La historia detrás del concejal más joven de Colombia

5 Agosto 2021, 08:34 AM
Share
Cesar Triana es un joven de 20 años que en 2019 fue elegido como concejal de Marquetalia, Caldas, convirtiéndose en el más joven del país ocupando ese cargo.

Desde hace algunos años se viene dando el debate sobre quién es el concejal más joven de Colombia. Pese a que algunos jóvenes políticos lograron quedarse con ese título temporalmente, Kienyke.com encontró a Cesar Triana un joven caldense que llegó al Concejo de Marquetalia con tan solo 18 años de edad.

Su nacimiento se remonta al 15 de junio de 2001, en el municipio de Marquetalia, en el oriente del departamento de Caldas. Un lugar en el que se respira café y que permanece enclavado en la tranquilidad de las montañas, pero que también ha cargado el lastre de tener el mismo nombre de uno de los sitios más emblemáticos de la guerra en el país, pues la ‘República de Marquetalia’ fue un territorio en la vereda Gaitania en el municipio de Planadas, en Tolima, que sirvió de cuna de expansión de las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

La Marquetalia que vio nacer a Cesar es una tierra de hombres recios, con herencia de arrieros, criados para trabajar el campo y moverse por los difíciles caminos de la cordillera central. Sin embargo, con el paso del tiempo los jóvenes le han apuntado a seguir otros rumbos, como el de la política, el que decidió transitar el protagonista de esta historia.

Escuche la entrevista de Cesar Triana, el concejal más joven de Colombia, en el siguiente podcast de Kienyke.FM

Este joven actualmente tiene 20 años, estudia derecho en la Universidad Santo Tomás y es concejal de su municipio luego de ser elegido como uno de los voceros de menor edad en las elecciones regionales de octubre de 2019.

Según cuenta, desde niño se interesó por la política. En el colegio le apostó a ser líder, cuando llegó a la universidad no se alejó de esa vocación y en 2018 inició una campaña que lo llevó al Concejo de su municipio, a una edad en la que muchos jóvenes aún están decidiendo qué estudiar o qué rumbo de la vida tomar. 

“Yo desde siempre ocupé cargos de liderazgo, en el colegio fui personero, contralor estudiantil y posteriormente ingresé a la universidad a estudiar derecho y ahí ocupé el cargo de representante de los estudiantes de primer semestre de la Facultad de Derecho de la Universidad Santo Tomás. Pero, lo que me hizo a mí entrar en política fue un discurso muy importante, o más bien una frase muy importante de Jaime Garzón que nos enseñó la profesora de Sociología Jurídica y que nos incitaba a nosotros los jóvenes a salvar la patria”, narra Cesar.  

Su prematuro interés por la política causó cierta preocupación en su madre, puesto que aspirar a un cargo de este tipo y posteriormente resultar elegido le podía quitar mucho tiempo, y quizá uno de los deseos más grandes de una mamá es que su hijo estudie, en el caso del ahora concejal, que no abandonara la universidad. 

“Mi mamá me dijo que no abandonara los estudios, tenía una preocupación claramente comprensible, pero pues uno debe seguir los sueños y en este momento es y sigue siendo mi sueño cumplido”, relata Cesar. 

Sobre la discusión de sí es o no el concejal más joven del país, Cesar se aleja de la lucha de egos, afirma que lo toma desde el lado positivo, como un título que utiliza para motivar a las personas jóvenes del país para que incursionen en la política. 

"Es un debate que se centra en impulsar a líderes juveniles para que se animen a participar en política. Yo me atrevo a decir que soy el concejal más joven porque por muy poco que no me puedo inscribir. Hablo de 12 días de diferencia, cumplí los 18 y a los 12 días se cerraron las inscripciones para ser candidato. Entonces, por eso es que me atrevo a decirlo, cuando Gustavo Bolívar, encontró en el Huila a Sonia -una concejal joven- ella ya tenía 20 años y yo en ese momento contaba con 19. Luego de haberme posesionado con dieciocho", explica. 

El mundo de la política históricamente ha estado plagado de buenas ideas que en su mayoría no terminan beneficiando a nadie o, más bien, beneficiando a unos pocos, los cercanos al poder. Cesar tiene claro que este campo está contaminado, pero en el resumen que hace de su primer periodo como concejal se perciben ganas de darle un vuelco a la política, el deseo de toda persona que entra a esto y más cuando es joven. 

“Ha sido bastante complejo lidiar más que todo con el que a uno lo traten de que no es capaz del cargo. Han llegado a tildarnos de que no estamos preparados para ocupar ese cargo y precisamente esa es la percepción que se busca cambiar. Uno aprende mucho en distintos aspectos. Ya cuando entra en política aprende realmente cómo es que se maneja este país, entonces ahí es donde entra el punto de inflexión más importante y es donde los jóvenes que entremos en política debemos pararnos firmes ante todo lo que uno puede ver desde adentro. Hay que hacer las cosas distintas y esa es la base con la que nosotros trabajamos”, detalló el concejal.

El cambio al que le apunta Cesar es impensable sin la participación política de nuevas generaciones. Para ello los jóvenes deben apostarle a un mundo quizá desconocido, pero que cada vez recibe a más y más personas como este concejal. 

La invitación a los jóvenes es que entren sin miedo, yo creo que se ha demostrado a nivel nacional que los jóvenes perdimos el miedo, que estamos firmes para entregarnos a nuestro país. Que se animen, que no se dejen asustar porque ha sido un terreno desconocido, sino más bien que entremos a apropiarnos de este terreno político”, es el llamado de Cesar a la población joven del país. 

KienyKe Stories