El canal de Nicaragua sería cuento chino

14 de junio del 2013

El director de la Cámara de Infraestructura, Juan Martín Caicedo Ferrer, dice que México prepara la construcción de un canal con más presupuesto.

Canal de Panamá, Kienyke

El director de la Cámara Colombiana de Infraestructura, Juan Martín Caicedo Ferrer, dice que el proyecto aprobado por el congreso de Nicaragua para construir un canal interoceánico con apoyo del gobierno chino “no tiene pies ni cabeza y es una idea más que económica, política”.

Agregó que esta semana México firmó un convenio con autoridades del gobierno chino para el planeamiento de construcción de otro canal de 300 kilómetros que serviría como un corredor industrial entre dos puertos importantes: el de Coatzacoalcos (Veracruz, en el Atlántico) y el de Salina Cruz (Oaxaca, en el Pacífico).

Juan Martín Caicedo, Kienyke

¿Cómo valora usted la decisión del gobierno nicaragüense de construir un canal interoceánico?

La decisión de hacer un canal es técnicamente posible. La pregunta que se hacen todos es si es viable económicamente. Cuando se hace una inversión de semejante tamaño y hablamos de US$40 mil millones de dólares que pueden ser más, lo primero que hay que debería hacer el gobierno de Daniel Ortega es determinar cómo recuperar esa inversión. Tendrían que cobrar un precio muy alto para el paso de los buques, algo que no sería muy comercial.

¿Queda claro que China quiere intervenir en el modelo comercial de la región?

Es evidente que la decisión de los chinos de llegar a Centroamérica es clara. En México por ejemplo hay un proyecto de 60 mil millones de dólares para conectar los dos mares. Existe una estrategia económica y el proyecto denominado -El Puerto de América La Ruta de Desarrollo del Sureste- que está contemplado para los próximos 30 años, es más acertado en sus consideraciones que el nicaragüense o hasta el mismo proyecto anunciado por el gobierno de Santos de crear una vía ferroviaria que conectara el Pacífico y el Atlántico.

¿De qué se trata específicamente el proyecto mexicano?

Es un corredor industrial que permitiría facilitar la unión de los océanos Pacífico y Atlántico. Se podría consolidar un servicio de carga entre un mar y otro. Según representantes del gobierno mexicano habría un impacto económico al facilitar la llegada de mercancías desde Asia, hasta Europa y los Estados Unidos.

¿Así esté apoyado por China, el gobierno mexicano tendría cómo recuperar una inversión de este tamaño?

Establezcamos primero que este sí es un plan más claro y contundente. Inclusive existe una firma encargada de presentar el proyecto para desarrollar el plan de edificación en los próximos 30 años.  Se han tenido en cuenta también factores como la modernización de los puertos y la creación de corredores viales. Pero es difícil saber si se puedan conseguir los recursos para hacer solvente esta iniciativa.

Con la aprobación de un futuro canal interoceánico en Nicaragua y con el proyecto del que usted habla ¿ quedaría en el olvido el proyecto ferroviario que propuso el gobierno de Juan Manuel Santos en el que se unirían la costa Caribe y Atlántica?

Considero que en la medida en que el anuncio de Santos coincidió con el esfuerzo de ampliación del Canal de Panamá, esto resultó un cuento chino. Uno puede estar conversando y conversando pero hay que demostrar dónde están los estudios.

Nosotros siempre hemos considerado que las obras de infraestructura, técnicamente se pueden hacer, pero si en el país no hemos podido contactar con Panamá por carretera, ya que por el Tapón del Darién las obras representarían un daño ambiental muy grave, entonces va a ser poco probable que los chinos hagan un ferrocarril aquí.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO