El Cristo sin cruz que le regalaron al Procurador

El Cristo sin cruz que le regalaron al Procurador

21 de mayo del 2013

KienyKe ha conocido más detalles del homenaje que la noche del lunes se ofreció al procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez, a cargo de líderes conservadores paisas como el exalcalde de Medellín Juan Gómez Martínez, el exgobernador de Antioquia Álvaro Villegas Moreno; el exministro del Interior durante el Gobierno Uribe, Fabio Valencia Cossio; el presidente de la Cámara de Comercio de Medellín Gabriel Harry Hinestroza; el exdirector del periódico El Colombiano Juan Gómez Martínez, y el exmagistrado y exembajador en Chile durante el gobierno Uribe, Jesús Vallejo Mejía.

Al evento, realizado en  la Caja de Madera en Plaza Mayor, en Medellín, fueron invitadas dos mil personas y llegaron unas 1.500. Estaban citados a las siete de la noche y el más puntual fue el procurador Ordóñez, que mientras esperaba la llegada de los invitados se reunió en una sala VIP con los líderes políticos de Antioquia. A las 7:20 p.m. salieron a la tarima y ofrecieron los respectivos discursos.

Las personalidades que pasaron al micrófono no ahorraron elogios para el Jefe del Ministerio Público, a quien constantemente agradecieron por su defensa a la institucionalidad y sus posturas sobre la familia (contra el matrimonio homosexual) y sobre la vida (contra el aborto). Prácticamente le pidieron continuar con esta línea, que sería respaldada sin condiciones desde el conservatismo paisa.

Para asistir al evento había una cuota de 50 mil pesos que usaron para cubrir los gastos del ágape político. Luego de las palabras de los organizadores, Ordóñez subió al atril y, entre varias frases, lanzó sus pullas al proceso de paz en La Habana y sugirió la posibilidad de renunciar “antes que transigir” el ordenamiento jurídico.

Alejandro Ordoñez, Kienyke

Participantes dentro del público dijeron que al terminar su intevrención se concluía que Ordóñez dio un discurso de carácter presidencial. “La gente destacaba su seguridad al hablar, la forma de expresarse”, dijo uno de los asistentes. Como cierre de sus palabras, el Procurador cautivó al público al manifestar que él y su trabajo lo encomienda a Dios, a la Virgen y a Santa Laura. “Dio en el clavo cuando se encomendó a la Santa Madre Laura, que es antioqueña. Dijo que pedía a ella por el trabajo de la paz. Eso generó gran emoción entre los cientos de presentes”, agregó uno de los testigos.

Entre música y un cóctel, el artista antioqueño Ramón Vásquez le regaló un cuadro de Cristo crucificado al protagonista de la noche. La obra fue hecha por el pintor de 90 años de edad para el Procurador, quien dijo que pensaba colgarlo en su oficina o en su casa. A su esposa, Beatriz Hernández de Ordóñez le regalaron un arreglo floral. La fiesta se extendió hasta las 10 de la noche.

Alejandro Ordoñez, Kienyke