El caos de un día sin metro en Medellín

14 Febrero 2018, 10:26 AM
Share
Eran las 3:09 de la tarde cuando un mensaje del Metro de Medellín, en sus redes sociales, anunciaba que la línea A, esa que recorre el Valle de Aburrá desde La Estrella hasta Bello, solo prestaría
Eran las 3:09 de la tarde cuando un mensaje del Metro de Medellín, en sus redes sociales, anunciaba que la línea A, esa que recorre el Valle de Aburrá desde La Estrella hasta Bello, solo prestaría servicio desde la estación Niquía hasta San Antonio y viceversa, debido a un problema en una catenaria cercana a la estación Aguacatala, al sur de la capital paisa, y que tendría que operar así durante el resto del día. De inmediato, las secretarías de Tránsito de los municipios del área metropolitana indicaron que levantarían provisionalmente la medida del pico y placa para que se pudiera usar otros medios de transporte ante el inconveniente técnico presentado. A esa hora, la falla no generaba tantos inconvenientes en la movilidad. Aunque los buses del sur ya tenían unas rutas especiales para poder transportar a los pasajeros afectados, en la tarde no se evidenció grandes problemas de circulación por Medellín y el sur del área metropolitana. [single-related post_id="827777"] El caos comenzó en la denominada hora pico, en la que la gran mayoría sale de sus empleos para dirigirse a sus hogares. Muchas personas no sabían cómo llegar a casa al ver que todos los buses rebosaban de personas y las filas para esperar el próximo eran eternas, además de la incesante lluvia que, si bien menguó por momentos, no dejó de caer en varios sectores de la ciudad. https://twitter.com/JuangoUribe/status/963528840499867648?ref_src=twsrc%5Etfw&ref_url=https%3A%2F%2Fwww.kienyke.com%2Fnoticias%2Fcuales-estaciones-del-metro-de-medellin-estan-en-funcionamiento-el-martes-13-de-febrero Fue así como se paralizó Medellín, afectando no solo a los usuarios del sistema metro, sino también a los que se transportan en servicio público, como buses. Según Daniel Carvalho, ingeniero civil, magíster en urbanismo y concejal, estos usuarios son el doble de los que habitualmente se transportan en los trenes, y durante la tarde y la noche tuvieron que viajar más incómodos y aumentar incluso su trayecto a casa hasta en una hora, debido a la cantidad de autos que estaban en las calles para mitigar un poco el problema de movilidad que generó no tener servicio del metro en el sur. La crisis vivida demostró que Medellín es una ciudad metro-dependiente - como algunos en redes nombraron a la situación de este martes-, porque cuando su sistema principal de transporte falla, las medidas de contingencia son muy pocas o no generan un gran impacto en la solución. https://twitter.com/davalho/status/963763757624197122 Sobre eso, Carvalho aseguró a Kienyke.com que efectivamente sí existe una dependencia, pero que no está mal, pues eso significa que el medio de transporte es seguro, además de ser eléctrico, lo que contribuye al medio ambiente. Y aunque señaló que tener un sistema de transporte predominante no es malo, si sentenció que la ciudad necesita mejorar y concretar algunos aspectos como la integración física y tarifaria total del sistema Metro con los buses que se movilizan por todo el territorio.
Construir urgentemente corredores exclusivos de transporte público paralelos a la línea A en avenidas como la 80, Guayabal y Poblado, además de mejorar la calidad del servicio prestado también debe ser una prioridad, manifestó el urbanista.
También se refirió al uso de la red de ciclorrutas y el sistema EnCicla, que deben ser mejorados y articulados al metro, ya que pueden ser el modo de transporte ideal para algunos trayectos y usuarios, siempre y cuando también se potencie la cultura y el respeto a los ciclistas. [single-related post_id="805064"]

Crisis, oportunidad para demostrar amor hacia el metro

La difícil situación que se registró este martes, que en cifras de la empresa afectó a más de 200.000 personas, mostró el sentido de pertenencia de los usuarios por el sistema. La gran mayoría hizo evidente su apoyo al Metro de Medellín, aunque no faltaron los que se disgustaron. Twitter y Facebook fueron los escenarios para expresar los sentimientos de gratitud hacia el sistema que, si deja de operar con normalidad, afecta sustancialmente la vida cotidiana. Con la etiqueta #MiMetroMeMueve y #AmoMiMetro fueron miles los mensajes que abarrotaron estas redes sociales.  https://twitter.com/NannaBannana/status/963793979820199936 https://twitter.com/oscareduardroa/status/963841143774564352 https://twitter.com/Camilo_Goez/status/963827672903188480 Carvalho, por su parte, dio un parte de tranquilidad para aquellos que se vieron afectados, entendiendo su enfado y asegurando que el fallo no fue por falta de mantenimiento, y que la empresa acudió de inmediato a resolver el problema.
"Toca hacer un llamado a la paciencia, no solo de los usuarios, sino de los empleadores, que en ocasiones así deben tolerar que sus empleados lleguen tarde"Daniel Carvalho
Ahora, el Metro funciona con normalidad, luego de casi un día de inoperancia, las expresiones de cariño por la entidad, que durante casi 23 años ha movilizado a los habitantes de Medellín y de sus municipios cercanos hacía sus destinos, continúan. [polldaddy poll=9939510] En su Twitter, la empresa confirmó que el sistema se restauró en su totalidad, y aprovechó la festividad de San Valentín, que si bien no es tan popular en el país, para enviar un mensaje de amor hacia los pasajeros que, según la compañía, son el motor que los mueve. https://twitter.com/metrodemedellin/status/963810629118255104

KienyKe Stories