¿Cómo se hizo la elección del Gran Colombiano?

¿Cómo se hizo la elección del Gran Colombiano?

24 de junio del 2013

Más de un millón de personas votaron para elegir a El Gran Colombiano. El proceso se hizo a través de la página web del canal History Channel. Luego de más de dos meses, el ganador fue el expresidente Álvaro Uribe con el 30.3 por ciento. En el segundo lugar quedó Jaime Garzón con el 17.5 por ciento y en el tercero Manuel Elkin Patarroyo con 4.85.

KienyKe buscó la opinión de varios expertos en encuestas, de un crítico de televisión y a History Channel para indagar sobre el método escogido en El Gran Colombiano y conocer cuáles fueron los métodos para certificar la transparencia del concurso.

César Coletti, vicepresidente de mercadeo de History Channel Latinoamérica, confirmó que la prioridad del canal es generar un debate en la sociedad colombiana. ¿Cómo se garantizó la transparencia de la elección?

El primer paso de El Gran Colombiano fue realizar una encuesta para determinar los candidatos iniciales. A cargo del sondeo estuvo Ipsos Napoleón Franco. Entre el 26 de enero y el 4 de febrero de 2013, se encuestó por vía telefónica a 500 personas de Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Bucaramanga. Luego se inició con la votación a través de Internet.

El Gran Colombiano, Álvaro Uribe, Jaime Garzón, Kienyke

Las personas tenían la opción de elegir entre 125 candidatos, divididos en categorías: Historia y política del siglo XIX, Historia y política del siglo XX, Artes populares y periodismo, Deporte, Artes, Ciencias y Humanidades. En esta parte del proceso se solicitaron algunos datos personales a los votantes, quienes podían postular a un personaje y votar por uno o, a los sumo, cinco candidatos.

En la segunda etapa fueron seleccionados los 25 con mayor votación. En este punto las personas solo podían votar una vez. “Se pensó en lo más fácil, rápido y sencillo”, asegura Coletti. Por esta razón, se eliminó la opción de votar a través de Facebook, pues no toda la gente tiene acceso a esta red social. Cualquiera con acceso a Internet podía participar en el programa.

Sobre las características de la segunda etapa del proceso, Coletti comenta que las personas solo tenían la oportunidad de dar un voto al día. Para garantizar la transparencia de la elección, cada uno estaba obligado a escribir un código manual antes de votar. Se trata de un sistema de identificación llamado Captcha, donde se previene el uso de programas automatizados y evita el spam.

“El canal quiere transmitir que la tendencia de Uribe encabezando la votación viene desde la primera etapa y se mantuvo durante la segunda. Siempre hubo cerca de 15 mil votos de diferencia. El segundo y tercer puesto eran los que más cambiaban. Quiero aclarar que este resultado no es la voz de toda Colombia, pues para esto existen las elecciones”, comenta Coletti.

El Gran Colombiano, Álvaro Uribe, Kienyke

El Gran Colombiano proviene de un formato de la BBC de Londres, que se ha hecho en diferentes partes del mundo. También se hizo en México, y Coletti manifestó que mientras en ese país ganó un personaje fallecido, Benito Juárez, en Colombia la mayoría de aspirantes están vivos, lo que hizo el debate más candente.

Según un ejecutivo de la encuestadora Gallup, consultado por KienyKe, en general las votaciones hechas por Internet, como el de El Gran Colombiano, son confiables, pues cuentan con herramientas técnicas que avalan el proceso.

Para el analista de opinión Mario Morales la encuesta estuvo contaminada por dos factores: “Uno genuino y otro más perverso”. Morales dice que los colombianos que siguen a Álvaro Uribe de manera ferviente son personas mayores. “Los más jóvenes, los que usan las redes sociales, pueden sentirse indignados con el resultado”, puntualizó.

Por esta razón la hipótesis de Morales es que detrás de los resultados hay personas contratadas en las redes para criticar, defender o votar. “No creo que Gabriel García Márquez sea una personaje que pague para que voten por él. Esto se llama ‘prepaguismo’. En realidad se puede contratar a un batallón de personas que trabajan en la red para apoyar una idea o una tendencia y creo que fue lo que pasó en este caso con Álvaro Uribe”.

“El resultado genera controversia porque es un insulto a la historia y al pensamiento colombiano. Solo el hecho de comparar a un prócer, o un premio Nobel de la Literatura, con un personaje que está en el ojo del huracán, por señalamientos diversos, insulta a los colombianos.”