¿Cuál es el mejor país para ser mamá?

12 de mayo del 2013

Se evaluó la salud de la madre, mortalidad infantil, nivel de ingresos, participación de las mujeres en la política y la educación. ¿Cómo está Colombia?

Países para ser mamá, Kienyke

Ser mamá podría ser el trabajo más difícil que desempeñe una mujer. No hay horario fijo, vacaciones, remuneración económica y no se permiten las excusas. Es una labor de tiempo completo. A propósito del día de la madre, la ONG Save the Children publicó un listado de los mejores países del mundo para ser mamá. Se evaluó la salud de la madre, mortalidad infantil, nivel de ingresos, participación de las mujeres en la política y la educación. Finlandia, Suecia y Noruega encabezan el listado de los mejores países; mientras Costa de Marfil, Chad y Nigeria son los peores. Colombia se encuentra en la mitad de la clasificación, cerca de países como Irán, Albania y Brasil.

Finlandia, donde viven 5,3 millones de habitantes, ofrece las mejores condiciones para tener un hijo. Posee uno de los niveles educativos más altos del mundo, son las mujeres quienes constituyen un 51  por ciento de la población activa y en cuanto a la mortalidad infantil, la Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que la probabilidad de morir antes de alcanzar los cinco años es de tres por mil nacidos vivos. La esperanza de vida de las mujeres es de 83 años mientras que en los hombres es de 76.

Allí, la educación básica es gratuita y es garantizada a todos los niños, sin importar su posición social y origen étnico. Entre los beneficios que tienen los estudiantes está el derecho a subsidios para la salud, educación especial e idiomas. Los libros, útiles escolares y la comida dentro de los colegios son gratis. En el ranking del Foro Económico Mundial de los países más competitivos (2012-2013) Finlandia ocupó el tercer lugar.

Infografía países para ser mamá, Kienyke

Costa de Marfil, un país que ha sufrido varias crisis políticas y militares, es catalogado como el peor para ser mamá. Las condiciones de vida para más de 20 millones de habitantes son alarmantes. La tasa de mortalidad infantil  de mil nacidos vivos es de 119; mientras que la mortalidad materna por cien mil nacidos vivos es de 470 mujeres. En promedio, la esperanza es de 55,4 años.

En el tema de educación, los problemas políticos han provocado en ocasiones el cierre de muchas escuelas en todo el país y obligado a los niños a vender cosas en las calles para ayudar a sus familias. Aunque la educación primaria es obligatoria para niños de entre 6 y 12 años, el Gobierno carece de los recursos suficientes para la escolarización de toda la población infantil. La crisis es tan grave que el 37 por ciento de la población vive por debajo de la línea de la pobreza.

En el mundo, más de un millón de bebés mueren en su primer día de vida y tres millones no viven más de un mes. Sin embargo, hasta el 75 por ciento de las muertes en recién nacidos podría evitarse con atención básica.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO