Carrozas de historia, música y literatura

Carrozas de historia, música y literatura

12 de noviembre del 2011

A la una de la tarde, las 27 candidatas del Reinado de la Independencia llegaron a la Calle Santander. Vestían trajes hechos por diseñadores locales o por las madres de las jóvenes. Algunos vestidos pesaban hasta cinco libras por la pedrería que llevaban, pero las candidatas no perdieron la elegancia a pesar del sol y el calor. Los habitantes les tomaban fotos y ellas sonreían. Son las reinas de la ciudad y por lo tanto de la gente.

Las carrozas rememoraron el bicentenario, el arte y la literatura. Algunas representaron la música con tambores y gaitas. Otras evocaron al pintor y escultor Alejandro Obregón y una representaba el libro los funerales de la Mama Grande de Gabriel García Márquez. El instituto de Patrimonio y Turismo de Cartagena –IPCC– fue la entidad encargada de coordinar el tema del desfile, en convenio con la Universidad Tecnológica de Bolívar y la Agencia Española de Cooperación Nacional.

A las 3.00 p.m. arrancaron las carrozas bajo un sol implacable. Al fondo se veían las olas del mar de un azul profundo y el aire olía a algas marinas. Las carrozas eran seguidas por más de 180 comparsas de los diferentes barrios, grupos de baile y pancartas con los rostros de las jóvenes representantes. En total desfilaron más de 8.000 personas.

Las reinas extendían las manos para saludar a sus seguidores. Otras trataban de ganar más adeptos lanzando dulces. Los policías les limpiaban el rostro con servilletas para que el sudor no dañara el maquillaje.

Más de 20.000 personas entre nativos y turistas se congregaron a lado y lado de la vía para ver a las reinas de cuerpos esbeltos hechos por la naturaleza. Ninguna tiene cirugías. El desfile, que duró dos horas, recorrió la Calle Santander hasta la Ciudad Amurallada.

Fotos: José Giraldo.