El australiano que tiene en jaque al mundo

1 de diciembre del 2010

¿Quién es Julian Assange, la cabeza visible de Wikileaks, el portal que ha sacado a la luz documentos secretos del gobierno estadounidense?

El australiano que tiene en jaque al mundo

Julian Assange no podría negar que la vida se repite una y otra vez. Noviembre de 2010 se ha convertido en un viaje a su pasado. En 1982, cuando su mamá se separó de su padrastro, emprendió junto a ella una huida por la lucha de la custodia de su hermano medio. Ya estaba acostumbrado a una vida de nómada por las giras de la compañía de teatro de sus papás. En cinco años se mudaron doce veces. En esa época ya era miembro de un grupo de hackers llamado International Subversives. Desde entonces, el editor de Wikileaks, el portal de internet que ha destapado más archivos confidenciales que todos los periódicos de la historia juntos, ha saltado de un lugar a otro, de Australia a Kenia, de Tanzania al frío de Islandia y el acuático Estocolmo, donde enfrentó desde agosto pasado una investigación por la supuesta violación y acoso sexual de dos mujeres.

El gobierno sueco, después de abrirle sus puertas  ‒iba a tener una columna en el periódico Aftonbladet para que gozara de la protección legal de los periodistas, y se habló de modificar el marco legislativo en beneficio de Wikileaks‒, le negó una petición de residencia y ahora lo busca por todo el mundo para pedirlo en extradición. Ante su idea de pedir asilo político en Suiza, el Consejo de Refugiados de ese país dijo que su chance era poco. Primero tendría que reclamar la protección de Australia, donde nació en 1971, y luego argumentar que ellos no tienen la capacidad de protegerlo. Sin embargo, con la declaración del 29 de noviembre que hizo el Fiscal General de Australia, Robert McClelland, no hay duda de que Assange necesita protección de un país. McClelland no descarta la posibilidad de que las autoridades australianas cancelen el pasaporte de Assange y de que pueda enfrentar cargos si regresa a Australia. Ahora, Ecuador hizo pública su intención de asilarlo.

¿Cuál es el temor que encierra asilar a Assange? Proteger a la única cabeza visible de las nueve que conforman Wikileaks, es pelear de frente contra Estados Unidos. Las denuncias del portal han sido explosivas. Revelaron varios atropellos cometidos por el Ejército estadounidense en las guerras de Irak y Afganistán, y las ordenes del Departamento de Estado a sus diplomáticos para espiar a políticos extranjeros y altos funcionarios de la ONU ‒incluido Ban Ki-moon, su secretario general‒. Además, en los documentos se ha dicho que Vladimir Putin y Silvio Berlusconi son autoritarios y machistas, que Nicolás Sarkozy pareciera poner zancadillas a la política exterior de Estados Unidos y que la canciller alemana, Ángela Merkel, es prevenida y poco creativa. También se han revelado las intenciones del gobierno estadounidense de aislar a Hugo Chávez en Latinoamérica y de investigar la salud mental de la presidenta de argentina, Cristina Fernández.

La Casa de Nariño acaba de decir que “lamenta la filtración de documentos diplomáticos de los Estados Unidos y se solidariza con la administración del Presidente Barack Obama por lo que considera un enorme riesgo para la seguridad del pueblo estadounidense y de sus funcionarios”.

Ahora Julian Assange, un nómada que vive en aeropuertos, que estudió en 37 colegios y seis universidades, es buscado por la Interpol en todo el mundo. El gobierno estadounidense declaró la posibilidad de aplicarle la ley de espionaje, y él, desde algún lugar del mundo, dijo que su próximo objetivo es la revelación de prácticas fraudulentas de dos bancos de Wallstreet.



Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO