado y no creo que se mienta más ahora que hace 10 años o 50. Se miente por supuesto, como decía el poeta: 'Por falta de fantasía se miente más de la cuenta y la verdad se inventa'.  Creo que hay quienes mienten y quienes no. Lo importante es que los que se supone que no mentimos hagamos el esfuerzo de marcar las diferencias e incluso, de ser necesario, de advertir sobre las mentiras. Es así como la profesión se va contaminando y uno se vuelve cómplice. Hay que ser estricto y cuando alguien no dice la verdad, hay que dejarlo claro. ¿Cuáles son los tres aspectos del periodismo que considera infaltables? Es súper simple: averiguar, pensar y contar. En eso trabajamos. En averiguar cosas, pensar qué sentido tienen, en qué contexto se inscriben y encontrar la manera mucho más apropiada de contarlo.  Su libro El Hambre toca un tema muy sensible para Colombia, en donde muchos niños mueren por desnutrición crónica, ¿por qué es importante que la sociedad ponga énfasis en solucionar este problema?  Es importante porque es un vergüenza absoluta que en un mundo que produce suficiente comida para alimentar a todos sus habitantes haya todavía más de 800 millones de personas que pasan hambre y que muchas veces mueren por eso. [single-related post_id="755443"] Ya no hay excusa técnica. Durante muchos siglos la humanidad se podía refugiar en que el mundo no era capaz de producir suficiente comida, pero ahora sí es capaz y si no le llega a todos los que la necesitan no es porque no haya o no se produzca, sino porque hay algunos que se quedan con demasiado y, por lo tanto, hacen que otros no tengan suficiente.  Es obviamente un problema de distribución de la riqueza y para que eso cambie tiene que haber mucha gente que lo quiera porque no va a cambiar solo".
"[La situación de hambre en el planeta] va a cambiar si muchos ciudadamos decidimos que vale la pena encontrar la forma de hacerlo. Por eso importa que mucha gente lo sepa, lo piense y busque las maneras de influir sobre los poderes para que todos coman lo que necesitan" Martín Caparrós
[caption id="attachment_759451" align="aligncenter" width="1024"] Foto: Joaquín Sarmiento - Festival Gabo[/caption] ¿En qué trabaja en este momento? "Me ves cara de estar trabajando... (risas). Terminé hace poco una novela que saldrá el año que viene y estoy trabajando en otra. Estoy novelero en este momento. A veces me paso una temporada larga, que puede ser de años, sin escribir novelas, a veces me paso una temporada larga sin hacer libros de periodismo, pero en este momento estoy particularmente escribiendo estos textos".  - Nos da un adelanto... "No (risas). En marzo o abril saldrá la primera novela en Colombia y en ese momento les contaré con todo gusto".  ¿Cuál es su opinión sobre la paz en Colombia? Me parece auspicioso este momento pese a que el proceso tiene muchas dificultades y probablemente muchos aspectos criticables. Si se compara la situación actual con lo que se vivía hace un año o año y medio evidentemente es una situación mucho mejor. No hay por lo menos 7.000 personas armadas en muchos lugares de Colombia y en combate y eso significa un cambio muy grande.  [single-related post_id="758897"] Luego están los detalles, los matices y aspectos de los que se puede hablar. Hace tres meses publiqué un artículo en el New York Times sobre una zona veredal en el Cauca y me llamaron la atención muchas cosas, particularmente la cantidad de exguerrilleros que no tenían claro qué iban a hacer con sus vidas y algunos estaban empezando a ser tentados por narcotraficantes o por otras guerrillas mientras otros desertaron. Además, genera preocupación ese vacío que se produce en las zonas donde estaban las Farc, que de cierta forma mantenían con un orden, en donde el Estado no ha entrado.  El proceso tiene innumerables aristas, pero no tengo ninguna duda de que la situación actual, tras la firma de los acuerdos y la desmovilización, es infinitamente mejor de lo que era hace dos años".  Finalmente, ¿cuál va a ser su participación en el Festival Gabo? "Voy a estar este 29 de septiembre, a las 3:00 p.m., presentando el libro que el Consejo Rector del Premio Gabo, del que formo parte, recomienda. No hay todavía un premio para libros en el Festival, pero este año hemos querido empezar recomendando un libro de no ficción como una forma de destacarlo. Vamos a hablar con su autor, el español Agus Morales, escritor del libro 'No somos refugiados', que escribió sobre los refugiados en el Mediterráneo".