El pueblo donde las prostitutas ganan más que el alcalde

Publicado por: admin el Mar, 26/04/2016 - 13:21
Share
Las prostitutas de Buriticá, Antioquia, tienen fama de ser las más lindas y caras de toda Antioquia. En su mayoría son chicas que oscilan entre los 18 y 24 años, aunque también hay varias menores
El pueblo donde las prostitutas ganan más que el alcalde
Las prostitutas de Buriticá, Antioquia, tienen fama de ser las más lindas y caras de toda Antioquia. En su mayoría son chicas que oscilan entre los 18 y 24 años, aunque también hay varias menores de edad, según lo han confirmado las autoridades del municipio y departamento. Lea también, Un día en el pueblo más de malas de Colombia. La mayoría de estas mujeres viajan desde Medellín los fines de semana y se ubican en casas cercanas a las minas de oro que bordean la principal entrada del municipio ubicado a tres horas de la capital antioqueña.  Sin embargo, hay algunas que se mudaron por completo a la población rica en oro. Esas pequeñas casas sólo pueden albergar diariamente a pocas trabajadoras sexuales, pues están ubicadas entre la pequeña carretera que conduce al municipio y un precipicio donde están ubicadas las minas. Sin embargo, la incomodidad poco cuenta, pues las ganancias de la prostitución en ese pequeño municipio se cuentan por varios cientos de millones de pesos en un solo fin de semana. Según cálculos que hizo el departamento hace poco y dados a conocer por el gobernador Luis Pérez este martes 26, cada trabajadora sexual puede ganar en una semana siete millones de pesos, aproximadamente. Buritica-03En la foto se aprecian las minas de oro a un lado de la carretera que comunica a Buriticá. Los fines de semana la población de prostitutas se multiplica por cinco y hasta se han adecuado unos locales improvisados donde las visitantes puedan atender a sus clientes al pie de los socavones. De hecho, en los últimos días las autoridades sellaron nueve casas dedicadas a la prostitución. Se calcula que en Buriticá, con seis mil habitantes, y ocho policías, llega a tener casi 400 prostitutas los fines de semana, todas a la espera de que los mineros del sector, población flotante que puede llegar a más de cinco mil personas, en su mayoría hombres provenientes de toda Antioquia y otros departamentos como Córdoba. La mayoría de los socavones y minas son ilegales, no cuentan con ningún permiso para explotar el oro, y esta minería ilícita es controlada por el clan Úsuga, según señalaron las autoridades. Decenas de jóvenes llegan por primera vez a Buriticá semanalmente buscando suerte en las minas de oro. Según manifestaron los mismos mineros a KienyKe.com, en sólo una quincena un minero que cuente con suerte se puede comprar su moto. De hecho, la cantidad de motos y accidentes en Buriticá ha crecido dramáticamente desde el 2010. La preocupación actual de las autoridades en el municipio y en el departamento es la propagación de enfermedades venéreas por el aumento en las cifras de prostitución, que incluso ha convertido a este pequeño municipio en un sitio predilecto para el turismo sexual.