El dossier del alcalde de Los Córdobas

El dossier del alcalde de Los Córdobas

6 de enero del 2012

El alcalde electo de Los Córdobas ganó las elecciones desde la cárcel. Superó por 500 votos a su contrincante, a pesar de que había sido capturado doce días antes de los comicios. Bonifacio Contreras no opuso resistencia. Después, un juez de garantías de Bogotá decidió recluirlo preventivamente en la cárcel La Picota por la gravedad de sus delitos.

El 18 de octubre, con una orden de captura en la mano, agentes del CTI condujeron a Bonifacio Contreras a las instalaciones de la Fiscalía de Montería señalado de hacer alianzas con el Bloque Élmer Cárdenas de los paramilitares al mando de Freddy Rendón Herrera, ‘El Alemán’. El llamado Pacto de los ‘Marizcos’, un acrónimo que simbolizó la reunión que se habría dado en el margen izquierdo del río Sinú, en Montería, en el año 2003, entre varios políticos cordobeses y las autodefensas, con el fin de sellar una supremacía política en la región a cualquier precio.

Nadie se explicaba cómo Contreras era candidato a la alcaldía de Los Córdobas en 2011. No lo entendían porque además de haber sido capturado tenía activos más de 13 procesos en la Fiscalía, algunos que venían del tiempo que fue alcalde de este municipio en el 2004, por los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales, omisión de impuestos, peculado por apropiación, corrupción en la administración pública y calumnia. También lo relacionaban como autor intelectual del asesinato del médico Saúl Pérez Díaz, el primero de agosto de 2003, al parecer después del Pacto de Marizcos, cuando éste también aspiraba a la alcaldía de Los Córdobas.

Aún así contaba con el aval del Partido Liberal y su triunfo, comentaban los cordoberos, estaba asegurado, gracias a que la alcaldesa saliente, Eva Carmona, había sido su secretaria de Gobierno durante la primera alcaldía de Bonifacio. La ecuación era perfecta. “Para que el Progreso Continúe”, era el eslogan de campaña de la dupleta que se había tomado la Alcaldía del pequeño municipio de Los Córdobas.

No sólo no esperaba que la justicia fuera a atravesársele en el camino sino que no dudó en brincársela cuando el 1 de enero firmó, desde el pabellón de la parapolítica de la cárcel La Picota de Bogotá, un acta para posesionarse como alcalde, en presencia de Wilfredo Viana Madera y Juan Carlos Viana Castro, amparado en el principio de inocencia. Al igual que José Félix Martínez, alcalde electo de Moñitos (Córdoba), también preso por el Pacto de Marizcos pensaban gobernar por teléfono desde la cárcel. Los abogados se prestaban para radicar el acta en una notaría cuando la noticia se conoció.

Bonifacio Contreras ronda los cincuenta años, es moreno y robusto y lleva el clásico bigote frondoso. Tiene una finca de cientos de hectáreas dedicada al cultivo de plátano y a la ganadería. Está casado y tiene cinco hijos. Wilber Contreras González, de 19 años, es uno de ellos: el único que ha seguido la vocación política y quien recibió la credencial para la alcaldía de Los Córdobas que entregó el Consejo Nacional Electoral, porque su padre estaba preso en Bogotá. Contreras y su hijo hacen parte de las Mayorías Liberales, el movimiento del Partido Liberal que ha tenido el poder político en Córdoba en los últimos 40 años y sólo hasta las elecciones pasadas, tras la captura de varios políticos, perdieron la gobernación.

Los amigos de Bonifacio Contreras lo consideran inocente y que no fue voluntariamente a la reunión del Pacto de Marizcos. Dicen que lo conocen bien, desde el tiempo en que estudió la primaria en la institución educativa Los Córdobas, luego el bachillerato en el colegio Rafael Núñez de Cartagena, los ocho semestres de derecho en la Pontificia Bolivariana de Montería y los estudios agrícolas en el Sena, de donde se graduó como técnico. Culpable. Sus detractores lo acusan de haber dejado reinar la corrupción en sus administraciones y le señalan amistades non sanctas con los paramilitares, ahora llamadas bandas criminales, que tienen asiento en la región desde hace más de dos décadas.

Por ahora, lo único cierto es que Gerson Valentín Causado, ex concejal y ex tesorero de la administración de Bonifacio Contreras en el 2004, aceptó el delito de concierto para delinquir agravado ante el fiscal de la Unidad Nacional Antiterrorismo, que investiga los nexos de varios políticos cordobeses con las autodefensas, entre esos los del ex senador liberal Mario Salomón Náder. Entretanto, en Los Córdobas la situación es tensa y la alcaldía aún está a la deriva. Sus habitantes saben que Bonifacio Contreras sigue siendo el alcalde electo y podrá posesionarse si antes de que acabe su periodo resuelve sus problemas con la justicia.