El rifle de oro con el que el rey mató un elefante

El rifle de oro con el que el rey mató un elefante

20 de Diciembre del 2013

Por estos días circula en internet una información que debe tener molesto e incómodo al Rey de España, Juan Carlos I.

Dicha información saca del baúl de los recuerdos un episodio desafortunado que puso en el ojo del huracán no solo al rey de España sino a toda la corona del país ibérico.

El blog español Público.es reveló detalles del cuestionado gusto del Rey Juan Carlos por la cacería, el derroche y la opulencia quedan al descubierto.

Especialmente publica pormenores del rifle que el monarca utilizó el día que se fue de cacería de elefantes en Botsuana, en el sur de África, la imagen de este momento fue la que le dio la vuelta al mundo, generó indignación en las redes sociales y aumentó el repudio que muchos sienten por la realeza ibérica. Vea también: Una foto de trofeo que debería dar vergüenza

La publicación que rápidamente revivió los odios y la indignación deja claro que cuando se trata de cazar, Juan Carlos I no escatima gastos. El rifle que habría usado en ese entonces para matar elefantes, va más allá de ser un arma, es una costosa pieza de colección tallada en oro y con incrustaciones de cristales de la exclusiva casa de piedras preciosas Swarovsk. Leer también: El Rey Juan Carlos se arrepiente

Rey Juan Carlos, Kienyke

El rifle, según cuenta el sitio web, cuenta “con el escudo de la corona española y profusamente decorado con incrustaciones de oro de 24 quilates, platino y la mira telescópica fabricada por la casa Swarovski”.

El mismo habría sido parte de un encargo especial hecho artesanalmente por John Bolliger, el fundador de Mountain Riflery, Inc, empresa que desde 1966 se ha dedicado a la creación de armas personalizadas.

Así mismo, se conocipo que e precio de este lujoso rifle puede fácilmente llegar a los 20.000 euros.

A esta “cifra habría que sumar el presupuesto del famoso maestro grabador estadounidense Mike Dubber, que se encargó de la ostentosa decoración donde destaca el Sello Real de la Casa Española,”.

Rey Juan Carlos, Kienyke

Tras la revelación, en redes sociales muchos aseguran los gustos del Rey Juan Carlos se asemejan más a los de un pintoresco mafioso que a los de un monarca de una de las naciones más importantes de la Unión Europea.  Leer también: La mafia colombiana: una historia de derroches

El sitio web revela además que el cuestionado Rey mandó a construir en 2007 un pabellón destinado a la conservación de sus botines de safari y al almacenamiento de sus ostentosas armas, el mismo le habría costado a la corona dos millones de euros que “han sido pagados por Patrimonio Nacional”.