¿Por qué Colombia celebra el Día de las Velitas?

Publicado por: david.palencia el Mar, 07/12/2021 - 16:40
Share
Desde la noche del 7 de Diciembre, cada año es cuando la navidad en Colombia se enciende con la 'Noche de las Velitas' como preámbulo de las tradicionales fiestas navideñas.

La noche de las velitas es la 'víspera' de la fiesta de la Inmaculada Concepción, que se celebra en todo el mundo católico el 8 de diciembre, pero en Colombia desde la noche anterior en la mayoría de casas y establecimientos se ve una particular tradición que quizá es única en Latinoamérica y posiblemente en el mundo.

Todas las personas salen a a cada una de sus casas a encender una velita, compartir con el vecino y al ritmo de la tradicional música tropical o 'decembrina” se marca el inicio de la navidad.

Pero también hay quienes, omitiendo los orígenes católicos, celebran la noche del 7 de diciembre por pura tradición familiar. Por eso cuando el sol se esconde y va cayendo la tarde, las familias colombianas van saliendo a las puertas de sus casas para compartir también con los vecinos. Todo esto a la luz de las velas, las luces navideñas e incluso acompañados de música y comida.

Escuche el origen del Día de las Velitas:

Sin embargo, las tradiciones han cambiado por la pandemia, pues los festejos y aglomeraciones a las que se acostumbraba son diferentes. Por eso, hay que recordar que el Covid-19 sigue acechando, pero no hay que dejar de encender la luz de paz, reconciliación y esperanza en una sociedad tan azotada por el flagelo de la guerra y la violencia.

Esta fiesta tiene sus inicios en 1854 cuando el papa Pio IX con la bula “Ineffabilis Deus” en la que se afirma que la Virgen MarÍa fue concebida sin pecado original. Según la historia se dice que, cuando el papa en la plaza de San Pedro, anunciaba este dogma, todas las personas tenían una velita. Imagen que el mismo papa resaltó y al mirar el espectáculo luminoso decía que la Virgen esa noche, iba a visitar cada uno de los hogares de las personas presentes y de aquellas que estuviesen unidas por la oración a la luz de una velita.

En Colombia a inicios del siglo XIX se hace este homenaje a la virgen incluso en algunas casas ponen una bandera de la Virgen Maria y faroles de colores.

La noche de las velitas da el inicio a la 'navidad colombiana' así todas las calles se convierten en caminos luminosos y a la vez en muchas ciudades se ofrecen espectáculos culturales para 'encender la navidad' como en Bogotá, la Plaza de Bolívar, el Parque Simón Bolívar y hasta la 'ciclovía nocturna” se convierte en marco de las 'velitas', de igual modo en Medellín se colocan velitas a lo largo del río y en parques de la zona metropolitana; en Cali, el boulevard y el recorrido del río que pasa por la zona céntrica de la ciudad se iluminan; en Barranquilla se hacen festejos carnavalescos y las vías se llenan de velitas.

En la cordillera central de Colombia principalmente en el departamento de Boyacá, en muchos pequeños municipios encienden las luces navideñas, resaltando la tradicional arquitectura colonial entre la luz de las velitas y las novedosas luces navideñas que inauguran con lo que se llamará el “Aguinaldo Boyacense”.

Esta noche que se podría decir es la más 'luminosa' del año, mas allá de su simbología histórica o tradicional es un referente de identidad colombiana que en medio de tantas dificultades se da una oportunidad para compartir la alegría de la navidad y ver en la luz de una velita la presencia de la esperanza en medio de las dificultades.