Colombianos gastan 30 millones de dólares en Acetaminofén

29 de mayo del 2013

La millonaria cifra está ligada al desconocimiento que los compradores tienen de los productos. ¿Cuándo deben consumirse?

Medicamentos acetaminofén

La venta libre de medicamentos para el dolor como los analgésicos y los antinflamatorios serían el principal factor de los millones de dólares que los colombianos gastan comprando Acetaminofén, Ácido Acetilsalicílico (Aspirina) e Ibuprofeno. La base de datos (IMS) del mercado farmacéutico nacional privado muestra que entre abril de 2010- abril de 2011, el país compró 30’349.189 dólares en Acetaminofén, 23’929.532 dólares en Ibuprofeno y 11’983.451 dólares en Ácido Acetilsalicílico (AAS) conocido comercialmente como Aspirina.

José Julián López, profesor y coordinador del Centro de Medicamentos de la Universidad Nacional, asegura que estas cifras son altas debido a varios factores como la presión de la industria farmacéutica, la falta de conocimiento del consumidor del medicamento de venta libre y al facilismo de tomar estas drogas cada vez que algún dolor se presenta. “Es una industria que tiene ánimo de lucro… entonces existen diferentes medicamentos para diferente tipo de dolor. Se vende uno para el dolor premenstrual, otro para el dolor de cabeza, otro para el dolor muscular, pero todos tienen el mismo principio activo, solo cambia la marca. Se usa el mismo Acetaminofén en todos”.

José Julián López, Profesor farmacéutico U. Nacional, Colombia, Kienyke

El profesor José Julián López asegura que existe una presión del mercado farmacéutico porque el colombiano compre. 

También estaría involucrado el desconocimiento de las personas sobre su cuerpo, según López “muchas personas no lo saben, pero los humanos tenemos un sistema neuromodulador descendente que controla el dolor, el cuerpo libera una sustancia que se llama endorfinas, que significan morfinas endógenas, producimos nuestras propias morfinas que calman el dolor”.

El efecto placebo también estaría involucrado en el alto consumo: “Todos los analgésicos antinflamatorios de los que estamos hablando tienen un efecto placebo alrededor del 60%, una parte de la eficacia del medicamento  la ejerce la droga, la otra mitad la pongo yo. Que uno sienta que un medicamento le hace más que otro se llama efecto placebo”.

El facilismo de la gente es otro componente para que haya un uso indiscriminado de estos medicamentos y que sus ventas sean tan altas. Según López, la industria hace creer que cualquier dolor es molesto y que va a afectar la calidad de vida de las personas. López pone como ejemplo el Ibuprofeno de 200 mg, que es de venta libre, éste se consigue en cualquier supermercado o droguería, si el dolor es muy fuerte se debe aumentar la dosis, pero está prohibido la venta sin receta del Ibuprofeno de 400 mg o de 800 mg. Cualquier fármaco sabe que 2 tabletas de 200 mg harán el mismo efecto que una de 400 mg, entonces allí radica el alto consumo. En 2011, el Ibuprofeno superó los 23 millones de dólares en ventas en Colombia.

El doctor Carlos Fernández, gerente de asuntos médicos de Bayer, habla sobre el alto consumo de Aspirina a pesar de que no son líderes en el mercado. Según Fernández, se debe a su tradición pues es el único medicamento en el mundo que tiene más de 100 años en el mercado. También a su efectividad en muchos tipos de dolor, maneja varias dosis para que sea eficaz; a que es un medicamento tradicional en Colombia, y porque fue catalogado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un medicamento esencial  para la salud.

Bayer, Kienyke

Bayer con la marca Aspirina obtuvo ganancias en 2012 por 45 mil millones de pesos. 

Aspirina, del laboratorio farmacéutico Bayer en Colombia, se vende en cinco diferentes presentaciones: Aspirina 100 mg, utilizada para la prevención cardiovascular luego de haber sufrido un infarto o para personas con alto riesgo de padecerlo comprobado médicamente; Aspirina Efervescente 500 mg; Aspirina tableta 500 mg; Cafiaspirina 500mg de AAS y 50 mg de Cafeína, utilizada para dolores fuertes o migraña; Aspirina Forte 650 mg de AAS y 65 mg de cafeína utilizada para migrañas y se debe tomar máximo 4 tabletas por día. Todas las presentaciones son de venta libre.

Andrea Carrasco, gerente de producto Aspirina, asegura que la venta del producto no es gestacional, es decir no tiene mejor época de venta. Aspirina no es líder en ventas de medicamentos de tipo libre. Se conoce desde el departamento de mercadeo que es constante la compra de analgésicos y que el producto que más se vende de los productos marca Aspirina es la Aspirina Efervescente. Al cierre de 2012 las cinco presentaciones de Aspirina generaron al laboratorio 45 mil millones de pesos en ventas.

Sin embargo, el doctor Carlos Fernández ratifica que los medicamentos de venta libre se basan en el accionar del manejo de síntomas de leve dolor y por corto tiempo, es decir, si de 3 a 4 días la sintomatología no mejora, lo mejor es consultar al médico y parar el consumo de medicamento.

La venta libre requiere un mejor manejo. El profesor José Julián López asegura que “lo malo de todo esto es la falta de información sobre el medicamento. Hay algunos casos donde el dolor es el aviso de que algo malo me está pasando. La gente del común no conoce eso.” Según López los analgésicos se deben vender con más información para el consumidor: “yo diría que el 99% de las personas no saben que los antinflamatorios no se deben mezclar con otros medicamentos, por ejemplo ante una terapia contra la hipertensión”.

De la Aspirina también se conoce que es más agresiva para el estómago que el Ibuprofeno. Al preguntarle al gerente de asuntos médicos de Bayer, asegura que la agresividad depende de las condiciones en las que se tome el medicamento: “Se debe ingerir después de haber comido y por eso existen diferentes fórmulas, por ejemplo la efervescente forma un amortiguador más suave con el estómago”.  Sin embargo, sí confirma que el ácido acetilsalicílico (AAS) tiene un impacto sobre la mucosa gástrica, pero también se defiende asegurando que el acetaminofén es dañino para el hígado y que para el gobierno colombiano resulta más costoso un problema hepático que uno gástrico.

El doctor Fernández no recomienda el consumo de este analgésico cuando el dolor de cabeza es crónico, es decir, muy largo de un día completo o más, allí ya hay que buscar la causa con un especialista.

Venta libre de medicamentos, Kienyke

La venta libre de Acetaminofén, Ibuprofeno y Aspirina se considera necesaria en Colombia. El problema radica en el abuso de los consumidores. 

A pesar de la falta de información y conocimiento por parte de los consumidores sobre estos medicamentos en el mercado nacional, el profesor José Julián López también asegura que si no fueran de venta libre también sería un problema: “Hay casos donde la automedicación de estos medicamentos de venta libre es necesario, por ejemplo un dolor de muela a las 10 de la noche, cuando es un tema de urgencia. Los analgésicos antinflamatorios son necesarios en atención primaria de salud, las personas no tienen que ir a donde el médico por un dolor, pero si persiste hay que ir inmediatamente a visitarlo”.

El Centro de Medicamentos de la Universidad Nacional recomienda que no se comercie Acetaminofén, Ibuprofeno y  Ácido Acetilsalicílico en tiendas de barrio ni en papelerías sino en sitios especializados en medicamentos, es decir droguerías. Su consumo es necesario pero excederse con ellos causaría problemas secundarios en la salud que no son avisados en las contraindicaciones y advertencias del empaque.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO